Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2007/12/18 00:00

Las Farc anuncian que liberarán a Clara Rojas, a su pequeño hijo Emmanuel y a Consuelo González

En un comunicado firmado por el Secretariado del grupo armado dicen que los secuestrados deben ser recibidos por el presidente de Venezuela Hugo Chávez. Al presidente Uribe le dicen que no a la propuesta de la zona de encuentro y le exigen, de nuevo, el despeje de Pradera y Florida.

Clara Rojas, su hijo Emanuel y la ex congresista Consuelo González serían liberadas por las Farc, según indicó la agencia cubana de noticias Prensa Latina.

Por fin una luz de esperanza. Cuando muchos colombianos ya pensaban que 2007 definitivamente se iría sin una gota de alivio para las familias de los secuestrados, dos familias de los plagiados acaban de recibir la que sin duda es la noticia más importante de sus vidas: las Farc aseguraron que están dispuestas a liberar en las próximas horas a Clara Rojas y a su pequeño hijo Emmanuel –nacido en cautiverio–, así como a la ex congresista Consuelo González de Perdomo. “Ante la infamia uribista y como desagravio al presidente Chávez, a la senadora Piedad Córdoba y a los familiares de los prisioneros, aceptamos su llamado a liberar a la doctora Clara Rojas, a su pequeño Emmanuel y a la doctora Consuelo González de Perdomo como muestra incuestionable de la esperanza que habíamos depositado en su papel facilitador”.
 
Eso sí, las Farc condicionaron la entrega: “Ellas y Emmanuel deberán ser recibidas por el presidente Chávez o por quien él designe, en circunstancias tales que se evite bajezas uribistas como las sucedidas con las ‘pruebas de vida’. La orden para liberarlas en Colombia, ya ha sido impartida”.
 
En el comunicado –divulgado a través de la agencia cubana Prensa Latina– las Farc le respondieron tajantemente que no a la propuesta del presidente Álvaro Uribe de una zona de encuentro de 150 kilómetros para sentarse a hablar del intercambio humanitario. Y, por el contrario, se ratifican, una vez más, en la exigencia de despejar militarmente dos municipios del departamento del Valle: “Reafirmamos la necesidad de despejar Florida y Pradera por 45 días para concretar un acuerdo humanitario”.
 
El anuncio fue divulgado por la propia agencia noticiosa, según la cual el Secretariado del grupo armado –su máxima instancia de mando– les hizo llegar un comunicado de siete puntos en donde manifiesta su intención de dejar en libertad a las tres personas mencionadas.
 
Palo a Uribe, aplausos a Chávez

Un análisis del comunicado permite afirmar la absoluta confrontación de las Farc con el presidente Uribe mientras que alaban y se muestran afectuosas con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Incluso, en el texto hay varios expresiones de Chávez con los que ha insultado a Uribe que ahora las Farc toma como suyos: Gobierno “arrodillado ante el imperio”. Y, entre tanto, sentencian que la liberación de los tres secuestrados ni siquiera es producto de un acto humanitario como un reflexión de lo que significa tener hasta un niño secuestrado sino como desagravio a Chávez y a la senadora Piedad Córdoba.
 
Tanto el Presidente venezolano como la congresista colombiana despeñaron entre agosto y noviembre últimos una labor de facilitación para los acercamientos con las Farc que, si bien fue abortada por decisión del presidente Álvaro Uribe, avanzaba rápidamente hacia la consecución de pruebas de supervivencia de los rehenes y en busca de su liberación. (Ver artículo relacionado ‘Estos fueron los cinco grandes avances de la gestión de Piedad Córdoba con las Farc’).

Uribe puso fin a la mediación argumentando que las Farc la estaban aprovechando para reposicionarse internacionalmente. Sin embargo, tanto Chávez como Córdoba manifestaron su intención de seguir trabajando en el tema lo que ahora crea un problema adicional porque un asunto tan sensible como es el del manejo del orden público se está decidiendo fuera de las fronteras.
 
Las Farc respaldan en el comunicado a Chávez y a Piedad y muestran su molestia a Uribe por haberlos retirado fulminantemente de su papel de mediadores. “La indignante anulación de la gestión facilitadora fue un acto de barbarie diplomática contra el legítimo jefe de un estado hermano y contra el pueblo venezolano, solidarios con la solicitud hecha desde Bogotá”.
 
