Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2008/06/27 00:00

La semana que pasó y la que viene

Las fluctuaciones extremas del dólar, la desaceleración de la economía y la entrada de capital mexicano a darle aire a Coltejer, marcaron el fin de la semana. Los recortes que vienen en gasto público será el tema de la que viene. Por Gloria Valencia, editora de economía de Semana.

El precio del dólar repuntó esta semana después de registrar una costante caída.

La semana que pasó…
 
Los últimos días han sido los más agitados en mucho tiempo en el mercado cambiario. La divisa comenzó a recuperarse después de la profunda caída que la llevó a acercarse a los 1.600 pesos. Las medidas del Banco de la República comenzaron a tener efecto sobre la tasa de cambio, pero tal vez, muchos no esperaban que fuera tan abruptamente. El dólar subió alrededor de 200 pesos en la semana, algo que dio para histeria de muchos operadores en el mercado.
 
La tribuna nuevamente se dividió entre quienes consideraron acertada la decisión del Emisor y quienes piensan que será peor el remedio que la enfermedad. Al final se conisguió lo que querían el gobierno, los exportadores y muchos analistas: que el dólar subiera pues de lo contrario arrasaría con muchos sectores económicos.

Al tiempo que el dólar concentraba la atención de los analistas, el Dane entregó las cifras sobre crecimiento económico y mercado laboral. Se confirmó que la economía se desaceleró en el primer trimestre del año. En ese período el Producto Interno Bruto (PIB) aumentó 4,1 por ciento, un ritmo muy inferior al mismo período del año pasado (9,1 por ciento).

Las noticias no son muy buenas en materia de empleo. La tasa de desempleo en mayo se situó en 10,7 por ciento, una leve disminución frente al mismo mes del año pasado cuando estuvo en 11,4 por ciento. El enfriamiento de la economía es la causa de la poca generación de nuevos puestos de trabajo.
 
El viernes a última hora hubo una gran noticia, por fin se firmó el acuerdo de salvamento de la más importante textilera del país. El compromiso lo firmaron Rafael Kalach del Grupo Kaltex de México, la Organización Ardila Lülle, como principal accionista y la administración de la empresa.
 
En los próximos días se finiquitará el negocio.

Los días que vienen…

El mercado cambiario seguirá concentrando la atención en materia económica. Los ojos estarán puestos en el comportamiento de la tasa de cambio que continúa en alza. El hecho de que el Banco de la República haya suspendido las subastas de volatilidad hasta el 8 de agosto, hace pensar que dejará que la tasa recupere más altura. Algunos creen que un tipo de cambio de 2.000 pesos por dólar podría ser conveniente.
 
Se espera que esta semana el Gobierno entregue más detalles sobre el plan de recorte de 1,5 billones de pesos anunciado para este año. Se sabe que 500.000 millones serán en funcionamiento, pero cada cartera tendrá que poner su cuota de sacrificio.






¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.