Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/11/2005 12:00:00 AM

La paradoja de la paranoia

Viernes 09. Mientras las cadenas estadounidenses de noticias abren sus puertas a los ciudadanos periodistas tras el paso de Katrina, varios gobiernos quieren cerrar Google Earth por miedo a ataques terroristas.

ciudadanos periodistas ni las grandes cadenas dejaron pasar la oportunidad.

La CNN, por ejemplo, tiene una ciudadanos periodistas ni las grandes cadenas dejaron pasar la oportunidad.

La CNN, por ejemplo, tiene una colección de historias de damnificados y parientes, así como una completa ciudadanos periodistas ni las grandes cadenas dejaron pasar la oportunidad.

La CNN, por ejemplo, tiene una colección de historias de damnificados y parientes, así como una completa galería de imágenes tras el paso del huracán. Otra colección de ciudadanos periodistas ni las grandes cadenas dejaron pasar la oportunidad.

La CNN, por ejemplo, tiene una colección de historias de damnificados y parientes, así como una completa galería de imágenes tras el paso del huracán. Otra colección de imágenes de usuarios puede verse en la página web de la cadena NBC. Y el diario The New York Times abrió un ciudadanos periodistas ni las grandes cadenas dejaron pasar la oportunidad.

La CNN, por ejemplo, tiene una colección de historias de damnificados y parientes, así como una completa galería de imágenes tras el paso del huracán. Otra colección de imágenes de usuarios puede verse en la página web de la cadena NBC. Y el diario The New York Times abrió un Foro de discusión que se nutre con una buena cantidad de comentarios todos los días.

***

Hasta ahí, todo muy bien: las nuevas tecnologías cumplen su función de hacer la comunicación fácil, fluida e inmediata. Pero cuando estos mismos medios empiezan a pisar callos poderosos, muchos cambian el foco con que los ven. Eso fue lo que pasó, paradójicamente, la misma semana del desastre de Nueva Orleáns. Los gobiernos de varios países acusaron al programa ciudadanos periodistas ni las grandes cadenas dejaron pasar la oportunidad.

La CNN, por ejemplo, tiene una colección de historias de damnificados y parientes, así como una completa galería de imágenes tras el paso del huracán. Otra colección de imágenes de usuarios puede verse en la página web de la cadena NBC. Y el diario The New York Times abrió un Foro de discusión que se nutre con una buena cantidad de comentarios todos los días.

***

Hasta ahí, todo muy bien: las nuevas tecnologías cumplen su función de hacer la comunicación fácil, fluida e inmediata. Pero cuando estos mismos medios empiezan a pisar callos poderosos, muchos cambian el foco con que los ven. Eso fue lo que pasó, paradójicamente, la misma semana del desastre de Nueva Orleáns. Los gobiernos de varios países acusaron al programa Google Earth (que permite ver con gran detalle la ubicación de edificios oficiales, instalaciones nucleares u otros potenciales blancos terroristas) como una amenaza para su seguridad nacional.

El gobierno de Corea del Sur, por ejemplo, transmitió recientemente a la Casa Blanca su preocupación, ya que con Google Earth se puede ver el lugar exacto donde se encuentra el palacio presidencial y otras instalaciones oficiales. La Agencia de tecnología nuclear australiana ya había pedido a Google eliminar las imágenes de su único reactor nuclear. Y el gobierno holandés fue todavía más lejos: pidió directamente cerrar el servicio.

Hasta donde se sabe, la Casa Blanca no se ha manifestado al respecto. Pero todo parece indicar que ya tomó acción. Basta entrar a Google Earth y buscar su ubicación: las imágenes salen completamente borrosas.

***

Me pregunto: ¿es realmente tan peligroso para los gobiernos la existencia de Google Earth? Si así fuera, erradicar las imágenes satelitales de Internet sería una tarea prácticamente imposible, como afirma Jessica Fraser en éste

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.