Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2003/08/03 00:00

Luis Eduardo Garzón

Luis Eduardo Garzón

Fiananzas

Semana.com:¿Cuál sería su estrategia financiera frente a la construcción y mantenimiento de obras que requiere la ciudad?

Luis Eduardo Garzón: Es fundamental no continuar construyendo una infraestructura solo para inaugurarla sin pensar en su mantenimiento y operación. Por ello, como política general los proyectos de inversión que adelantaremos en el gobierno, todos tendrán definido el componente de operación y mantenimiento como parte del mismo, al igual que las fuentes de financiación.

No sobra recordar que nuestro programa reorientará el presupuesto priorizando la inversión social y dará continuidad a los proyectos exitosos en marcha. Se tendrán como base las fuentes de financiación existentes, programas antievasión, crédito en condiciones favorables y utilidades de las empresas distritales.

Semana.com: ¿Cómo manejaría el tema del "maltrato fiscal" que está sufriendo la ciudad ante la actitud de las autoridades nacionales?

L.E.G.:Buscaremos concertar con la nación tres aspectos: 1. redefinir la formula de las transferencias donde se tenga en cuenta los indicadores de pobreza más allá de los NBI, 2. que se actualice el censo para efectos de las transferencias y 3. liderar la no centralización ni reducción de las transferencias y propiciar mayores montos no solo para Bogotá sino para los municipios de la región de Cundinamarca y demás departamentos circunvecinos.

Semana.com: ¿Retomaría el tema de los peajes a la entrada de la ciudad?

L.E.G.: No.

Semana.com: ¿Cómo sostendría la reforma tributaria del alcalde Antanas Mockus?

L.E.G.: En razón a lo expuesto en nuestra propuesta de gobierno la creación o incremento de impuestos no es la prioridad y en ese sentido adelantaremos inicialmente otra serie de estrategias, adicional a concertar con el gobierno nacional la carga tributaria para los contribuyentes de Bogotá antes de pensar en nuevos impuestos.

Seguridad

Semana.com: ¿Continuaría con la política de seguridad del alcalde Antanas Mockus?

L.E.G.: Sí, asumiremos la mayoría de las actuales medidas de seguridad ciudadana, pero no reivindicaría el sapo como símbolo del Distrito y su relación con la población, sobre la base de que la resistencia civil promueva una ciudadanía autónoma que este por encima de lo militar;

Semana.com: ¿Qué propuestas nuevas haría frente al tema?

L.E.G.: Desarme total y monopolio de las armas en las fuerzas constitucionales del Estado, énfasis en la vigilancia estatal y no en la privada, con una policía persuasiva y no represiva.

Se adelantarán programas tendientes a prevenir la violencia intrafamiliar y los conflictos comunitarios, teniendo en cuenta entre otros instrumentos las comisarías de familia y métodos alternos de tratamiento y solución de conflictos, promoviendo la mediación, la conciliación y la justicia de paz. Es importante tomar como referencia un observatorio social sobre las consecuencias de este tipo de violencia.

La integración regional para desarrollar conjuntamente el territorio que rodea a Bogotá y su área de influencia. La mayor vulnerabilidad de Bogotá no está en su interior sino en el territorio abandonado que hay a su alrededor. Más allá de las medidas militares se requiere de una estrategia concertada (Nación, Departamento, Municipios) de desarrollo y uso del territorio para evitar que la gente abandone los municipios de Cundinamarca dejándolos bajo el control de los grupos armados. Una estrategia de seguridad regional es vital para Bogotá y tiene implicaciones en la protección de la población, de la infraestructura estratégica para la ciudad (suministro de agua, por ejemplo) y el abastecimiento de alimentos.

Semana.com: ¿Estaría de acuerdo con aumentar el número de policías en la ciudad?

L.E.G.: Sí. El número de policías en la ciudad con relación a los habitantes es inferior al de otras ciudades del mundo de similar característica poblacional. Sin embargo ello no es suficiente y por lo tanto se insistirá en contar con una policía persuasiva y no represiva, al igual que con una amplio acompañamiento y participación de la ciudadanía. Reitero que en la medida que se promueva la policía se reduzca la proporción de la participación de la seguridad privada.

La policía metropolitana debería atender más a las políticas de la Secretaría de Gobierno que a las del Ministerio de Defensa.

Semana.com: En caso de que su respuesta anterior fuera sí, ¿cómo lo financiaría?

L.E.G.: Mantendríamos los actuales convenios donde el Distrito a través del Fondo de Vigilancia y seguridad financia proyectos de inversión, logística y operación de la policía metropolitana de Bogotá y el gobierno nacional paga los salarios. Presentaríamos algunos ajustes mínimos de planeación, control y apoyo.

