Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/5/2002 12:00:00 AM

Las mujeres paz haremos...

Miles de mujeres colombianas de todas las razas y edades, se reunieron para protestar contra la guerra, pedir una salida negociada al conflicto y reclamar por los derechos que han logrado construir los movimientos sociales femeninos. "Las mujeres paz haremos... movilizándonos en contra de la guerra", es el texto leído el pasado 25 de julio en la Plaza de Bolívar.

Bogotá, 25 de julio de 2002
Cuando se siente que podría tomarse
En una sola mano de mujer
Un manojo de llaves
Para abrir las compuertas de todas las prisiones
Y que podría repartirse esta voz
Entre millones
Como pan venido a más,
Sin pensar en nada supersticioso o milagroso
Como un pan ansiado
Desde el encierro oscuro del hambre
Cuando soy más porque soy menos y soy todos;
Cuando me ocupas, Colombia y soy ese botón agradecido
Que ha buscado su ojal
Entre lo oscuro de la tarde
Y se ha topado con la sal de tu sol
Cuando la vida vuelve a ser este milagro
Escribo Vida con mayúscula y te canto.

Anabel Torres

Nosotras mulatas, negras, afrocolombianas, jóvenes, campesinas, urbanas, trabajadoras, amas de casa, mujeres de todos los estratos sociales, religiones y etnias, procedentes de las diversas geografías del país hemos decidido convocar y hacer presencia en esta Plaza de Bolívar, para alzar nuestras VOCES DE REBELDIA que darán testimonio de que aquí estuvimos, las mujeres, manifestando Nuestro No Rotundo a la Guerra.

Esta movilización es una forma de guardar para la historia la rebeldía de las mujeres, para que nuestras conciencias no sean colonizadas, suprimidas y vaciadas de pasado y presente. Una forma de resistir ante el deseo de aniquilar todo testimonio de que en nuestras tierras ha existido algo más que el silencio, las tumbas, el desplazamiento forzado y el miedo.

Las mujeres hemos ido construyendo un vasto movimiento que va desde la defensa de los derechos humanos, de la lucha por mejores y justas condiciones de vida, hasta vindicar la construcción de una sociedad en la cual la diferencia no sea motivo de subordinación, opresión y eliminación. En este sentido las mujeres somos artesanas de una democracia por hacer, basada en la vida digna, y el respeto a la persona humana.

Hoy estamos viviendo una economía de guerra, que ha feminizado la pobreza, lo que ha significado más mujeres pobres en Colombia, menores posibilidades de participación, mayor desempleo y el recorte a todos los programas sociales que han sido conquistas del movimiento social de mujeres, en la búsqueda de los derechos que hoy continuamos reclamando.

Hoy, asistimos en el país a la consolidación de un Estado totalitario y a la desolación y destrucción de pueblos, escuelas y familias en el campo y en las ciudades, a millonarios gastos en armas y en la guerra, a la militarización de la vida de las colombianas y los colombianos, a la violación generalizada de los derechos humanos de mujeres y hombres y del derecho internacional humanitario, a la corrupción y a la impunidad, al desplazamiento, a la violación de mujeres y niñas, al incremento del desempleo y del subempleo, al hostigamiento, a la negación del libre ejercicio de la sexualidad y del amor, al crecimiento y fortalecimiento del paramilitarismo y las guerrillas. Ante esta situación de barbarie y dolor las voces de las mujeres aquí presentes, de las ausentes, de las violadas, de las asesinadas, de las desaparecidas, de las amenazadas, de las exiliadas, de las detenidas, de las refugiadas, de las torturadas, de las amedrentadas, de las masacradas, de las destrozadas por el dolor y la barbarie. Todas a una sola voz afirmamos:

1. Hoy en el país, hemos visto crecer miles de propuestas de paz, muchas de ellas supeditadas a discursos guerreristas y a la dinámica de la guerra. Hoy, las realidades del país nos exigen una postura ética y política contra la GUERRA.

2. Frente a los actores armados ilegales convocamos a las colombianas y colombianos a construir la autonomía y a defender la resistencia civil, la cual no debe continuar siendo usurpada por el Estado en el ámbito nacional y regional. A LA GUERRA LAS MUJERES OPONEMOS LA RESISTENCIA ACTIVA NO VIOLENTA.

3. Demandamos del Presidente Electo que se comprometa ante las mujeres colombianas con un política de Estado a favor de la búsqueda de salidas políticas y negociadas para el conflicto armado, social y político ya!!!!!! No estamos dispuestas y nos opondremos a apoyar la política de armar 1.000.000 de personas para contribuir con la fuerza pública. El Estado no puede bajo ninguno pretexto involucrar a la sociedad civil en el conflicto armado.

4. De manera urgente el Estado y la insurgencia deben llegar a acuerdos humanitarios que tengan en cuenta las violaciones a mujeres, el involucramiento de los y las menores en la guerra, el reclutamiento forzado, el uso de armas no convencionales y de efecto indiscriminado, el uso del glifosato, la liberación de los secuestrados/as y la rendición de cuentas por parte del Estado de todos/as los desaparecidos y desaparecidas.

5. Demandamos del Estado que en el proceso de negociación política con la insurgencia, la participación directa, autónoma y decisoria de las mujeres con la inclusión de las respectivas agendas. No legitimamos que los actores armados o políticos hablen a nombre de las mujeres o que representen nuestros intereses.

6. Convocamos a los medios de comunicación para que se comprometan con generar una información y difusión de una cultura para la vida y no para la guerra.

7. Para desmilitarizar la vida convocamos a mujeres y hombres a:

-Negarnos a ser reclutadas para la guerra.

-A vestir a las niñas y a los niños con prendas militares y a no permitir su ingreso a guarniciones, batallones o estaciones militares y policiales o a cualquier frente o campamento guerrillero o paramilitar.

-A Apoyar la objeción de conciencia de todos aquellos jóvenes que decidan no prestar servicio militar, ni ir a la guerra.

-A negarnos a pagar impuestos para la guerra y exigir que los impuestos que pagamos se constituyan en nuestro aporte para la inversión social, que conlleve al desarrollo humano sostenible para los más de 26 millones de pobres del país.

Exhortamos a todas las mujeres y hombres de Colombia a derrochar creatividad, sueños, imaginación, utopías, solidaridad, inteligencia, capacidad política, nuestro indeclinable compromiso con la vida y el acumulado social que progresiva y lentamente hemos tejido, para construir el país pluralista, democrático, autónomo y soberano.

¡NO A LA GUERRA! ¡NEGOCIACION YA!
FIRMAN
Ruta Pacífica de las Mujeres
Iniciativa de Mujeres por la Paz
Mesa Nacional de Concertación de Mujeres
Red Nacional de Mujeres
Organización Femenina Popular
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.