Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/29/2007 12:00:00 AM

La ‘Operación Emmanuel’ no se realizó este sábado porque las Farc no entregaron las coordenadas para recoger a los rehenes

La Cruz Roja Internacional informó que tan pronto el grupo armado ilegal entregue el punto exacto los helicópteros se trasladarán para buscar a Clara Rojas, su hijo Emmanuel y a la ex parlamentaria Consuelo González de Perdomo.

Clara Rojas, su pequeño hijo Emmanuel y la ex congresista Consuelo González de Perdomo pasaron un día más atrapados en la selva por culpa de las Farc que a última hora no suministró las coordenadas del sitio exacto para recogerlos. La información –que causó desaliento entre las dos familias de los secuestrados- fue confirmada por la Cruz Roja Internacional. El organismo humanitario informó que tan pronto reciba la información reactivará la llamada ‘Operación Emmanuel’.

De esta manera, la ausencia del mensaje que debía informar el punto en donde tres rehenes serán liberados hizo que se perdiera este sábado. En el momento en que se produzca la información de parte de las Farc el presidente venezolano Hugo Chávez dará la orden para que los dos helicópteros que están en Villavicencio despeguen en el vuelo de la libertad.

Dos helicópteros rusos MI-17 posados en el aeropuerto Vanguardia de esta ciudad, son los instrumentos para poner en marcha la ‘Operación Emmanuel’ y devolver a la libertad a los tres secuestrados. Las dos mujeres llevan casi seis años en poder de las Farc.
 
El presidente venezolano dijo en la tarde de este sábado que para poner en marcha el operativo, solo falta que las Farc revelen el sitio en donde entregarán a los rehenes. El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) coincidió en que esperaban las coordenadas de destino de la misión humanitaria, para poner en marcha el plan.
 
Un acto de desagravio
 
La espera mantiene expectantes a los familiares de los que rehenes que el 9 de diciembre las Farc ofrecieron entregar al presidente Chávez y a los colombianos que por años han escuchado el dramático secuestro de personalidades como las que se aprestan a volver a la libertad. Es decir que se va a cumplir casi un mes desde que las Farc prometieron que dejarían a las tres personas libres “como un acto de desagravio” para el presidente Chávez y la senadora Piedad Córdoba a quienes el presidente Uribe les suspendió de manera fulminante la tarea de mediadores en la búsqueda de un intercambio por considerar que su acción ya no sólo era estrictamente humanitaria sino que se había salido de cauce.

César Mauricio Velásquez, jefe de prensa de la Presidencia de Colombia, declaró que “el vicecanciller de Venezuela Rodolfo Sanz y el comisionado de paz Luis Carlos Restrepo tendrán una reunión con la Cruz Roja Internacional” para afinar detalles del plan para recoger a los secuestrados. “Esperamos que en las próximas horas se defina la segunda fase de esta operación humanitaria”, expresó.

Unos 45 rehenes más siguen en poder de ese grupo armado que condiciona su libertad a un canje por guerrilleros presos, incluidos dos que fueron extraditados a Estados Unidos. En total suman unos 500. El Gobierno colombiano insistió en las últimas horas que está dispuesto a canjearlos pero que necesita la lista de quiénes son porque no sabe los guerrilleros que deben ser liberados.

Día de espera
 
Este sábado fue de gran expectativa en el país por la posible liberación de las tres personas. Así, por ejemplo, por el incierto inicio de la operación mantenía los vuelos comerciales suspendidos en el aeropuerto Vanguardia, cuyas instalaciones eran custodiadas por tres anillos de seguridad de militares, policías e investigadores de la Fiscalía.

Mientras llega la orden para que despeguen, los dos helicópteros, que en sus flancos portan el emblema de la Cruz Roja, fueron revisados por nueve técnicos que se cercioraron que no presentaran fallas y los pilotos de las aeronaves están reunidos en una sala de espera del aeródromo.

Entre tanto, se informó que los comisionados de los gobiernos de Argentina, Brasil, Francia, Cuba, Ecuador y Bolivia, viajaban de Caracas a Villavicencio para continuar con el plan organizado por Chávez. También la congresista colombiana Piedad Córdoba y el cineasta Oliver Stone se encuentran entre los observadores invitados por el presidente venezolano.

Rojas fue secuestrada en 2002 cuando era compañera de fórmula de la campaña presidencial de Ingrid Betancourt, quien corrió la misma suerte y por cuya libertad aboga el gobierno de Francia porque también ostenta esa nacionalidad. González cayó en manos de las FARC cuando la interceptaron en una carretera del suroeste del país en 2001. Emmanuel nació durante el cautiverio de su madre, como fruto de una relación con un guerrillero.
 
Sin contacto con las Farc

Marco Aurelio García, asesor del presidente Luiz Inacio Lula Da Silva, dijo este sábado a Radio Mitre de Buenos Aires, que durante el rescate “no vamos a tener contacto con las Farc porque sería un riesgo para ellos. Me imagino que no van a exponerse a ese punto”.
García especuló que los rehenes serán dejados solos o “con alguien de confianza, que no necesariamente esté vinculado con ellos”, las Farc.

Clara González de Rojas, abuela de Emmanuel, declaró a la radio Del Plata de Buenos Aires que su “expectativa es muy grande. Ojalá que todo se pueda resolver satisfactoriamente”.

Doña Clara –siempre muy sobria y respetuosa de todas las partes- consideró que en la organización del operativo todos han “sido muy cuidadosos, metódicos y, sobre todo, con una disciplina y una organización que yo podría considerar perfecta”.

Entre tanto, el presidente Álvaro Uribe permanecía de descanso en su finca, al norte de Colombia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?