Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2015/12/26 22:00

"Me hizo reflexionar, a muy temprana edad, sobre el valor de la justicia"

La política conservadora y exsenadora Martha Lucía Ramírez habla sobre ‘Crimen y castigo’ (1866) de Fiódor Dostoyevski.

"Me hizo reflexionar, a muy temprana edad, sobre el valor de la justicia" Foto: Juan Carlos Sierra

Lo leí cuando tenía 11 años. Mi abuela materna, quien entonces vivía en nuestra casa, lo estaba leyendo y yo empecé a hacer lo mismo a escondidas. Recuerdo la carátula verde oliva, la letra negra del título y la cantidad aparentemente interminable de hojas que fui devorando sin entender del todo. Cuando mi nona se dio cuenta de que en tres noches había leído más de la mitad me permitió leerlo con ella. Yo sentía un rechazo creciente hacia el protagonista, Raskólnikov, quien a pesar de vivir en la miseria se gastaba lo poco que tenía en licor. Pero, gracias a las explicaciones de mi abuela, también aprendí a repudiar a la anciana que él asesinó: una mujer mezquina que se había hecho odiar. El libro me reafirmó el sentido de responsabilidad, me hizo reflexionar sobre el valor de la justicia como una función del Estado y me dejó saber que la psiquis puede hacer muy malas pasadas, por lo cual es preciso cuidar la salud mental. Solo al final respiré tranquila, cuando Raskólnikov confesó su crimen y recibió su castigo. La historia me impactó muchísimo, tal vez por la edad temprana en que la leí, tal vez por la fuerza de su trama o tal vez porque me permitió entender, desde muy pequeña, la obligación moral de dar oportunidades a todos en una sociedad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.