Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/25/2008 12:00:00 AM

Los pájaros disparando a las escopetas

Imitando las estrategias que usa el gobierno para incentivar a los guerrilleros a que se desmovilicen, las Farc están enviando cartas y comunicados que invitan a militares y policías a pelear hombro a hombro con el “ejército del pueblo”.

¡Guerrillero, desmovilícese ya!, es tal vez el eslogan más famoso de la campaña de comunicaciones que ha venido poniendo en marcha el gobierno a lo largo de varios años para incentivar la desmovilización de los que militan en las filas guerrilleras. Si se juzga por el número de desmovilizaciones en los últimos años, la estrategia ha sido exitosa. Desde el 2002 casi 10.000 guerrilleros de las Farc se han desmovilizado.

El gobierno ha sabido emitir sus campañas pro desmovilización para que justo después de un golpe importante a un frente, una captura significativa de alguno de los líderes o la desbandada de varios miembros de un bloque, se aproveche la desmoralización entre las tropas, para continuar atacando por otro flanco y con otra arma: la propaganda.

A través de millones de volantes que lanzan desde helicópteros sobre los departamentos del sur del país, cuñas radiales y comerciales en televisión, se envían mensajes cortos que invitan a los insurgentes a abandonar las armas, les piden a los milicianos renunciar a su colaboración con la guerrilla, y a las familias de los mismos guerrilleros que los persuadan de salirse de la guerra. Si se desmovilizan, como dice la propaganda, recibirán beneficios sociales y bonificaciones económicas.

“Recupere su libertad” es el nombre de la campaña que se lanzó en 2005 y cuyo mensaje es que el guerrillero regrese a su familia, a una mejor vida. Para la época de Navidad se emitieron cuñas radiales especiales alusivas a lo importante que es volver al hogar y a los seres queridos en esa época del año. (Oír cuña 1

El énfasis de la campaña en la vida familiar es un mensaje que no solo le ha llegado a los guerrilleros, sino también a sus familias, que siempre pueden ejercer presión efectiva sobre sus hijos o hermanos y que de alguna manera pueden hacer llegar mensajes a los que están en el monte para que regresen. De hecho, los comerciales de televisión van sobre todo dirigidos a las familias.

La estrategia comunicativa últimamente también ha sabido aprovechar los testimonios de guerrilleros desmovilizados desencantados que le hablan directamente a los que están todavía en las filas sobre los beneficios y ventajas de desmovilizarse. (Oír cuña 2) Los últimos comerciales de televisión muestran a la legendaria comandante Karina hablando en contra de las Farc. (ver video)

Ante la exitosa campaña de las Fuerzas Armadas, cuyo logo (un corazón rojo que sostiene una banderita blanca) se ha vuelto un reconocido símbolo de las desmovilizaciones,  las Farc han comenzado a imitarlas.
 
A través de varios portales de Internet donde suelen publicar sus comunicados, han enviado mensajes en más de una ocasión que invitan a los miembros de la Policía y el Ejército a la reflexión, a que se cambien de bando y luchen por la “verdadera Colombia”.

La más reciente de estas comunicaciones apareció el jueves de la semana pasada en un portal de Internet con dirección http://frenteando.iespaña.es. El mensaje está titulado “Llamamiento a soldados, policías, oficiales y suboficiales patriotas”. El comunicado dice:

“A ustedes, miembros del Ejército y la Policía Nacional les ha correspondido la ingrata y antipatriótica tarea de asesinar, reprimir y torturar a todo aquel que se levante, proteste y organice contra el orden establecido, mientras los privilegiados y sus propagandistas disfrutan de las riquezas, la inmunidad y la seguridad.”

Más abajo el comunicado continúa: “Los esperamos de este lado con sus fusiles, con su mente y corazón. El verdadero soldado colombiano es aquel que lucha y defiende a su pueblo, capturando o ajusticiando a quienes han desangrado al pueblo colombiano; generales, políticos corruptos y congresistas al servicio de la case explotadora, paramilitares y todos aquellos guerreristas que desde los pulpitos y los medios de comunicación atizan la guerra.”

Obviamente la estrategia de las Farc no tiene el mismo impacto que la que está teniendo la de la Fuerza Pública. Primero porque su impacto es limitado, y segundo, porque mientras la oferta del gobierno es de paz y de regreso a la normalidad, la de la guerrilla a los soldados es la de más guerra, y guerra contra la democracia que han escogido la inmensa mayoría de colombianos como modelo de gobierno. 
 
No es una nueva estrategia de las Farc. Antes de fallecer, este tipo de comunicados eran escritos por Manuel Marulanda, alias Tirofijo. En mayo de 2005, las Farc publicaron su famosa “Carta abierta al Ejército”. En ella Marulanda hacía un llamado a los militares, tanto a los soldados como los de alto rango para que dejaran de lado una guerra que era promovida por los Estados Unidos y la clase oligárquica colombiana.

“Tenemos la certeza que ningún soldado del ejército oficial anhela ofrendar su vida en los combates, recibir mutilaciones, sufrir la leishmaniasis y el paludismo para que Fabio Echeverri y sus congéneres acrecienten la bolsa y hagan más grande el campo de los miserables a nombre de una democracia que no lo es.
 
¿Qué soldado podrá sentir motivación para el combate cuando el Estado Mayor se destroza a dentelladas en torno a la estrategia para reprimir y hacer más infeliz al pueblo? Soldados, abandonen el campo de batalla. Esa no es su guerra. Dejen que los ricos la hagan y combatan ellos mismos en la selva.

¿Qué oficial colombiano podrá henchir su pecho de emoción patriótica fungiendo como subalterno de Craddock, Hill, Pace, o de cualquier otro general de la potencia extranjera? Ustedes no son cipayos. El padre de esta nación nos enseñaba que nada hay más infame que la política de los norteamericanos hacia nosotros”.

Antes de esa carta apareció una el 31 de marzo de 2003 dirigida a los “Señores Generales de la República” y fue publicada por la agencia de noticias Vinsur en Internet. En ese entonces Marulanda afirmaba que el presidente Uribe no “tiene en cuenta los grandes sacrificios y el profesionalismo de ustedes en su constante lucha por liquidar a la guerrilla en Colombia” y añade: “No satisfecho con sus resultados, pretende ahora llamar a varios de ustedes a calificar servicios (a pasar a situación de retiro) como si ésta fuera la solución”.

Antes de finalizar su carta hace un llamamiento a los “militares bolivarianos, los patriotas con sensibilidad social, dispuestos a defender la dignidad y la soberanía de nuestra patria” y que se unan para dirimir sus diferencias mediante el diálogo. 
 
Desde la ideología de las Farc, la democracia colombiana no existe porque la define por sus falencias. Pero para la sociedad en su conjunto, el modelo democrático vigente en Colombia es un ideal en construcción que se perfeccionaría más rápido si no hubiera guerra, y la guerrilla dejara las armas. Y, por supuesto, no consideran que va a mejorar la democracia con los métodos violentos y crueles que ofrece la guerrilla.
 
Por eso la campaña de las Fuerzas Armadas ha conseguido que diez mil se desmovilicen, pero , que se sepa, ningún pelotón de soldados ha pensado siquiera en pasarse a la guerrilla.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.