Semana.com: ¿Ante la amenaza de atentados en Bogotá cómo cree que se debería manejar la relación alcalde-Fuerzas Militares y de inteligencia?

L.E.G.: Cooperación y apoyo total, al igual que un trabajo interinstitucional donde se incluya a las autoridades de los municipios y departamentos de la región, de tal forma que nos constituyamos en un bloque organizado contra todas las organizaciones violentas que quieran atentar contra la ciudad y la región.

desplazamiento

La entrada diaria de desplazados a Bogotá está presionando la demanda de servicios básicos del Distrito.

Semana.com: ¿Cómo manejaría esta situación en términos de salud, vivienda y educación?

L.E.G.: Vivienda. Los terrenos para la construcción de vivienda dentro de Bogotá están prácticamente agotados a corto plazo. Para bajar costos de la vivienda es indispensable ampliar la frontera de oferta de tierra urbanizable apoyando el desarrollo de la región con proyectos concertados como el tren de cercanías, colaboración en la prestación de servicios de salud, educación, servicios domiciliarios, conectividad vial y tele servicios. Esto no significa que Bogotá vaya a salir a construir vivienda en los municipios de la región. Esa debe ser una decisión controlada autónomamente por cada municipio. Pero Bogotá si puede acordar políticas para compartir servicios y facilitar la generación de vivienda en la región con oportunidades de empleo y servicios.

Semana.com: ¿Qué medidas tomaría frente al tema de Metrovivienda, teniendo en cuenta que la reactivación de la urbanización pirata no ha permitido que muestre óptimos resultados?

L.E.G.: Sí, revisaremos el esquema actual bajo el cual opera metrovivienda e impulsaremos vivienda apoyando organizaciones populares de vivienda, eco-materiales y micro créditos, de tal forma que despegue el sector en los niveles populares.

Es de anotar que el actual Metrovivienda ha logrado entregar a la fecha 4.200, esto es un poco más del 10% de sus metas. Y si se considera que el déficit acumulado de vivienda en Bogotá es de 400.000 unidades, Metrovivienda ha enfrentado a la fecha el 1%, razón más para ser analizada cuidadosamente.

Transmilenio y tráfico

Semana.com: ¿Cuáles serían las posibles soluciones al problema de la malla vial, teniendo en cuenta que el IDU ha dicho que se encuentra gravemente deteriorada y que no hay presupuesto para su mantenimiento?

L.E.G.: Efectivamente la malla vial esta muy deteriorada, sin embargo en materia de mantenimiento es procedente ligar la contratación de construcción o reconstrucción de la malla vial con un período de mantenimiento en el mismo contrato, igualmente hay que fortalecer y ser muy exigentes con la interventoría de las obras y un sistema de información de la malla vial, el cual facilite las acciones preventivas y correctivas. Si bien es cierto el monto de recursos es limitado, es indispensable priorizar las obras importantes que aumenten la movilidad al igual que el acceso a barrios. De todas maneras existen unos recursos de sobretasa a la gasolina, valorización y de crédito que debemos utilizar mas eficientemente.

Semana.com: ¿Cómo solucionaría el problema que se ha generado a raíz de la transición entre el sistema viejo y el nuevo de Transmilenio?

L.E.G.:La ciudad avanzó con el ingreso de Transmilenio en la movilidad sobre las troncales y la calidad del servicio para una cobertura hoy del 15% y con las dos troncales nuevas del 26%, sin embargo se ha desplazado y acrecentado un problema para el restante 85% de la población y de los transportes, que implica darle soluciones ahora y no puede esperar 15 años más, por ello vamos a mejora la movilidad no solamente para Transmilenio sino también para el transporte colectivo y daremos resultados sorprendentes en esta materia, de tal forma que todos (usuarios y transportadores) sintamos los beneficios del sistema de transporte en general. De esta forma, inclusive podremos aplicar algunos principios de Transmilenio en el transporte colectivo y reorganizaremos el transporte y las rutas en general, teniendo presente una autoridad única de transporte y la democratización de la propiedad tanto en Transmilenio como en el transporte colectivo.

Semana.com: Aunque ciertas medidas han suavizado el problema del tráfico en Bogotá aún hay mucho por solucionar. ¿Qué otras soluciones pueden ser efectivas ante este problema?

