Jueves, 18 de diciembre de 2014

| 2008/05/28 00:00

La verdad que Juancho Dique no ha querido contar

Hace un mes el excomandante del Frente Héroes de los Montes de María se excusó de asistir a justicia y paz porque se practicó una vasectomía. Hoy miércoles 28 regresa y el fiscal y las víctimas esperan que comience a aclarar centenares de hechos ocurridos en los municipios del norte de Bolívar y su capital, Cartagena.

Uber Enrique Bánquez, excomandante del Frente Canal del Dique del Bloque Héroes de los Montes de María conocido con el alias de Juancho Dique, reanuda su versión ante el fiscal 11 de Justicia y Paz. Se espera que comience a relatar los hechos en los que estuvo involucrado en una docena de municipios del norte del departamento de Bolívar y que hasta el momento ha evadido contar.

Uno de los departamentos en los que más control e injerencia tuvieron los grupos paramilitares, Bolívar, es uno de los que menos se ha visto afectado por la parapolítica, aunque resultó bastante afectado porque, paradójicamente, disminuyó su representación en el senado.

Sin embargo, en este departamento por su extensión e importancia estratégica, existían varios bloques: del centro hacia el norte el control lo ejercían a través del bloque Héroes de los Montes, que a su vez tenía el frente del Canal del Dique con jurisdicción incluso sobre Cartagena; desde Magangue y gran parte de la depresión momposina hasta El Banco, Magdalena, el control lo ejercía alias Chepe Barrera; la mayor parte del sur estaba bajo control de alias Macaco y el Bloque Central Bolívar, y en límites con Cesar con Jorge 40. Era un departamento cercado y controlado por los grupos paramilitares, pero se desconoce la existencia de procesos como el que se le sigue a alias Don Antonio, que controlaba un departamento cinco veces más pequeño como el de Atlántico.

Pero a alias Juancho Dique la Infantería de Marina le incautó en el 2004 un computador en el que hay abundante información sobre finanzas y gastos del frente a su cargo. Por ejemplo, en los balances generales que se conocen del año 2003, consta que el frente tenía un promedio de gastos mensuales cercanos o superiores a cien millones de pesos, están registrados los aportes de las alcaldías municipales, de las fincas, de contratistas, graneros, estaciones de gasolina, comercio, transportadores, negocios de apuestas y de entidades públicas de orden nacional, departamental y municipal.

Las alcaldías de los municipios de Arenal, Arjona, El Guamo, Calamar, Turbaco, Clemencia, Santa Rosa, Villanueva, Turbana, Arroyo Hondo, San Cristóbal, Mahates y María la Baja, están registradas mes a mes como “contribuyentes” de las finanzas del frente paramilitar. Las alcaldías de los municipios más grandes como Arjona, Calamar, Turbaco y María la Baja entregaban todos los meses entre dos y tres millones de pesos, mientras que las más pobres daban un millón mensual. Adicionalmente cobraban un porcentaje por contrato otorgado.

En el computador de Bánquez están registrados aportes cuantiosos de entidades como la Corporación Autónoma del Canal del Dique, Cardique, que agrupa a una docena de municipios ribereños de este canal fluvial que une al Magdalena con la Bahía de Cartagena, como el de marzo de 2003 por veintinueve millones de pesos o el contrato del dragado del Canal en abril del mismo año por valor de veinte millones de pesos y siete más en el mes de mayo. También están incluidos como aportantes contratistas como Menzel Amín y Alfonso Hilsaka.

Pero uno de los episodios más conocido pero nunca aclarado, es cómo se produjo el cambio de apoyo de los grupos paramilitares que en las elecciones para gobernación en el año 2003, inicialmente respaldaban a Alfonso López Cossio, pero un mes antes decidieron cambiar la orden para votar por Libardo Simancas Torres, quien resultó elegido y fue gobernador hasta el 31 de diciembre de 2007.

Un comandante urbano, actualmente preso en la cárcel Modelo de Barranquilla, alias el flaco, contó a SEMANA que ellos mismos, las AUC, iban de municipio en municipio entregando a cada candidato a la alcaldía apoyado por ellos los aportes en dinero para sus campañas. Versiones no confirmadas indican que el mismo Juancho Dique recibió de la señora Enilse López 500 millones de pesos para votar por Simancas. Es también conocidos por todos en Bolívar la bofetada que la señora Enilse López propinó a Simancas cuando éste le mostró a la conocida empresaria del chance el decreto en el que nombraba el gabinete.

Según alias el “flaco” o “geño”, ex comandante urbano, los paramilitares se voltearon por presión de la señora Enilse López, quien apoyaba la candidatura de Simancas y ya las AUC habían decidido en una reunión celebrada en Barranco de Loba en agosto de 2003 que el candidato era López Cossio, candidato del ex senador Juan José García Romero, para entonces liberal, hoy del Partido de la U.

El Frente Canal del Dique tenía en sus filas a 154 hombres, según la nómina de personal incautada a Bánquez. En ella se destacan como comandantes alias el Turco y Zambrano, quien ha estado en cuatro versiones y ha mencionado al exsenador William Montes, al ex alcalde Nicolás Curi y al senador Javier Cáceres, como colaboradores del bloque, así como a varios alcaldes de los Montes de María. La semana que pasó estuvo en versión alias “Beto” o “Montoya”, que era instructor político pero desconoce aportes de políticos conocidos o apoyos de la “empresa” a las campañas políticas.

La clave para descifrar lo que ocurrió en Bolívar la tienen alias Juancho Dique y el comandante Diego Vecino, que hasta ahora también ha sido parco y elusivo ante estos temas. Pero con la extradición de los comandantes en los que ellos se escudaban, se espera que los libretos de las versiones cambien para comenzar a escuchar historias más parecidas a la realidad para comenzar a saber la verdad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×