Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/5/2003 12:00:00 AM

Las reformas de segunda generación

El presidente Alvaro Uribe estuvo Washington la semana pasada. Se reunió con su homólogo estadounidense George Bush, y con varios senadores e industriales norteamericanos, para tratar temas como el comercio bilateral, la lucha contra el narcotráfico y los derechos humanos. Lea un detallado informe de su visita.

Los latinoamericanos se quejan de la falta de oportunidades económicas y la calidad de democracias en que viven. Incrementar el comercio entre países trae riquezas que filtran hasta los más pobres. El presidente Uribe viajó a Washington la semana pasada con la esperanza de sacar un tratado de libre comercio con Estados Unidos. Regresó a casa esta semana con la promesa de que el secretario de Comercio estadounidense, Robert Zoellick, pronto visitará Colombia. La preocupación está en que en el año 2006 se terminará el Acta de Preferencias Arancelarias Andinas (Atpa) y si todavía no ha entrado en vigencia el Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (Alca se perderá el mercado de Estados Unidos. "Tenemos mucho trabajo que hacer", dijo el presidente estadounidense George Bush, el pasado miércoles cuando se le preguntó sobre un posible tratado comercial entre los dos países. "Una cosa clara es que hemos abierto el camino hacia el Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (Alca) del cual tengo absoluta confianza en que incrementará la capacidad de la economía colombiana para crecer". Seguridad y narcotráfico fueron los otros temas que dominaron la agenda del mandatario colombiano. Aunque las reformas neoliberales, el libre mercado, y las privatizaciones, estaban muertos según algunos críticos, la agenda de Uribe muestra que han sido reencarnados en las "reformas de segunda generación". Washington ahora filtra su ayuda bajo la exigencia de reformas en otras áreas: educación que prepare para un mundo globalizado, el entrenamiento de empleados legislativos para que el gobierno pueda hacer un trabajo más eficiente en la construcción de una democracia, la promoción de ciudadanos en construir las instituciones de gobierno, la lucha contra la corrupción, la ayuda a gobiernos municipales y regionales a expandir sus servicios, y medios de comunicación más abiertos. Comercio Aunque el más grande mercado de exportaciones americanas es Canadá, Estados Unidos vende más productos a Latinoamérica y el Caribe que a la Unión Europea y Asia. Las exportaciones americanas a Latinoamérica han crecido en 137 por ciento, mientras que las exportaciones al resto del mundo han crecido en 96. Estados Unidos exporta 150.000 millones de dólares a Latinoamérica y el Caribe, e importa anualmente 204.000 millones de dólares en productos de estas regiones, según dijo Roger F. Noriega, el embajador de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos cuando habló el pasado jueves ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado. Estas importaciones son 600 veces la cantidad que estos países reciben en ayuda cada año. En este momento, la economía mundial no está creciendo y por lo tanto la tasa del Producto Interno Bruto (PIB) americano aumenta anualmente en 2 por ciento. Para que Estados Unidos tenga un índice de empleo satisfactorio, el PIB debería estar creciendo en 4 por ciento, dijo el secretario del Tesoro, John Snow, en la conferencia del Consejo de las Américas en Washington el pasado 28 de abril. Snow se reunió con Uribe en Cartagena el pasado 25 de abril. Un acuerdo EE.UU.-Chile está por implementarse. Se están explorando oportunidades con Uruguay y los países de Mercosur. Se está cocinando otro acuerdo bilateral con Centroamérica ya que ciertas empresas americanas están establecidas allá. "Las negociaciones entre Estados Unidos y Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua están bastante avanzadas, dados los lazos comerciales profundos entre estas dos regiones", dijo Carola Sandy, economista encargada de Latinoamérica para Credit Suisse First Boston en Nueva York. "Bush va a bloquear seguramente el comercio libre con Chile ya que Chile no hizo parte de la coalición contra Irak. El caso de Colombia es diferente. Uribe viene a pedir cuenta y el viaje de Snow a Colombia muestra un endorso," dijo Alberto Bernal, el economista encargado de Colombia para Idea Global, un centro de investigación basado en Nueva York. (El senador Bill Frist, líder de la mayoría republicana, y el senador Tom Daschle, líder de la minoría demócrata, le dieron públicamente las gracias a Uribe por apoyar la coalición en la guerra contra Irak.) "Si la economía se mantiene y si los empresarios colombianos saben aprovechar, unos 600 a 700 millones de dólares se pueden incrementar de exportaciones hacia Estados Unidos. El nivel de comercio en Colombia está tan deprimido que ya no se puede bajar más", añadió Bernal. Un acuerdo EE.UU.