L.E.G.:Toda solución importante de transporte se gesta a partir de una visión de largo plazo. El Transmilenio, por ejemplo, se basó en la propuesta de 'troncales' del Plan Maestro de Transporte entregado por la Agencia de Cooperación del Japón en Diciembre de 1996. Esto es un año antes de ser elegido Peñalosa. El proyecto de la línea de la calle 80, por ejemplo, se inició desde la Alcaldía de Jaime Castro, la continuó Mockus y la inauguró Peñalosa. Así debe ser el proceso del desarrollo del transporte: con la continuación de políticas y de los proyectos exitosos que formen parte de un sistema.

El mismo estudio JICA de Transporte dice que si la ciudad no toma medidas para evitar concentrar tanta población en tan poco espacio la velocidad promedio de la ciudad puede bajar en el año 2020 hasta 7,1 kilómetros por hora. Y si se hicieran todos los proyectos propuestos en ese Plan, que incluye 21 líneas de Transmilenio más una línea de metro, la velocidad promedio apenas subiría a 20 kilómetros por hora.

Lo anterior simplemente nos indica que si no se comienza a actuar inmediatamente con una visión regional que implique distribución más equilibrada de población, servicios y empleo, ni siquiera con líneas de metro se van a solucionar los problemas de transporte. Ahora bien, un manejo regional de centros urbanos compactos nos permitirá concentrarnos en el transporte público y al mismo tiempo reducir los costos de las obras de infraestructura en la ciudad.

Esto igualmente nos lleva a pensar en estrategias regionales en materia de reorganización del transporte, rutas, autoridad de transporte e incentivos y la democratización de la propiedad en todos los componentes del sistema como Transmilenio, el transporte colectivo y el intermunicipal.

Privatización y descentralización

Semana.com: ¿Entre sus métodos para conseguir recursos está la venta de empresas estatales?

L.E.G.:No, preferimos fortalecerlas y que generen utilidades que ayuden a financiar proyectos de inversión social.

Parques y clubes

Semana.com ¿Cuál sería su política frente al manejo de parques y al mantenimiento de las ciclorrutas, teniendo en cuenta las fuertes críticas que ha recibido el Instituto Distrital de Recreación y Deporte (Idrd)?

L.E.G.:La administración distrital y particularmente la anterior directora del IDRD (hoy Ministra) cometió el error de no presentar a tiempo al Concejo de la ciudad el proyecto de acuerdo para la administración y sostenimiento de los parque que para la época estaban en cabeza de las cajas de compensación, lo cual llevó a generar el conflicto que hoy tienen los parques, ahora el IDRD está tratando de corregir el error y para ello adelanta la contratación respectiva.

Los parques tienen que integrarse a la vida del ciudadano de todas las edades e igualmente las organizaciones comunitarias y sociales se vincularían a la operación y mantenimiento de parques y ciclo rutas, las cuales tienen igualmente un problema de conectividad.

Semana.com: ¿Cuál sería su postura frente al tema de expropiación del Country y otros clubes del ciudad?

L.E.G.:Concertación con los actores involucrados antes que expropiación y precisión clara de los alcances de los programas proyectados, la ciudad igualmente tiene otras prioridades sobre las cuales hay que poner mayor atención ligados con la lucha contra la pobreza, antes que llevar todos nuestros esfuerzos en expropiar clubes, con quienes indudablemente considero es posible concertar una solución que beneficie a todos los actores.

Soacha y municipios aledaños

Semana.com: ¿Integraría Soacha y otros municipios como Chía y Cota a Bogotá?

L.E.G.:No. Los municipios de la región deben mantener su autonomía. Las soluciones deben ser concertadas y con visión regional común compartida.

Respecto a la administración Mockus

Semana.com: ¿A Qué programas de su antecesor piensa darles continuidad?

L.E.G.:Programas que continuaríamos de la actual administración serían: el de seguridad con resistencia civil pero con autonomía ciudadana, inclusión social, nutrir para el futuro, conectividad, servimos al ciudadano, hacer pública la contratación, ampliación de cobertura de servicios públicos, cultura e integración ciudad región entre otros

Semana.com: ¿Qué programas de su antecesor piensa suspender?

L.E.G.:Las alamedas no serán la prioridad con el esquema y diseño actual, se modifica la sanción por la persuasión y concertación inicial, se adelantarían modificaciones al código de policía corrigiendo errores en pos de una ciudad más incluyente y persuasiva para la convivencia sin autoritarismos, cambiaría el programa de croactividad; se redefinirá el alcance y las acciones de metrovivienda, se ajustarían las políticas de transporte buscando su democratización, sus restricciones y reorganización como un sistema integral.

Igualmente como se ha mencionado reorientaremos la inversión hacia lo social, manteniendo programas exitosos y renegociaremos el endeudamiento y sus tasas de interés.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.