Mención a Sarkozy

E incluso, aseguran que el daño no sólo fue para Chávez y Piedad sino para otros Estados. “Con ese vergonzoso portazo se sentó un pésimo precedente, pues también lo recibieron el presidente Sarkozy, los presidentes latinoamericanos solidarios con la tarea facilitadora, otros gobiernos siempre diligentes para asuntos humanitarios, el movimiento de países no alineados, los pueblos de Francia, Estados Unidos, Latinoamérica entera y, especialmente, los esperanzados familiares de los prisioneros de guerra de las dos partes que presentían más cerca el final de sus angustias”.
 
Y es que mientras Chávez decía públicamente que estaba dispuesto a recibir a un grupo de rehenes, la senadora Córdoba –sin autorización de Uribe– emprendió una gira internacional para pedir nuevo apoyo en pro de la liberación de los secuestrados y contra la opción del rescate militar.

Sin embargo, en el comunicado no hacen ninguna mención de Íngrid Betancourt, cuyas imágenes causaron profunda conmoción en el mundo por su lamentable estado al que la tiene sometidad el grupo armado.
 
Como se recordara, el 31 de noviembre el gobierno capturó a tres milicianos de las Farc que transportaban las pruebas de supervivencia de 17 de los secuestrados: los tres cooperantes militares norteamericanos, la ex candidata presidencial Íngrid Betancourt, el ex senador Luis Eladio Pérez y 12 integrantes de la Policía y el Ejército Nacional.

Víctimas de una tragedia

Pese a que el país no conoce aún su rostro, Emmanuel se convirtió en el símbolo más grande la tragedia del secuestro en Colombia. Nadie sabe su edad exacta, sus gustos, sus hábitos de vida. Sencillamente es un niño plagiado desde antes de nacer.

Junto a Rojas y su hijo será liberada la ex congresista Consuelo González, secuestrada al regreso de una correría política por el Huila. La noticia de su secuestro no tuvo tanto despliegue como otros plagios debido a que horas después ocurrió el atentado terrorista que derribó las Torres Gemelas de Nueva York, el 11 de septiembre de 2001. Consuelo fue viuda y abuela en cautiverio. La única imagen conocida de ella es una prueba de supervivencia de hace casi tres años en la que aparece visiblemente conmovida pidiéndoles a sus dos hijas que no desfallezcan ante la adversidad. (ver multimedia relacionada seis años sin Consuelo).

Patricia, una de ellas, se enteró de la noticia de la liberación de su madre mientras llevaba al médico a la pequeña nieta que Consuelo no conoce. Su alegría era infinita, pero en medio de la felicidad dejó entrever el temor ante una posible frustración. “¿De verdad, lo dijeron las Farc?”. Semana.com le contó que la versión fue entregada a una agencia internacional y la voz de Patricia se quebró. “Es la noticia más bella que nos han podido dar. Y va a ser una noticia muy importante para todos los secuestrados, porque tan pronto salga mi madre vamos a trabajar con ella por la liberación de todos”.

Para la liberación de los otros canjeables (cerca de 40) la guerrilla le exigió una vez más a Uribe el despeje de los municipios vallecaucanos de Pradera y Florida, en Valle del Cauca, durante 45 días. Respecto al área de encuentro de 150 kilómetros ofrecida por Uribe en cualquier sitio en el que no sea necesario remover Fuerza Pública y las Farc estén desarmadas, dijeron que es “improvisada”. (Ver texto completo del comunicado de las Farc).
 
La misma iniciativa había sido planteada hace dos años por los facilitadores de Francia, España y Suiza. En su momento fue aceptada por Uribe, pero rechazada por las Farc, quienes no confían en la idea de negociar desarmadas y además quieren ganar el punto de honor de hacer que Uribe repliegue las tropas oficiales así sea en una porción muy pequeña del territorio nacional.

Por cuenta de ese juego político-militar las Farc y el gobierno no se han puesto de acuerdo respeto a las reglas de juego para el intercambio, mientras los secuestrados siguen cautivos en la selva.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.