Martes, 24 de enero de 2017

| 2007/02/19 00:00

La policía captura a ‘Iván, El Peruano’; la ficha clave de las Farc en tráfico de armas y narcotráfico

La operación se realizó este domingo en las selvas de Guainía. El detenido fue uno de los cerebros del cargamento de 60.000 fusiles traídos de Jordania por el que también fue acusado el ex jefe de los servicios de inteligencia de Perú, Vladimiro Montesinos.

‘Iván, El Peruano’, de 1.67 metros de estatura, mestizo, con apenas secundaria, nacido en Huanuco, Perú, fue uno de los cerebros en la traída desde Jordania de 60.000 fusiles para las Farc.

Su nombre no le dice nada a los colombianos: Denis Silva Ruiz. Sin embargo, su captura simboliza uno de los más severos golpes recibidos por las Farc en los últimos años.
Basta citar que este hombre, conocido con el alias de ‘Iván, El Peruano’, de 1.67 metros de estatura, mestizo, con apenas secundaria, nacido en Huanuco, Perú, fue uno de los cerebros en la traída desde Jordania de 60.000 fusiles. En una de las operaciones de tráfico de armas más sofisticadas en la que participaron varios países y en el que se movieron pesos pesados del negocio ilícito como el tristemente célebre ex jefe de los servicios de inteligencia de Perú, Vladimiro Montesinos.

Por eso, para la captura de ‘Iván, El Peruano’, la Dijín elaboró una cuidadosa estrategia en la que participaron algunos de sus mejores hombres que lograron infiltrarse en la propia estructura del Bloque Oriental de las Farc, en particular el Frente 16. Una de las estructuras más poderosas de esta organización insurgente y que dirige Jorge Briceño, ‘El Mono’ Jojoy.


La operación de captura se cumplió el pasado domingo en la profundidad de las selvas del departamento del Guainía. En ella participaron cuatro helicópteros Black Hawk UH-60L, tres UH-1H, un avión plataforma y dos aviones cisterna, un antonov – 32 y un DC-9 (para transportar personal y combustible). Como en las mejores películas de acción, la ejecución obligó el descenso por soga rápida, debido a lo inhóspito del lugar donde se desarrollo la operación en zona selvática (5 kilómetros del casco urbano de San Felipe, limites entre Colombia, Venezuela y Brasil).

El departamento del Guainía se encuentra ubicado al extremo centro oriental de Colombia y es una de las zonas donde hacen fuerte presencia las Farc que aprovechan su inhóspito territorio para sus entrenamientos militares y para las siembras de coca.

La historia

Según la Policía Nacional, esta acción se hizo en cumplimiento de la Política de Seguridad Democrática del Gobierno Nacional que fijó como objetivo principal “contrarrestar el accionar delincuencial de los grupos narcoterroristas”.

En el marco de las investigaciones se adelantaron procesos especializados que condujeron a establecer la vinculación de un traficante internacional de armas en el manejo de las finanzas del Frente 16 de las FARC.

Es así como las tareas judiciales determinaron que un sujeto conocido como ‘Iván, El Peruano’, había sido delegado por parte de ‘El Mono Jojoy’ para dirigir las actividades de narcotráfico y tráfico de armas para no solo favorecer al Frente 16 sino a todo el Bloque Oriental de las FARC.

‘Iván, El Peruano’, dice la Dijín, “fue uno de los narcotraficantes de las FARC que gracias a su vinculación con grandes organizaciones internacionales de trafico de armas asumió por disposición de ‘El Mono Jojoy’ las tareas que en su entonces desarrollaron Eugenio Vargas Perdomo, alias ‘Carlos Bolas’, extraditado a los Estados Unidos y a Juan José Martínez Vega, alias ‘El Chigüiro’, quien se encuentra solicitado con fines de extradición por ese mismo Gobierno”.

Como se sabe estos son dos los más importantes cabecillas del Bloque Oriental de las FARC vinculados y capturados por delitos de tráfico de estupefacientes.

Las investigaciones permitieron además determinar que ‘Iván, El Peruano’, había sido uno de los cerebros del gigantesco cargamento de fusiles importados de Jordania que terminaron aprovisionando a todo el Bloque Oriental de las FARC en el año de 1.999.

Mediante tareas investigativas se estableció que se encontraba solicitado por la INTERPOL Colombia, precisamente por su activa participación en el trafico de 60.000 fusiles, de los cuales más de 10.000 resultaron en manos de las FARC. Al momento de su captura, este hombre se identificó con la cédula venezolana No. 16.230.154, a nombre de Iván Ruiz Pérez.

La acción del Grupo Antiterrorista de la Dijín tuvo la coordinación de la Unidad Nacional Contra el Terrorismo de la Fiscalía General de la Nación que terminó con uno de los golpes más fuerte propinados a las Farc en lo que va corrido de este año.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.