Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/3/2003 12:00:00 AM

María Emma Mejía

Finanzas

Semana.com:¿Cuál sería su estrategia financiera frente a la construcción y mantenimiento de obras que requiere la ciudad?

María Emma Mejía: Esto hace parte de una de las cinco tareas que he propuesto para la ciudad Bogotá Sostenible. Garantizar que el trabajo hecho por las administraciones anteriores se mantenga, ya que es el camino adecuado para la ciudad. Para eso hay que asumir una función totalmente gerencial y no caer en la tentación de hacer populismo con el presupuesto. Los bogotanos han entendido que, sólo, con ingresos sostenidos, Bogotá podrá mantener su milagro. Y todos hemos entendido que esos ingresos son las contribuciones y tarifas que pagamos.

Todo ello se resume en:

- Esfuerzo tributario equitativo.

- Endeudamiento responsable y exclusivamente para gastos de inversión.

- Continuar con la política de austeridad en el gasto público.

- Mantenimiento de la calificación que nos han otorgado Duff and Phelps y Moody's.

Semana.com: ¿Cómo manejaría el tema del "maltrato fiscal" que está sufriendo la ciudad ante la actitud de las autoridades nacionales?

M.E.M: En este punto también es clave mantener una función gerencial, ya que es la única forma de desarrollar un modelo sostenible y además conseguir recursos externos para la ciudad y entre ellos se encuentra la ayuda del Estado.

La ciudad no fue tratada de manera equitativa en el Plan de Desarrollo, eso lo tenemos que revisar y desde luego asegurarnos que el gobierno siga comprometido en el respaldo de más de 1.000 millones de dólares al sistema Transmilenio.

Se trata al final de establecer una sólida relación financiera con el Estado central. Tanto al Estado como a la ciudad les conviene que los recursos sean ejecutados eficientemente. Si Bogotá sale adelante es todo el país el que se recupera. Muy poca gente ha caído en cuenta de lo importante que ha sido el desarrollo de Bogotá en los últimos años para la viabilidad de Colombia como Nación.

Semana.com: ¿Retomaría el tema de los peajes a la entrada de la ciudad?

M.E.M: Quiero decir que los usuarios de carros particulares deberían contribuir más al mantenimiento y construcción de las vías que utilizan. Aquí hay que pensar en que debemos poner en su lugar al carro. No podemos seguir construyendo avenidas y autopistas para que las usen carros con un solo pasajero que ocupan una superficie ligeramente inferior a la que usa el transporte masivo. Y eso sin hablar de costos de gasolina, aceite y contaminación.

Los peajes en las entradas de la ciudad son una de las formas de recaudar fondos. Las estudiaremos todas y aplicaremos la más justa, sin embargo cabe anotar que el presidente Uribe en el punto 91 de sus 100 puntos de gobierno, dijo: "Examinaremos con las autoridades acuerdos en materia de peajes". Es un compromiso que ya está planteado por el Ejecutivo y sé que lo mejor para la ciudad es desarrollarla en conjunto con él.

Semana.com: ¿Cómo sostendría la reforma tributaria del alcalde Antanas Mockus?

M.E.M: La gran mayoría de la gente desconoce que el alcalde Mockus logró incrementar las tarifas de industria y comercio. Este año la ciudad recibirá recursos corrientes nuevos por ese concepto de 170.000 millones de pesos y en 2004 serán 200.000 millones de pesos. Además las campañas contra los evasores han ampliado la base tributaria del Distrito, al igual que la revisión catastral, que ha incrementado los ingresos por predial. Comparto así mismo la excelente política del 110 por ciento. Una mejor cultura tributaria, menos evasión y la clara demostración de que los impuestos pagados son bien utilizados, nos ayudará a contar con el apoyo de los bogotanos en caso de necesitarlo. Ya lo he dicho: la salud fiscal de Bogotá depende de que todos estemos listos a contribuir como lo hemos venido haciendo.

Seguridad

Semana.com: ¿Continuaría con la política de seguridad del alcalde Antanas Mockus?

M.E.M: Claro que sí. El alcalde Mockus hizo una proeza social: con su estrategia, logró la reducción más impresionante de homicidios en el país. Este año estaremos por debajo de los promedios latinoamericanos.