-Colombia podría crear millones de puestos de trabajo en Colombia. "El comercio puede ser un poderoso mecanismo político para alinear países,"dijo Luis Ogañes, un economista encargado de la región Andina para JP Morgan Chase en Nueva York. "La razón clave por el terrorismo en Colombia son las inmensas áreas donde se produce la coca. Se necesitan cultivos alternativos. Cincuenta por ciento de las exportaciones colombianas llegan a Estados Unidos y es un importante mercado para Colombia." El mensaje de Washington es: un consenso para un acuerdo comercial está en manos de los colombianos. Pero los grupos políticos y económicos colombianos se tienen que poner de acuerdo para poder cumplir ciertos requisitos, como cuotas y tarifas, que impone Estados Unidos para un tratado comercial. Según el viceministro de Hacienda, Juan Ricardo Ortega, ciertos grupos políticos optan por crear un ambiente que no atrae a los mercados extranjeros. "Es inmadurez por parte nuestra. Estamos verdes y lamentablemente tienen razón," dijo Ortega. "Tenemos que hacer un proceso interno entre los grupos políticos y económicos para generar un consenso. No nos hemos sentado todos. Es una reflexión para preguntarse ¿quiero esto para mí? Esa reflexión no se ha dado a nivel de toda la sociedad". La canciller Carolina Barco explicó: "Habría que mirar los diferentes productos, la parte de inversión y la parte de derechos intelectuales. Todos estos aspectos que son parte hoy en día de cualquier negociación bilateral". En el reporte de 2003 del representante de Comercio de Estados Unidos, Colombia aparece como "país en la mira" de violación de propiedad intelectual. "El nivel de piratería en Colombia continúa alto", dice el reporte. Noventa por ciento de videos en el mercado colombiano son pirateados. Igualmente preocupan las grabaciones de música que se encuentran en los mercados de pulgas y en cada esquina, el uso ilegal de software en los negocios, y los libros fotocopiados sin permiso del autor. Estados Unidos está monitoreando seriamente estas graves violaciones de propiedad intelectual antes que Colombia sea admitida en el Atpa. La interdependencia que crea el comercio también trae riesgos. Los escépticos argumentan que el terrorismo ha hecho lo que los movimientos antilibre comercio no han logrado hacer. Después del 11 de septiembre, Estados Unidos incrementó la seguridad para proteger aeropuertos, terminales de bus, y puertos marítimos. Sin embargo, aclara el embajador colombiano en Washington, Luis Alberto Moreno, que la seguridad y el temor de disparar las exportaciones ilícitas no han sido temas tocados en las negociaciones bilaterales. Los comerciantes tendrían que registrase bajo la Coalición de Negocios Anti-Contrabando (Cnac), un programa que previene que los narcotraficantes usen los cargamentos legítimos. Cnac, una parte clave del Plan Colombia, logra que la aduana americana conozca a los frecuentes exportadores colombianos. Cnac también funciona en exportaciones con Perú, Costa Rica, Ecuador, Panamá, Venezuela y México. El viernes pasado, el comisionado estadounidense de la Protección de Aduanas y Fronteras, Robert C. Bonner, anunció que cualquier carga sobre la cual no se haya hecho una declaración específica de su contenido, no será descargada en Estados Unidos. No se permitirán declaraciones que dicen "Mercancía General" o "Todo Tipo de Contenido". Desde el próximo 15 de mayo, tampoco desembarcarán en Estados Unidos cargas en las cuales el nombre y la dirección de quien la envía no estén claramente marcados. Las consecuencias serían una multa a las compañías de carga de 5.000 dólares para la primera infracción y 10.000 dólares para las siguientes. Seguridad, Derechos Humanos y Corrupción "No necesitamos tropas americanas. Nuestras tropas están creciendo y serán suficientes para vencer los terroristas en Colombia. Pero necesitamos aviones, satélites, radares, y camiones" , dijo Uribe al salir de la reunión el miércoles en la Casa Blanca. "El reto de combatir el terror en Colombia necesita más y más apoyo. Nosotros tuvimos la oportunidad de hablar con el presidente Bush sobre esa necesidad de más asistencia técnica para Colombia". A puerta cerrada, según testimonios acerca de los debates del Senado estadounidense, es posible que se haya hablado de ayuda monetaria para entrenar más carabineros, policías, unidades móviles, unidades antisecuestro y escuadrones antibombas. La solicitud de Uribe la manifestó el embajador Noriega el pasado jueves ante el Senado. "En Colombia, el presidente Uribe ha pedido ayuda para entrenar uniformados, para equipos y para apoyo de inteligencia. Tenemos que continuar este firme apoyo para gobiernos que se encuentran asaltados. Este aumento de estrategia ha producido resultados significativos, notablemente con la reducción de 15 por ciento del cultivo de coca en Colombia el año pasado", dijo Noriega. Igualmente, se tocaron temas concernientes al respeto por los derechos humanos y al tema anticorrupción. "Se mostraron los resultados de la gran lucha del Vicepresidente de la República para lograr respeto a los derechos humanos. Eso ha sido bien recibido," dijo Uribe el jueves al salir de la reunión con el senador Edward Kennedy. Los representantes de prensa tanto del senador Kennedy como de su colega Patrick Leahy, quien es uno de los más grandes críticos de los lazos entre paramilitares y militares, sostuvieron que no querían comentar sobre la reunión con Uribe. Uribe dijo que trajo pruebas de avances contra la corrupción: el decreto 2170 que obliga una selección más objetiva de todos los contratistas y audiencias públicas para adjudicar contratos. Una cosa es definitiva, los logros del presidente Uribe en los pasados ocho meses han dejado a Washington impresionados. El jefe del Comando Sur del Ejército de Estados Unidos, el general James Hill, constató el progreso de las Fuerzas Militares colombianas y elogió su trabajo. Las reformas de segunda generación abrirán espacios democráticos. "Colombia entiende la necesidades de combatir el terrorismo en nuestro país y en cualquier otro. Su gobierno, su gente, su país, son nuestros mejores aliados para que podamos triunfar en nuestro camino", le dijo Uribe a Bush. *Corresponsal de SEMANA en Nueva York
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.