Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2007/02/15 00:00

Los restos descubiertos en el estadio del Deportivo Cali son de antes de Cristo

La construcción del estadio del Deportivo Cali pasó de ser una gran obra de ingeniería a un descubrimiento enorme para los antropólogos colombianos. Allí se encontraron restos de una cultura indígena local que habitó el Valle del Cauca desde 500 a. C.

Los restos descubiertos en el estadio del Deportivo Cali son de antes de Cristo

Los antropólogos de la Universidad Nacional están de fiesta. Un grupo de investigadores de esta universidad descubrió los restos de un cementerio indígena en la zona en la que se construyó el nuevo estadio del Deportivo Cali. El terreno en donde se erige el nuevo escenario albergó durante siglos los restos de la cultura Malagana, que habitó el Valle del Cauca en la antigüedad.

El descubrimiento ocurrió, según relata el periódico de la Universidad Nacional, cuando los constructores excavaban para hacer las zapatas -los huecos en los que se instalan las columnas de la edificación-. Desde ese momento, el terreno, de 12.000 metros cuadrados, en las inmediaciones de Palmira se convirtió en un terreno de exploración arqueológica.

El hallazgo incluye los restos de 46 tumbas con esqueletos de hombres, mujeres y niños. Los antropólogos también encontraron algunos elementos y herramientas de cerámica y otras fabricadas con huesos humanos.

Sin embargo, lo más impresionante fue el hallazgo de una chamana, la primera mujer ‘hechicera’ que se registra en la historia arqueológica del país. Esto indicaría que los Mlagana se regían en un matriarcado, una característica poco frecuente en los pueblos prehispánicos colombianos.

El antropólogo director de la exploración, José Vicente Rodríguez, relató al periódico UN como fue que dedujeron que una de las mujeres encontradas tenía una jerarquía dentro de la tribu: “por tradición, los indígenas enterraban a los sabedores boca abajo, para que liberaran toda la energía y ésta se incrustara en la tierra. Así se evitaba que fuera absorbida por los demás”. Y precisamente, la chamana fue encontrada boca abajo.

Otra pista que les sirvió a los investigadores para establecer en esta tribu mandaban las mujeres es el excelente estado de conservación de los cuerpos femeninos, mientras los de los hombres se encontraban más descompuestos. Para las tribus antiguas, en todas las latitudes, a la hora de la muerte, se trataba de conservar el cuerpo de quienes tenían más importancia dentro de la comunidad.

El hallazgo es de gran importancia, pues replantea las teorías de poblamiento del valle del río Cauca. Además, demuestra la importancia de la antropología y de la presencia de estos expertos en las distintas excavaciones y construcciones, una práctica que, como en el caso del Deportivo Cali, tienen en cuenta cada vez más constructores en el país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.