Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/1/2003 12:00:00 AM

La privacidad al desnudo

SEMANA entrevistó a Lee Tien, un analista y especialista en privacidad de la Fundación de Fronteras Electrónicas (EFF, por sus siglas en inglés), una organización estadounidense que se ha dedicado a monitorear y denunciar este tipo de violaciones del derecho a la intimidad.

SEMANA reveló en su edición pasada que las agencias federales de Estados Unidos tenían acceso a millones de datos sobre ciudadanos latinoamericanos, incluidos los colombianos, por cuenta de la compra de información privada que hizo la compañía Choicepoint en varios países de la región (ver artículo El Tío Sam vigila). Por cuenta de este hecho se armó un tremendo revuelo en países como México y Costa Rica. En Colombia, en cambio, las autoridades han reaccionado con demasiada pasividad para averiguar quién y cómo vendió estos archivos que incluyen el número de la cédula y el pasaporte, fecha de nacimiento, rasgos particulares de cada individuo y el nombre de los padres.

SEMANA.: Ustedes le han hecho seguimiento y monitoreo a las actividades de Choicepoint, ¿Qué es exactamente y cuáles son las principales actividades de esta compañía?

Lee Tien:Choicepoint es una empresa con base en Atlanta, Georgia. Su negocio es el manejo de información personal. Es lo que nosotros podríamos catalogar como un "corredor de información". Lo que hace es vender información pública, como fechas de nacimiento, estado civil, propiedades y vehículos que posee cada persona. También tiene un registro de créditos y otra información financiera y de mercado de los consumidores. Sus bases son la industria del seguro y el crédito. Es también un abastecedor importante de la información acerca de los antecedentes para contratar empleados. Choicepoint fue creado a través de una derivación de Equifax's Insurance Services Group.

Para no encasillar las actividades de Choincepoint, simplemente piense en alguna situación donde sea útil "saber de alguien" y saber todo acerca de quiénes son, qué poseen y qué hacen. Choicepoint tiene ese tipo de información de millones de personas. Desde mediados de la década de los 90 Choicepoint ha colaborado en ese sentido con los estudios de mercado del gobierno. Un artículo de The Wall Street Journal, publicado el 13 de abril de 2001, denunció que Choicepoint suplía de información personal a al menos 35 agencias del gobierno.

Parte de los negocios de Choicepoint tienen que ver con la aplicación de la ley. Choicepoint maneja una serie de sitios en Internet que se encargan de proveer el tipo de información que le podría interesar, por ejemplo, al FBI (ChoicePoint Online for the FBI). De acuerdo con un artículo de The Wall Street Journal acerca del uso que le da el FBI a Choicepoint, la compañía "se especializa en hacer los que la ley no le permite hacer al gobierno". Su función va desde seleccionar, clasificar y agrupar información de individuos de una variedad de fuentes, incluyendo departamentos de créditos, vendedores y agencias reguladoras, como la Unidad investigativa de servicios de información del FBI (FBI's Investigative Information Services Unit), la cual ayuda a los agentes a obtener información sobre personas para sus investigaciones, quienes confían en los servicios que presta ChoicePoint.

SEMANA.:¿Por qué razón compraría Choicepoint bases de datos de Latinoamérica?

L.T.:No estoy seguro. Pero, basado en lo que han dicho las noticias, podría aventurar dos razones. Primero, un reporte de ventas de Choicepoint del 2001 señaló: "Ahora usted puede identificar y localizar oportunidades de negocio en países extranjeros con el nuevo sistema de búsquedas internacionales de Choicepoint". Aparentemente Choicepoint tiene bases de datos de personas en México, Colombia, Brasil y otros países latinoamericanos. Segundo, los reportes de prensa indican que Choicepoint está vendiendo su información al gobierno de Estados Unidos, incluyendo a los investigadores de inmigración. Tal vez esta información es usada, no para el control en la frontera, sino para el control de las drogas.

SEMANA.:¿Está enterado de la participación de Choicepoint en la Sociedad para la Frontera Suroeste? (un proyecto para aumentar la vigilancia en la frontera terrestre sur de Estados Unidos).

L.T.:La EFF está enterada acerca de los lazos cercanos entre Choicepoint y el gobierno.

SEMANA.: Sabe si Choicepoint está relacionado de alguna manera con el proyecto Terrorism Information Awarness (TIA) o con los proyectos de bases de datos Atlas/Chimera del Departamento para la Seguridad Interna?

L.T.:No estamos seguros, pero es altamente probable que las bases de datos de Choiceoint sean usadas en TIA y Chimera en su aplicación más inmediata, por su conexión obvia entre la información sobre extranjeros y el control de frontera. También sabemos que Choicepoint está involucrado con TSA.

(Nota de la Redacción: TSA son las siglas que identifican en inglés a Transportation Security Administration, un departamento que desarrolló una base de datos llamada CAPPS II, por medio de la cual puede monitorear el nombre de cualquier viajero en territorio estadounidense en los archivos del FBI, el Centro Nacional de Información sobre Delitos, el Departamento de Estado, el Departamento de Impuestos y la Administración del Seguro Social).

SEMANA.: Se podrían comparar estos proyectos, TIA o Atlas/Chimera, con el sistema Carnívoro del FBI para interceptar correos electrónicos o con el sistema Echelon de vigilancia satelital?

L.T.:Sí y no. Carnívoro y Echelon son sistemas para la vigilancia de las comunicaciones. Choicepoint no se preocupa por las comunicaciones, lo hace por los dossier masivos o expedientes con información personal que es generada por las transacciones que hace la gente. Algunas de esas son transacciones con el gobierno como, por ejemplo, adquirir una licencia de conducción, registrar un carro, matricular una casa o ser arrestado o condenado por un crimen. Otras son puramente privadas como compras con una tarjeta de crédito, rentar un carro, comprar algo en una tienda de comestibles, entre otras. Esto se convierte en información histórica sobre cada persona sobre lo que hace, mas no sobre lo que dice o escribe. Pero debería ser obvio que la privacidad está mucho más descubierta cuando una compañía privada sabe en qué te gastas el dinero. Un reporte completo sobre cada cheque que giras o cada transacción con tarjeta de crédito puede ser bastante revelador. Si yo dono dinero a mi iglesia a través de un cheque, si yo contribuyo a una campaña política...

SEMANA.:¿El afán por vigilar de esta manera a los ciudadanos es una consecuencia de los atentados contra las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001?

L.T.:De nuevo, sí y no. El gobierno de Estados Unidos estaba comprándole información a Choicepoint antes del 11 de septiembre. Pero es justo decir que el incentivo de vigilar a cada ciudadano creció desde ese momento.

SEMANA.:¿Esas bases de datos de latinoamericanos podrían ser utilizadas para vigilar inmigrantes y ciudadanos extranjeros en Estados Unidos?

L.T.: Ambas cosas. El gobierno está interesado en seguir los movimientos de la gente que está dentro de Estados Unidos. Tengan en cuenta que Choicepoint ya está dándole información al gobierno sobre las personas que se encuentran en su territorio, incluyendo los extranjeros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.