Jueves, 19 de enero de 2017

| 2007/06/28 00:00

Londrina reloaded

Pequeña cronología de lo que quería escribir...

Londrina reloaded

Cuando iban como diez minutos del primer tiempo, partido de potero. Añoralgias… Qué diferencia con aquel Colombia-Paraguay de la Copa América de 1987. Qué dirán los que despotrican de Maturana y no le reconocen ni una…

Cuando Colombia bota el penalti… típico ahora nos hacen uno en menos de cinco minutos. Y suaz… tenga.

Pero eso que don William Vinasco Ch llama “la fe” seguía intacta porque al fin y al cabo Paraguay no es gran cosa, más allá de que tenga buenos jugadores.

Dos a cero, la misma fe de don William, pero aplicada al contexto: si Brasil perdió 2 a 0 con México, ¿qué tiene de malo que Colombia pierda 2 a 0 con Paraguay? Bueno, y lo del mejor tercero, lo de la diferencia de goles, esas cosas de las que hablan quienes saben que así jueguen durante diez horas más Colombia no hace gol.

Tres a cero, todos de Roque Santacruz, pues quería titular esto las comparaciones son odiosas y decir algo así como “hace 20 años, Colombia comenzaba un nuevo proceso, dos cero a Bolivia, 3 a 0 a Paraguay con tres goles de Iguarán”, otro vainazo a los que no le reconocen a Maturana ni el 5 a 0 nio el 1 a 1 con Alemania (que los hay, los hay, y por montones)… hasta me parecía bonita esa trágica simetría del 3 a 0, de Iguarán y Santacruz.

Luego llegó el cuarto y presagié el fantasma: los paraguayos saludándonos en calles y aeropuertos sonrientes con los cinco dedos desplegados, como algunos colombianos idiotas siguen saludando a los argentinos.

Cuando el fantasma del 5 a 0 se hizo realidad, bueno… tocará llamar a Maturana (y al Pibe y a Rincón y al Tren Valencia y a Asprilla) para que le volvamos a ganar a Argentina 5 a 0 y nivelamos este asunto aquel de la difertencia de goles.

En realidad, a la altura del 4 a 0 me puse a saltar del partido al canal Arts donde pasaban a esa hora una bonita versión de Rhapsody in blue, de George Gershwin, dirigida por sir Simon Rattle.

Conclusión: cualquier parecido con Londrina es pura coincidencia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.