Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2007/10/19 00:00

Los candidatos en Antioquia mostraron sus diferencias

Los cinco candidatos a la gobernación de Antioquia mostraron sus cartas en la noche del jueves en Medellín en uno de los últimos debates por televisión convocados por Teleantioquia, Caracol Radio, Votebien y Semana.

Los candidatos en Antioquia mostraron sus diferencias

El candidato por Alas-Equipo Colombia, Luis Alfredo Ramos, acostumbrado a no participar en debates, decidió asistir al de anoche en las instalaciones de Teleantioquia. Llegó sobre el tiempo. Sabía que su ausencia podría afectar negativamente su imagen en las encuestas, que ya le empezaban a cobrar los desplantes a los rivales en varios escenarios de debate.

A las ocho y tres minutos de la noche estaban los cinco candidatos –Luis Alfredo Ramos, Eugenio Prieto, Benicio Uribe, Jorge Gutiérrez y Rodrigo Saldarriaga- organizados para contestar a las preguntas de los periodistas de Caracol Radio, Votebien, la revista Semana y Teleantioquia.

Aunque muchos televidentes en Antioquia esperaban un enfrentamiento más directo entre los dos punteros, Ramos y Eugenio Prieto, en sus respuestas no hubo indirectas ni comentarios que pudieran “manchar” al otro. Tal vez, el aspirante más punzante y original fue Rodrigo Saldarriaga, del Polo Democrático, quien siempre se mostró locuaz y claro con sus respuestas.

Por ejemplo, al indagársele sobre un aspecto que lo haga diferente de los demás aspirantes, Saldarriaga dijo: “Soy el único, aquí sentado, que no soy uribista”. Una posición totalmente apuesta a la del candidato de Alas-Equipo Colombia quién en todas sus respuestas mencionó al Presidente Uribe. No dejó dudas de que esa es su estrategia de campaña.

Los temas de debate más esperados por los paisas eran giraban en torno a la Fábrica de Licores de Antioquia, la seguridad, el TLC, la pobreza y las transferencias.

En el primer punto, salvo el candidato del Polo, quien fue enfático al decir que la FLA no se vendería en su gobierno, los cuatro restantes dejaron abierta esa posibilidad e incluso algunos como Eugenio Prieto -quien representa a la actual administración de Aníbal Gaviria- manifestó que buscará la forma de traer para la Fábrica un aliado estratégico para competir en los mercados internacionales. Hay que recordar que en el primer semestre de este año se creo una gran polémica en el departamento porque la administración de Gaviria, con el apoyo Presidente Álvaro Uribe, lideró la idea de vender la licorera.

Frente al Tratado de Libre Comercio y los posibles daños para la agricultura antioqueña, los dos candidatos punteros mostraron algunas diferencias. Mientras Ramos considera poco dañino al tratado para la agricultura, Prieto no descartó la posibilidad de subsidiar al campesino y de brindarle posibilidades alternas una vez se apruebe el TLC y sus productos no se puedan comercializar.

En cuanto a las transferencias a las regiones, los candidatos también mostraron sus puntos de vista. Ante la pregunta hipotética de si apoyarían un referendo para aumentar las transferencias a las regiones, la mayoría estuvo de acuerdo. Todos coincidieron en el perjuicio que el recorte actual de las transferencias tiene para temas como la salud y el agua potable. Ramos dijo que en vez de respaldar un referendo contra el recorte a las transferencias promovido por el gobierno buscará “con el gobierno de Uribe la descentralización administrativa y fiscal del departamento”.

Uno de los temas que más preocupa a los paisas del común es el de la pobreza. Antioquia es un departamento con más del 60 por ciento de su población bajo la línea de la pobreza. Muchos televidentes esperaban encontrar grandes propuestas para este tema pero no fue así.

Los dos candidatos más opcionados, por ejemplo, fueron vagos y etéreos en sus respuestas. Ramos habló de incrementar los proyectos productivos en la región con la ayuda del gobierno central. Nadie supo qué tipo de proyectos ni en qué zonas específicamente ni cuánto empleo iría a generar ni se supo si hacía referencia a los mismos proyectos productivos de los desmovilizados de las Autodefensas en Tarazá o Puerto Berrío, por ejemplo. Prieto, por su parte, tampoco la tenía muy clara. Este candidato – que ya fue gobernador del departamento- habló del emprendimiento y el empresarismo pero para un antioqueño del norte de Urabá que sufre de hambre, esas dos palabras dicen poco.

Y en cuanto a la seguridad, que era tema obligado en la ronda de preguntas directas (en Antioquia hay presencia de todos los actores armados), algunos candidatos trataron de ir más allá del resonado tema de la seguridad democrática. Saldarriaga y Benicio Uribe (primo del Presidente), plantearon la posibilidad de brindar alternativas para los hombres y las mujeres que buscan la guerra o las armas como única opción. Prieto dijo que además de la Seguridad Democrática se necesita la concertación entre todos los actores armados. Y Ramos sólo planteó la posibilidad de incrementar la Seguridad Democrática: “Seré la segunda vos del Presidente en ese tema”.

Hubo además una gran desilusión en cuanto al tema de convivencia, víctimas y reconciliación. Ninguno tenía propuestas concretas, novedosas o aterrizadas. Todas las respuestas tenían un tinte repetitivo y en ocasiones hasta se referían a temas distintos del preguntado.

Al final, a todos los candidatos se les vio salir satisfechos. El formato del debate les permitido mostrar sus diferencias y evitar las indirectas. Algunas respuestas en temas que para los antioqueños son vitales dejaron mucho qué desear.

Encuentre toda la información sobre éste y otros debates en  www.votebien.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.