Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/5/2006 12:00:00 AM

Manual para violar la ley de garantías

Consejos útiles para candidatos sin escrúpulos.

Si usted es candidato a la presidencia o al Congreso y aún no ha inscrito su aspiración por temor a estar inhabilitado o a incurrir en alguna violación a las normas sobre garantías electorales, esta noticia le puede ser útil:  En Colombia es posible violar el código electoral y salir airoso, victorioso y hasta en hombros.

No es algo fácil de hacer. Requiere dedicación y un cuidadoso estudio de la legislación sobre la materia, a fin de "amoldar" las disposiciones legales a las necesidades presupuestarias y publicitarias de su candidatura. No importa a qué aspire, debe conocer por igual las normas para Senado, Cámara y Presidente, ya que todas le pueden resultar de utilidad. En Semana.com le presentamos algunos consejos útiles para lograrlo. Si con estas ayudas usted aún tiene dudas sobre su candidatura o la de un amigo, no se preocupe, aún tiene tiempo para ponerse a prueba y saber qué tan ingenioso puede ser cuando de buscar votos se trata.

Los topes:  Usted no será el primer candidato, presidencial o al Congreso, que los viole.  Las disposiciones para Congreso están en la ley 30 de 1994 y las de presidente de la República en la ley de garantías, recientemente avalada por la Corte Constitucional.  Ambas, sin embargo, desconocen la falta de funcionarios e implementos de logística para hacer un control efectivo a los candidatos. Como lo lee, en Colombia (país con 61 partidos políticos y cerca de 4.000 candidatos por elección), sólo hay nueve funcionarios para controlar las cuentas de las campañas. Si hizo proselitismo en las periferias del país, no se preocupe,  los técnicos no tienen presupuesto para llegar hasta tan lejos a verificar sus cuentas. Si la hizo en el interior, tampoco se afane. Con el poder político derivado del cargo que obtenga logrará sostenerse más allá del periodo para el cual será elegido.  Ejemplos hay muchos.

La publicidad: Las leyes dicen que los candidatos al Senado no pueden hacer campaña en medios televisivos de difusión nacional, lo cual equivale a desperdiciar la posibilidad de obtener más votos para una corporación que, curiosamente, es elegida por circunscripción nacional. Hay que ser creativo.  Usted no puede hacer campaña en los medios nacionales,  pero nadie le prohíbe que lo haga en medios internacionales.  ¿Cómo? Esta semana el canal FoxSports emitió varias veces una cuña en la que el representante César Negret, candidato al Senado por Cambio Radical, publicitaba su aspiración. La pieza publicitaria aparecía en el intermedio del programa "Los tres tenores", de muy elevado rating en Colombia, ya que reúne a los tres comentaristas deportivos más conocidos del país.

Acceso a medios de comunicación del Estado: El impedimento y la forma de resolverlo son muy similares a los del punto anterior. La ley de garantías electorales dice que el candidato presidente no podrá usar los canales del Estado para publicitar su aspiración.  Por ello resulta más que ingeniosa la idea del presidente Álvaro Uribe de transmitir su consejo comunitario del 28 de enero a través de dos de los canales de televisión cerrada más vistos del país.  Los magistrados del consejo electoral aún dudan que se trate de una violación a las normas electorales, aunque piensan que este tipo de transmisiones sí alteran el equilibrio entre los candidatos.  El precandidato liberal Rafael Pardo cree que "el problema no es de leyes, sino de actitudes", pero esa es otra discusión.

Acceso a otros bienes públicos:  Si usted está ejerciendo como presidente de la República y aspira a la reelección no se limite en el uso de bienes como el avión presidencial. El combustible necesario para un viaje a la Serranía de la Macarena será el mismo con un pasajero de más o uno de menos. Allí puede, por ejemplo, viajar con el jefe del principal partido político que respalde su aspiración, por supuesto, con el compromiso de hablar sobre todo, menos de política.  Es posible que lo denuncien ante la comisión de investigación y acusaciones de la Cámara, pero hasta el momento el Congreso no ha condenado a presidente alguno por hechos de igual o mayor gravedad.

El número de cuñas:  A estas alturas de la campaña usted ya debe tener claro que el número de cuñas a que tiene derecho un candidato es diferente si se trata de aspirantes a la Cámara, el Senado o la Presidencia.  Seguramente son muy pocas para que su mensaje llegue el número de veces requerido hasta los lugares en donde usted quiere darse a conocer.  Haga lo que dos candidatos a la Cámara por Bogotá, quienes están próximos a emitir documentales (no cuñas publicitarias)  sobre los problemas más graves de la ciudad.  Por supuesto que ellos aparecen en todas las tomas, pero sin logotipo o número de tarjetón. Sencillamente denuncian la existencia de problemas y la necesidad de resolverlos.  Es una idea que ayuda, y bastante.