Considero que uno de los puntos vitales de ese logro ha sido la participación de la gente. Hay que apoyar y organizar mejor la relación entre la gente y las autoridades para tener una respuesta eficaz contra la delincuencia, y esta interacción tenemos que manejarla desde los barrios que es donde más trabajo hay que hacer. La delincuencia común está concentrada en los barrios y no podemos permitir que nos arranquen la tranquilidad de estos espacios porque es allí donde se genera el desarrollo social y familiar de la ciudad. Uno tiene que poder sentirse tranquilo en su parque, en sus tiendas y desde luego en su casa. Esa tarea la hemos llamado Bogotá tranquila.

Semana.com: ¿Qué propuestas nuevas haría frente al tema?

M.E.M: Tecnología. Las ciudades más seguras del mundo nos han enseñado que el uso de la tecnología junto con la participación ciudadana es tal vez la mejor defensa que tenemos contra los delincuentes.

Las cámaras de TV se han convertido en una herramienta que cubre la carencia de policías en las calles. Mi propuesta no sólo incluye instalar más sino usarlas de manera eficiente y centralizar las denuncias a través de una sola línea. Debe quedar muy claro tanto para la ciudadanía como para los organismos de seguridad e inteligencia, que todos debemos responder a estrategias unificadas y emitidas directamente desde mi despacho. Organizándonos y focalizándonos podemos responder con decisión a las organizaciones criminales. Creo firmemente en el desarme organizado de la ciudad.

Semana.com: ¿Estaría de acuerdo con aumentar el número de policías en la ciudad?

M.E.M: Lo que cualquier persona quisiera es que ninguna calle de la ciudad estuviera desprotegida. Pero tenemos que ser conscientes de que en este momento eso es algo supremamente difícil de lograr porque los recursos en ese sentido están siendo destinados a solucionar los problemas de seguridad nacional que también nos afectan a todos: la lucha del país contra el terrorismo y por la reconquista del territorio en poder de los grupos armados ilegales que lidera el presidente Uribe, limitan los recursos nacionales para incrementar la policía de la ciudad.

Por eso nuestra propuesta de seguridad se enfoca en la tecnología y en tener organismos de inteligencia que de verdad se adelanten a las acciones de los que pretenden quitarnos la tranquilidad. Así mismo queremos desarrollar con la Cámara de Comercio el número único de emergencias que le permita a la ciudadanía una colaboración más eficaz con las autoridades. No olvidemos que bajo el actual esquema y aun con las limitaciones de personal los dos últimos alcaldes han logrado crear una tendencia a la disminución de los delitos que hay que profundizar. El hurto a residencias, que ha crecido en los últimos trimestres, el robo de vehículos que sigue siendo alto, las lesiones personales que le cuestan carísimo a nuestro sistema de salud, el secuestro y la extorsión que tanto daño hacen tendrán una política focalizada tan exitosa como lo tienen hoy las muertes violentas, los asaltos bancarios cuya disminución es indudable.

Semana.com: En caso de que su respuesta anterior fuera sí, ¿cómo lo financiaría?

M.E.M: Ya señalé las limitaciones que no lo hacen viable.

Semana.com: ¿Ante la amenaza de atentados en Bogotá cómo cree que se debería manejar la relación alcalde-Fuerzas Militares y de inteligencia?

M.E.M: El manejo es adecuado. El alcalde Mockus ha sido un líder en la lucha contra el terrorismo y un gran aliado del presidente Uribe. Ese es el papel que asumiré desde mi despacho. Al mismo tiempo hay que ir mejorando la colaboración virtuosa y eficiente entre las distintas ramas de la inteligencia estatal que trabajan en la ciudad. En concordancia con las directrices presidenciales es necesario reducir el fraccionamiento de la inteligencia. Hay que seguir convocando a la ciudadanía para que respalde el monopolio de la fuerza exclusivamente en manos de la autoridad estatal.

Desplazamiento

La entrada diaria de desplazados a Bogotá está presionando la demanda de servicios básicos del Distrito.

Semana.com: ¿Cómo manejaría esta situación en términos de salud, vivienda y educación?

M.E.M: Según la Cruz Roja, Bogotá tiene entre todas las grandes ciudades del país los mejores promedios de respuesta a la población desplazada.

