Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2008/02/04 00:00

Lo que no entendió el Polo

Óscar Sevillano opina que el Polo Democrático Alternativo no acató el llamado a la marcha y convocó a una manifestación distinta, sin tener en cuenta el costo político que tal acto le puede traer.

El Polo Democrático Alternativo y las centrales obreras decidieron hacer toldo aparte en la marcha. Foto: Foto: León Darío Peláez

Se calcula que más de un millón de personas, no solo en la ciudad de Bogotá, sino en otras ciudades tanto de Colombia como de otros países, salieron a las calles a sentar su voz de protesta contra los actos de barbarie cometidos por las Farc, diciéndoles “basta ya”, para lo cual invitaron a todos los colombianos sin importar su origen, raza, color político etc. Muchos atienden el llamado, con excepción del Polo Democrático Alternativo (PDA), quien decide armar carpa aparte.

En un principio, el Comité Ejecutivo del PDA anunció que el partido político no participaría en el evento convocado a través de Facebook por un grupo de jóvenes, pues consideraron que los mensajes eran confusos y planteaban el dilema de "o las Farc o el gobierno de Uribe", al cual hacen oposición. Tal pronunciamiento trajo las críticas de los analistas quienes no entendieron cómo una organización de personas que se consideran demócratas no atienden el llamado de los colombianos a rechazar las acciones de un grupo armado que ha cometido secuestros, masacres y asesinato de civiles inocentes, pero que además mantienen en su poder a personas desde hace más de 10 años sometidos a la inclemencia de los terrenos selváticos del país, sin importarles su estado de salud.

Ante tales opiniones el PDA anuncia a través de su presidente, el ex candidato presidencial Carlos Gaviria, que no participaría en la marcha, pero que sí se harían presentes en la Plaza de Bolívar de Bogotá, horas antes de que ésta comenzara, para pedir por el intercambio humanitario y protestar contra todas las formas de violencia, en pocas palabras, que armarían toldo aparte.

Quienes convocaron a la protesta contra el grupo armado manifestaron su molestia por considerar que la intención del PDA era desvirtuar el sentido del llamado que se había hecho. Y no era para menos. La idea de este evento surgió cuando se entregaron las pruebas de supervivencia de quienes se encuentras privados de la libertad, y mediante éstas, el mundo entero supo de las condiciones de salud, sus tristezas y su manera de sentir la muerte en vida a la que las Farc los han sometido durante tanto tiempo, razón por la que sus peticiones hacia el PDA, se hicieron en el sentido a que este se uniera a las voces de los marchantes y demostrara que su discurso no era complaciente con las acciones del grupo armado.

Puede ser que la manifestación de la militancia del PDA sea válida y se haya hecho con las mejores intenciones de apoyar a los familiares de quienes se encuentran en cautiverio, pero también es de entenderse que la iniciativa de gritarles a los guerrilleros de las Farc “basta ya”, implícitamente se les decía también, no más secuestros, no más derramamiento de sangre, libérenlos ya.

Lastimosamente, el PDA no supo entender el fin de la marcha, y se dejó llevar por los ánimos de oposición al proyecto de seguridad democrática, liderado por el gobierno del Presidente Álvaro Uribe, acto que los organizadores consideraron como oportunismo, lo que en un futuro le podría significar un costo político muy alto, ya que el fin de la manifestación era pedirle al grupo rebelde demostraciones de paz y no reafirmar un proyecto de tipo partidista, pero sobre todo que rechaza tajantemente la oposición armada y los actos que van en contra de la dignidad de quienes tienen sometidos al cautiverio.

OSCAR FERNANDO SEVILLANO
sevioscar@hotmail.com


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.