Informe semanal al Consejo Electoral:  El hecho de que la ley exija a los medios de comunicación que presenten informes semanales sobre el tiempo dado a cada candidato tampoco es un obstáculo para que sus amigos de los medios le den una manita.  Ellos deben entregar el reporte, pero no existe sanción  para quienes sean inequitativos en la distribución de espacios. Lo advirtió en su momento el Procurador, Edgardo Maya, en su informe a la Corte Constitucional sobre la ley de garantías. En esa oportunidad, Maya señaló que la Procuraduría "no identificó cuales serían las faltas ni fijó criterios para la graduación e imposición de las sanciones". Este es otro tema que tiene desvelado al Consejo Electoral órgano que, en la práctica, se limitará a recibir informes. 

Congelación de la nómina estatal. La ley de garantías exige la congelación de la nómina estatal cuatro meses antes de las elecciones de presidente de la República.  Lejos de ser un obstáculo para la ejecución del presupuesto, la norma lo que hace es demandar celeridad al funcionario encargado. Ocurrió con la contratación que por más de 1.500 millones de pesos realizó el gobernador del Meta, Edilberto Castro y que desató esta semana un contrapunteo entre las listas uribistas de Cambio Radical y el Partido de la U. Según Castro, la ejecución masiva del presupuesto nada tuvo que ver con que ese día (viernes 27 de enero) vencía el plazo para contratar y tampoco es cierto que pretendiera beneficiar al candidato al Senado Armando Benedetti.  No obstante,  el gobernador fue expulsado de Cambio Radical y Germán Vargas Lleras,  presidente de dicho partido, fue el primero en pedir que investiguen la conducta del funcionario.  La Procuraduría Regional del Meta vigila el caso con lupa.

Financiación: Es conveniente que las donaciones, cocteles y regalos queden a nombre de terceros y sean realizadas de manera sorpresiva en lugares distintos a la sede de campaña.  Si es en especie, mucho mejor, dado que resulta difícil cuantificar su costo.  El gobernador de Cundinamarca, Pablo Ardila, puso al Consejo Nacional Electoral a echar lápiz sobre el verdadero costo de unas horas de helicóptero que le regalaron para su campaña. El CNE preguntó en las entidades más serias (incluida la Aerocivil), pero obtuvo 10 valores distintos y hasta el momento no sabe cuál es más cercano a la realidad.  Con ayudas como esta es mucho lo que puede ahorrar una campaña en gastos de alimentación, transporte, asesores, implementos de oficina,  ente otros.  Y ojo, no cometa el error de recibir donaciones. Prefiera siempre los préstamos, por aquello de que usted es pobre, carece de financiación y, si aparece excedente en su contabilidad, es el que un amigo de la misma ideología le prestó para contingencias. Esa platica hay que devolverla.

Doble militancia: Una de las novedades de la reforma política que se estrena en estas elecciones es la prohibición a los candidatos de pertenecer a más de un partido, conducta que puede ser sancionada con la expulsión de la colectividad o la pérdida de la curul.  Usted no necesita pertenecer a más de un partido para hacer campaña. Lo demostraron los grupos uribistas hace tres meses cuando planearon la forma de ayudarse mutuamente para no perder votos y alcanzar el umbral requerido. Públicamente, el jefe conservador Carlos Holguín y el de Alas, Álvaro Araujo, dijeron que era necesario buscar estrategias para ayudarse en las zonas en las que uno de ellos no tuviera candidatos y el otro sí.  De esta manera, si Alas no tiene posibilidades de alcanzar los votos en una región, podría cederle el espacio a un partido "amigo" que sí tenga la fuerza electoral necesaria en esa zona del país.  La idea, divulgada durante los retiros espirituales de los uribistas, en el hotel Dann Carlton, de Bogotá,  evitaría que fuerzas de otra orientación política se queden con las curules.

Compra de votos:  Eso de comprar votos está pasado de moda y es ineficiente. Recuerde que la política es cambiante (lo descubrió el ministro del Interior Sabas Pretelt, cuando intentaba justificar ante el Congreso la idea reeleccionista del presidente Álvaro Uribe, el mismo que en su primera campaña se pronunció en contra de la reelección).  Pues bien, si la política ha cambiado, las formas de hacer trampa en política también evolucionaron. Acaba de entrar en vigor una reforma electoral que pretender acabar con la política al menudeo, así que no compre votos individuales. Apúntele a conseguir jurados, registradores, ediles, concejales y alcaldes, quienes manejan votos al por mayor. Probablemente no le sea fácil encontrarlos, pero los hay. Recuerde que el mercado colombiano ha crecido tanto que ya es posible encontrar hasta franquicias de grupos paramilitares a muy buenos precios. Un  detalle final: en muchos municipios los electores dejaron de comer cuento con tamales, tejas o cemento, así que usted puede innovar obsequiando afiliaciones a alguna EPS o cosas por el estilo.
 


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.