Esto demuestra que Bogotá puede resolver el difícil dilema que genera el conflicto entre los nuevos habitantes que llegan en condiciones realmente lamentables y los habitantes del lugar en situación de vulnerabilidad quienes también requieren salud y vivienda, educación y servicios públicos. Ante esta situación la ciudad apoyará las políticas nacionales dirigidas a evitar el desplazamiento y a promover los procesos de retorno, se buscará que los servicios básicos lleguen cada día a más personas, con mayor calidad y sin discriminación alguna, y se exigirá a la Red de Solidaridad Social que responda por las ayudas de emergencia contempladas en la ley.

Semana.com: ¿Qué medidas tomaría frente al tema de Metrovivienda, teniendo en cuenta que la reactivación de la urbanización pirata no ha permitido que muestre óptimos resultados?

M.E.M: Discrepo de la pregunta. No es cierto que Metrovivienda no haya dado resultados debido a la reactivación de la urbanización pirata. Metrovivienda es una idea fundamental en el desarrollo de la ciudad y que funciona, pero que no ha dado los resultados esperados debido a que los recursos que la administración Peñalosa pensó para capitalizarla provenían de una eventual venta de la ETB que no se pudo llevar a cabo. Adicionalmente el actual déficit de subsidios del gobierno nacional para vivienda de interés social y la falta de crédito para quienes no tienen garantías bancarias suficientes son otro cuello de botella. Es indispensable que el gobierno impulse los bancos de tierra que el presidente Uribe señaló en el número 74 de sus 100 puntos. Al mismo tiempo es indispensable la puesta en marcha de las 100.000 viviendas sociales por año contenidas en el compromiso 72 del programa presidencial. Las Cajas de Compensación Familiar también son aliadas estratégicas para dinamizar este sector por la posibilidad que la Ley 798 de 2002 les da para captar ahorro entre sus afiliados, el cual puede dirigirse hacia crédito de vivienda.

Definitivamente a la ciudad le sale más costoso construir redes de servicios públicos en terrenos invadidos por urbanizaciones piratas que planear los barrios y apoyar a las familias para que adquieran su vivienda, siendo la concepción de Metrovivienda como instrumento para viabilizar la construcción de Vivienda de Interés Social bajando sus costos, una excelente alternativa para todos.

Transmilenio y tráfico

Semana.com: ¿Cuáles serían las posibles soluciones al problema de la malla vial, teniendo en cuenta que el IDU ha dicho que se encuentra gravemente deteriorada y que no hay presupuesto para su mantenimiento?

M.E.M: Cuando los recursos son escasos lo primero que hay que hacer es establecer prioridades, naturalmente la malla vial del transporte público masivo, que beneficia a millones, es nuestra primera prioridad. Poniendo en marcha nuevas troncales de Transmilenio y aprovechando los recursos que se gestionan ante el Banco Mundial para rutas alimentadoras, podremos continuar el proceso de mejora vial para el transporte público masivo. Como ya lo dije antes, estudiaremos mecanismos para que los usuarios de vehículos particulares contribuyan un poco más al mantenimiento de la vías que utilizan, logrando así nuevos recursos que nos permitirán mantener e ir mejorando la totalidad de la malla vial actual.

Semana.com: ¿Cómo solucionaría el problema que se ha generado a raíz de la transición entre el sistema viejo y el nuevo de Transmilenio?

M.E.M: Ese problema, igual a como ya ocurrió con otras ciudades del mundo que tienen desde hace años un sistema similar al nuestro, se resolverá con la expansión de Transmilenio. El año entrante se duplicará la capacidad de movilización de Transmilenio con la entrada de las nuevas troncales que construye actualmente el IDU. Bajo mi gobierno se pondrán en marcha dos nuevas troncales que integrarán el oriente de la ciudad al sistema, la 7ª y la 10ª.

Semana.com: Aunque ciertas medidas han suavizado el problema del tráfico en Bogotá aún hay mucho por solucionar. ¿Qué otras soluciones pueden ser efectivas ante este problema?

M.E.M: Hay que mejorar la política que permite el ingreso de los pequeños propietarios a las operadoras del sistema Transmilenio. La duplicación ya vigente de la chatarrización por cada nuevo articulado que ingresa al sistema, reducirá la presión sobre las vías de la ciudad. Eso sí, no se puede olvidar que la mayor presión sobre las vías la ejerce el automóvil particular que moviliza a menos del 20 por ciento de los ciudadanos. Es claro que favoreceré una política de movilidad que privilegia el interés general.

