Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/5/2007 12:00:00 AM

Mario Uribe de nuevo en el ojo de la para-politica por las acusaciones de sus relaciones con los paramilitares

Al primo del Presidente le llegó la hora de explicarle a la justicia sus supuestos vínculos con paramilitares, a pesar de que su defensa se opuso al llamado de la Corte Suprema de Justicia. La cita del ex senador se da en un momento difícil para Colombia Democrática, el partido que él mismo fundó. La diligencia, por ahora, se suspendió.

Este miércoles, el ex senador Mario Uribe, líder del partido uribista Colombia Democrática, inició indagatoria ante la Fiscalía. Pese a que tenía su cita a las 8 de la mañana, llegó más puntual de lo previsto. Desde las 7 se bajó de su vehículo en la puerta del búnker.
 
La diligencia comenzó a la hora acordada y fue suspendida al medio día porque el fiscal tenía un compromiso en la Corte Suprema de Justicia. Su próxima cita será el miércoles 12 de diciembre a las 8 de la mañana.
 
Sin embargo, el momento de enfrentarse como parte del proceso de la para-política le llegó a Uribe, a pesar de que su abogado se opuso reiterativamente a esa decisión, puesto que no le dieron la oportunidad de rendir versión libre.

“El doctor Mario Uribe esperaba la oportunidad de la versión libre para defenderse con eficacia de las imputaciones, efecto para el cual había recolectado material probatorio para presentarlo en la ocasión, pero desafortunadamente fueron cambiadas unilateralmente las reglas de juego”, dice su defensa en un documento en el que solicitaba revocar su llamado a indagatoria, sin éxito.

Ante el compromiso con la justicia, Uribe renunció a su curul en el Senado el pasado 5 de octubre. Con esta decisión, su proceso pasó a manos de la Fiscalía.

La Corte Suprema de Justicia fue firme en su decisión de vincularlo al proceso después de que Jairo Castillo Peralta, alias ‘Pitirry’, contó que este político se reunió varias veces con paramilitares en Caucasia para negociar tierras con ellos.

Entre las pruebas que justifican su vinculación al proceso también están las declaraciones de Salvatore Mancuso en una de sus versiones libres ante un fiscal de la Unidad de Justicia y Paz.

Según dijo, él se reunió con el senador para definir cómo apoyarlo en las elecciones de 2002, después de que la ex congresista Eleonora Pineda los presentara.

Tras estas declaraciones, la justicia debe establecer si él resultó beneficiado por el apoyo de los paramilitares en el ámbito político y si la presión de estos actores armados en sus zonas de control le sirvió para adquirir más de 5.000 hectáreas de tierra.

Por eso dejó su curul y la misma fue ocupada el 17 de octubre por Ricardo Elcure Chacón, de Colombia Democrática también. Pero volvió el fantasma de la para-política.

Hace dos semanas, llegó a la sala penal de la Corte Suprema de Justicia un paquete con grabaciones de llamadas telefónicas que comprometen a Elcure con los paramilitares en Norte de Santander.

En muchas de las interceptaciones se hace referencia directa al ‘Chico’ Elcure, como lo apodan, y en otras pareciera que hablaran de él. Dos de los principales protagonistas de esos diálogos son ‘Don Pacho’ y el ‘Gato’, jefes paramilitares de Cúcuta y quienes murieron en ajustes de cuentas entre los mismos ilegales.

Casi todas las conversaciones son en clave. Los paras dicen, por ejemplo, que es urgente hablar con el ‘cura’ o con ‘Ricardo’ y que se le debe apoyar para los comicios a la gobernación de octubre de 2003. Sin embargo, la justicia aún considera que, si bien puede tratarse del ‘Chico’ Elcure, no es fácil amarrar una investigación porque dos personas hablen de un tercero.

Ese material está sometido a análisis, junto con las declaraciones del jefe paramilitar Jorge Iván Laverde, alias el ‘Iguano’, que dijo que Elcure habría recibido 80 millones de pesos de los paramilitares para su campaña a la Gobernación de Norte de Santander de octubre de 2003. El senador niega todas las sindicaciones.

Sin duda, se trata de un mal momento para el partido Colombia Democrática, que tiene hoy a tres de sus integrantes presos. Se trata de Álvaro García Romero, Erick Morris y Miguel de la Espriella.

De la Espriella se acogió a sentencia anticipada tras aceptar el pasado martes 4 de diciembre el cargo de concierto para delinquir y sus vínculos con paramilitares. Fue él, precisamente, quien reveló que un grupo de políticos se había reunido con los paras en Santa Fe Ralito para firmar un pacto en que se comprometían a trabajar juntos “para refundar la patria”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.