Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2007/01/26 00:00

Lo bueno, lo malo y lo cierto de Colombiatex 2007

Colombiatex 2007 tuvo mejor afluencia de compradores internacionales, pero las ventas ni siquiera igualaron a las de la feria pasada. ¿Qué pasó con este certamen que se realizó esta semana?

En esta edición de Colombiatex hubo 550 expositores.

La décimo novena edición de Colombiatex, feria que terminó ayer en Medellín, reportó 29 millones de dólares, mientras el año pasado las ventas alcanzaron los 33, 1 millones. Según Andrés Restrepo, Coordinador de la feria, “hay negocios que todavía no se han cerrado y por eso no están reportados en el informe, pero las ventas deben ser mayores”.

Para Restrepo, es un éxito haber vendido 29 millones de dólares en sólo tres días, pero nadie niega que son las ventas las que confirman el éxito. Por ahora sólo se espera la confirmación de nuevos contratos para que el monto de las ventas alcance al menos los 33 millones de 2006.

La participación internacional mejoró en relación con las ediciones anteriores, pero eso no alcanzó para lograr la meta de 35 millones establecida para el final del evento.

El año pasado asistieron 1.542 compradores extranjeros y en este el número llegó a 1.600. Claritza Rojas, representante de Proexport, asegura que la delegación venezolana se destacó, con 320 compradores que invirtieron casi 12 millones de dólares en negocios a seis meses, mientras Estados Unidos, con 33 compradores, reportó compras por 8,5 millones.

La delegación de Ecuador también fue significativa, con 300 compradores; le sigue México, con 60; Centroamérica, con 40, y el Caribe y Europa, con 10 cada uno.

Otro asunto relevante, de acuerdo con Sandra Ocampo, representante de la agencia de cooperación de la Alcaldía de Medellín, es la llegada a Colombia de la compañía Textiles Maracay, que viene con una inversión de 20 millones de dólares, lo cual representa para el país entre 400 y 500 empleos directos.

Unas 450 Empresas de Latinoamérica, Estados Unidos y España participaron en el evento y presentaron diversas líneas de moda, telas en bases naturales y sintéticas, insumos textiles, maquinaria y capacitación técnica.

Este año se destacaron nuevas tendencias, como las telas inteligentes y los textiles técnicos, que cada vez tienen mejor aplicación en el sector nacional. Las fibras especializadas les están dando un nuevo valor a las prendas por sus ventajas y beneficios para la salud y la comodidad.

No sólo las telas se llevaron el crédito. Los pabellones, por ejemplo, este año tuvieron su propia especialidad. El de maquinaria fue tres veces más grande que el de ferias anteriores. Y el pabellón Afin, dedicado a la capacitación, contó con 5.200 participantes a las cuatro conferencias diarias.

La feria ganó terreno internacional y les brindó a los visitantes la oportunidad de conocer empresas textiles de 12 países, incluido Colombia. La apuesta por la tecnología y la capacitación son dos de los aciertos más destacados de la feria, aseguró Roque Ospina, director de Inexmoda.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.