Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/25/2006 12:00:00 AM

Las alternativas

En caso de ser víctima de un médico negligente o de alguna acción poco ética de su parte, los pacientes cuentan con algunas opciones para reclamar justicia.

“Es algo infame producto de la ineptitud e irresponsabilidad de un médico”, dice Luis Alfonso Carvajal cuando habla del caso de su hijo. Y cuando lo hace, prefiere llevar en sus manos la historia clínica y varios documentos de soporte para respaldar sus acusaciones. Para él y su esposa, los 23 difíciles años de la vida de su hijo, quien sufre de parálisis cerebral e invalidez total, han sido el producto de la irresponsabilidad del médico que estuvo a cargo del parto. (Ver Testimonios en Artículos Relacionados)

Su esposa recibió durante una semana una droga para inducir el parto, que normalmente sólo se formula por un día. Y el médico no asistió a la cesárea que había programado, cuando el bebe presentaba una frecuencia cardiaca tan baja que tuvo que ser revivido por medio de masajes.

La médica consultada por SEMANA.COM anota que el manejo del médico de acuerdo a la historia clínica no fue apropiado y que se cometieron varias fallas importantes. Sin embargo ninguna de las instancias nombradas falló en contra del médico. Luis Alfonso considera que hizo lo correcto, al haber emprendido todas las acciones que consideró posibles y aún espera poder retomar el caso en un juzgado con un abogado que sea también médico.

Pero no todas las personas que sienten que por negligencia médica sus derechos han sido vulnerados saben cómo y ante que instancias pueden actuar. De acuerdo a las historias recibidas en SEMANA.COM, podemos decir que las denuncias, demandas o quejas en ese sentido no son muy comunes.

Cuando alguien considera que ha sido víctima de la conducta anti-ética de un médico, hay varias acciones que puede emprender.

Si una persona quiere poner una queja a nivel ético disciplinario, los tribunales de ética médica son las instancias a las que debe acudir. Es importante tener en cuenta que una sanción ante estos tribunales, como lo asegura Mauricio Duarte, ex miembro del Tribunal de Ética Médica de Santander, es estrictamente disciplinaria y no tiene alcance penal.

Según la ley 23 de 1981 que reglamenta su funcionamiento, la pena más grave que pueden imponer es la suspensión en el ejercicio de la medicina durante cinco años y la más leve, una amonestación privada en donde el tribunal le comunica al médico que ha cometido una falta.

La otra opción es acudir a la justicia ordinaria. José Camilo Ruiz, abogado, afirma que cuando una persona considera que un médico ha cometido un delito puede instaurar una denuncia penal para que el acusado reciba una sanción.

Ruiz explica que en caso en que la persona piense que debe recibir una compensación económica por los daños causados, puede instaurar una demanda civil a través de la que podría recibir una indemnización por parte del acusado.

La desventaja de los procesos civiles y de los procesos penales que no se desarrollan bajo el nuevo sistema penal acusatorio, es que son muy lentos. Cuando llegan a las últimas instancias se pueden extender hasta diez años aproximadamente, y en los casos en que se resuelven rápido, pueden durar cerca de dos años y medio, asegura Ruiz.

Las denuncias penales pueden instaurarse a través del nuevo sistema penal acusatorio en las zonas del país en donde éste ya se ha establecido. De acuerdo con Mauricio Chiquillo, experto en odontología legal y forense y con experiencia en peritazgo en ese tipo de casos, esta opción puede ser en muchos casos la más rápida y efectiva.

Según Chiquillo, el primer paso en este proceso no tarda más de cuatro semanas en darse y es un encuentro entre ambas partes durante el cual es posible llegar a un arreglo. Cuando no hay arreglo, se inicia un juicio oral que no sobrepasa los seis meses después de realizada la denuncia.

Chiquillo advierte que en un proceso como este, es importante que los denunciantes se asesoren de abogados y peritos, que puedan tipificar correctamente el delito y asegurar que hubo una lesión para evitar cualquier contrademanda.

Igualmente, recomienda hacer exámenes de presanidad, es decir un proceso en el que se hace un diagnóstico preciso del estado de salud del paciente antes de que someta a cualquier procedimiento médico.

De acuerdo con Ruiz, la gran ventaja del nuevo sistema es la oralidad porque agiliza los procesos. La desventaja, que las pruebas técnicas tienen un valor muy alto y pueden significar altos costos para los denunciantes.

La mayor parte de quienes compartieron sus testimonios en el especial de SEMANA.COM sobre ética médica coinciden en que la generalidad de los médicos actúa de manera ética y responsable. Sin embargo, anotan que es muy importante conocer estos mecanismos pues en cualquier profesión hay personas que actúan con negligencia o irresponsabilidad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.