Privatización y descentralización

Semana.com: ¿Entre sus métodos para conseguir recursos está la venta de empresas estatales?

M.E.M: En este momento no estamos en condiciones para privatizar ninguna de las empresas del Distrito. Sin embargo la democratización de su propiedad no sólo las fortalece financieramente sino que las convierte en patrimonio real de los bogotanos quienes naturalmente nos ayudarán a defenderlas y preservarlas. Hay que gerenciarlas con criterio empresarial cuidando las inversiones que tienen la Empresa de Energía y la ETB en el sector privado tanto nacional (Colombia Móvil) como extranjero (EEB en el Perú) y blindarlas contra los intereses burocráticos y la corrupción.

Parques y clubes

Semana.com ¿Cuál sería su política frente al manejo de parques y al mantenimiento de las ciclorrutas, teniendo en cuenta las fuertes críticas que ha recibido el Instituto Distrital de Recreación y Deporte (Idrd)?

M.E.M: Los parques, el espacio público por excelencia, son lugares en donde el ciudadano encuentra un lugar para ser feliz. En el caso de los parques la falta de gerencia en el Idrd no hizo posible que se llevara a feliz término la licitación a entidades como cajas, universidades o cooperativa. Fue un error imperdonable de las últimas administraciones del Idrd que corregiré en cuanto me posesione. Debo aclarar que las ciclorrutas no son administradas por el Idrd. Este maneja las ciclovías dominicales.

Las ciclorrutas son construidas y manejadas principalmente por el IDU, pero también ha construido ciclorrutas el Acueducto. Es una infraestructura que ha costado más de 50 millones de dólares y que es uno de los grandes patrimonios de la ciudad. Algunas ciclorrutas tienen un uso impresionante como la de la Avenida Ciudad de Cali. Hay que fortalecerlas junto a Transmilenio con ciclo-parqueaderos. Designaré un gerente de ciclorrutas que se encargará de su cuidado y promoción, en lo que han fallado las dos últimas administraciones.

Semana.com: ¿Cuál sería su postura frente al tema de expropiación del Country y otros clubes del ciudad?

M.E.M: Aplicar el POT. El POT es la constitución urbanística de la ciudad y establece que no sólo el Country sino todos los clubes del perímetro urbano: Lagartos, Carmel y las grandes áreas que poseen La Picota, La Modelo y las Fuerzas Militares deben ser en el futuro áreas verdes para el disfrute de todos los ciudadanos. Actualmente el campo de polo del Country está en proceso de expropiación y hay que culminar ese proceso tal como lo establece el POT.

Soacha y municipios aledaños

Semana.com: ¿Integraría Soacha y otros municipios como Chía y Cota a Bogotá?

M.E.M: Hay que profundizar la colaboración con Soacha, un auténtico problema social conurbanizado con Bogotá. Conectaré la alameda el Porvenir -que ya se construyó en Soacha- con Bosa y con Ciudad Bolívar. Un auténtico y único espacio público en ese municipio promovido por Bogotá. Mantendré toda la colaboración para la construcción del ramal TM Autosur-Soacha. En la política de focalización de los recursos para lo social, Soacha es prioridad frente a Chía y Cota que aún tienen margen para incrementar sus recursos propios.

Respecto a la administración Mockus

Semana.com: ¿A Qué programas de su antecesor piensa darles continuidad?

M.E.M: Mockus le dio continuidad a varios programas de Peñalosa como Transmilenio. Mantendré ese apego a un modelo que se construyó a partir de los planes de desarrollo de Mockus y Peñalosa, pero que ahora es patrimonio de la ciudad. Tal es el caso de la focalización del gasto social, la política de reducción de homicidios, la construcción de espacio público, una oferta pública cultural, la política de transporte masivo y una sólida gerencia respaldada en la transparencia de la contratación. Continuidad para una ciudad de oportunidades, para quienes más requieren una política de equidad social.

Semana.com: ¿Qué programas de su antecesor piensa suspender?

M.E.M.: La labor de la Defensoría del Espacio Público, sin liderazgo y sin gerencia ha sido uno de los lunares de los últimos años. El espacio público hay que defenderlo y eso no se ha hecho en los últimos dos años y medio.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.