Martes, 24 de enero de 2017

| 2007/04/03 00:00

“La novela es un espejo de quien lee, no de quien escribe”

En charla con SEMANA.COM, la escritora colombiana Margarita Borrero, reciente ganadora del III premio de novela corta Rincón de la Victoria, en España, con la obra ‘El ataúd más hermoso del mundo’, habla de la importancia de este galardón.

La escritora colombiana Margarita Borrero en su casa de Madrid, España.

Margarita Borrero se licenció como comunicadora social y periodista en la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá y en la actualidad realiza un doctorado en literatura europea en la Universidad Autónoma de Madrid. Ha trabajado en medios de comunicación de Colombia y Estados Unidos durante los últimos 13 años y publicado relatos en libros de antologías con otros autores. Acaba de ganar el III premio de novela corta Rincón de la Victoria, en España, con la obra El ataúd más hermoso del mundo, dotado con 9.000 euros y la próxima publicación de la obra.
 
SEMANA.COM: Una periodista que se dedica a la literatura, ¿a qué se debe el salto?
RESPUESTA: La crónica siempre fue mi género favorito y las buenas crónicas son como pequeñas novelas. El periodista tiene en común con el escritor que es alguien que le cuenta a la gente lo que le pasa a la gente, la diferencia radica en el tiempo. En los medios de comunicación el formato limita a la escueta descripción de los hechos, mientras que en literatura puedes extenderte. Eso te permite ir más allá de la noticia, indagar por los motivos, profundizar. En todo caso, el periodismo y la literatura son hijos de la pregunta.

SEMANA.COM: La novela corta es un género híbrido, a medio camino entre el relato y la novela tradicional. ¿Por qué lo eligió?
RESPUESTA: En Latinoamérica es un género con tradición, en particular si se trata de escritores que comienzan. Ten en cuenta que Gabriel García Márquez se estrenó en novela con La hojarasca y Ernesto Sabato con El Túnel. Me siento cómoda en este género de momento, porque tiene toda la tensión del relato sin llegar a la longitud y la complejidad de la novela.

SEMANA.COM: Háblenos un poco de este premio, ¿Por qué precisamente este?
RESPUESTA:  Para una escritora que arranca, un certamen relativamente nuevo parecía lo más indicado. Sus organizadores apuestan con tal firmeza por consolidarlo que han igualado la dotación económica del premio de novela corta Juan Rulfo. Además, el Rincón de la Victoria organiza desde hace muchos años un prestigioso premio internacional de poesía. El de novela corta, que también tiene carácter internacional, va apenas en su tercera edición. Las dos convocatorias anteriores fueron ganadas por escritores españoles. Esta es la primera vez que lo gana una mujer y en lo personal me alegra mucho que esa mujer sea colombiana.

SEMANA.COM: ¿Qué pueden esperar los lectores de El ataúd más hermoso del mundo?
RESPUESTA: ¡Huy!, esa pregunta es muy difícil de contestar, porque la novela es un espejo de quien lee, no de quien escribe. Te contaré lo que encontró el presidente del jurado, Antonio Garrido Moraga, dijo que era una novela muy latinoamericana en su temática, ágil en su estructura, basada en diálogos y con un gran sentido del humor.

SEMANA.COM: El título tiene ecos garciamarquianos, aquel relato titulado El ahogado más hermoso del mundo...
RESPUESTA: Tienes razón, es una manera de expresarse muy propia de él porque también dice que escribir es el oficio más hermoso del mundo, y la abuela de la Eréndira en su juventud fue la más hermosa de la tierra, pero la exageración corresponde a una manera de hablar muy colombiana. Llevo viviendo fuera del país más de una década y eso me ha hecho más sensible a nuestra manera de decir las cosas. Ahora me doy cuenta de que hacemos un uso bastante libre de los superlativos y de los diminutivos. Si el castellano fuera un piano, los colombianos necesitaríamos dos escalas más: una de bajos y otra de altos, para que se adaptara a nuestras necesidades expresivas.

SEMANA.COM: ¿Sobre qué trata la historia?
RESPUESTA: No te voy a decir de qué trata porque para eso he escrito la novela, pero te voy a decir cómo comienza: Un hombre misterioso llega a un pueblo remoto a vender el ataúd más hermoso del mundo.

SEMANA.COM: ¿Cuál fue el punto de partida para escribirla?
RESPUESTA: Cuando murió el papa Juan Pablo II, el primer Papa de cuya muerte tuve conciencia, su ataúd me llamó poderosamente la atención. Era de una sencillez extraordinaria y los medios de comunicación describieron con tal minucia los detalles de cómo estaba hecho, que mientras lo veía con su Papa adentro pensé: debe ser el ataúd más hermoso del mundo. Unos meses más tarde, estaba en Miami cuando pasó por la ciudad el huracán Katrina, el mismo que luego arrasó Luisiana. Entre las imágenes que vi por la televisión me quedé con una en particular, la de los ataúdes arrancados de sus nichos que flotaban entre cadáveres e iban a estrellarse contra los techos rotos de las viviendas. La imagen del ataúd del Papa y la de esos ataúdes astillados, náufragos, se fusionaron en mi cabeza hasta formar la historia de un ataúd que viaja cargado de fatalidad.

SEMANA.COM: Suena un poco a misterio...
RESPUESTA:  Sin embargo, es frente a la muerte cuando más nos afirmamos en la vida. He procurado que la prosa esté cargada de vitalidad, que palpite, que respire y que hasta se quede sin aire en algunos momentos. Hay perros amarillos que proliferan, las plantas crecen y llegan a alcanzar dimensiones prehistóricas, los pájaros cantan hasta que se les revienta el pecho, es la vida que se desborda y la revelación súbita de su potencia sorprende.

SEMANA.COM: ¿La novela se distribuirá en Colombia?
RESPUESTA: La editorial Renacimiento tiene su sede en Sevilla y hasta donde yo sé, la distribución de sus obras es de carácter nacional. Pero tiene una página de Internet donde podrá encontrarse cuando esté lista. Acaban de concederme el premio, así que todavía no he comenzado con las pruebas, la portada y todo lo que implica la publicación. En todo caso, sería fantástico que una distribuidora colombiana se ocupara de llevarla al país. Al fin y al cabo es una novela donde los protagonistas, el lenguaje y la autora son ciento por ciento colombianos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.