Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/25/2007 12:00:00 AM

Mauricio Soler se convierte en Rey de la Montaña en un ‘tour’ herido de muerte por el dopaje

El líder, el ciclista danés Rasmussen, fue excluido por su propio equipo por “mentir” al ocultar su paradero en pruebas antidopaje. El colombiano se hace inalcanzable en la categoría de mejor escalador.

La cita del escritor peruano Mario Vargas Llosa es obligada: ¿En qué momento se jodió el Tour de Francia? La respuesta es incierta. La única certeza es que la prueba de ciclismo más dura, emblemática y romántica está herida de muerte. No pasa un año sin que esta naufrague en un escándalo en el que siempre el protagonista es el dopaje.

Las noticias más recientes se produjeron en las últimas horas y dejan un sabor agridulce. El líder del tour, el danés Michael Rasmussen, brillante ganador de la etapa de este miércoles, fue expulsado de la competencia. El ciclista colombiano Mauricio Soler se convirtió en el Rey de la Montaña.

¿Cómo fue toda esta obra que tiene los elementos de la comedia y de la tragedia? Todo empezó cuando Rasmussen ganó la etapa 16, en una jornada en la que se anunció un nuevo caso de dopaje entre el pelotón y el retiro de otro equipo por dicho escándalo. Un día después de conocerse el dopaje de Alexandre Vinoukourov y la expulsión de su equipo Astana, las autoridades informaron del dopaje del italiano Cristian Moreni y del retiro total de su equipo Cofidis.

Rasmussen hizo una brillante exhibición de fuerza y poderío. Siempre estuvo marcando la pauta a la larga fila india de corredores que le iban, uno a uno, perdiendo el paso. Al final sólo un puñado de deportistas lo seguían, entre ellos Soler.

A 10 kilómetros de la meta, Rasmussen gritó: “Aquí soy el rey”. Y se fue. Ya sólo lo seguían tres ciclistas. Hasta Soler le perdió el paso. Cuando faltaba un kilómetro, el danés dijo: “¡Adiós!”. Y llegó solitario a la meta. Con su triunfo parcial prácticamente se coronaba virtual campeón. Los especialistas alababan su estilo pues desde los tiempos de Marco Pantani no había un escalador que ganara la prueba. Todo mundo se fue a descansar menos el director de su equipo Rabobank.

Entonces la bomba informativa explotó: Rasmussen fue expulsado del equipo y por ende del tour. Según las primera informaciones, su propio equipo, el Rabobank, excluyó al ciclista por incumplir las reglas de régimen interno, una solicitud que el propio ciclista aceptó, según fuentes del Rabobank.

¿La causa? El corredor había mentido sobre su paradero, estaba en Italia y no en Brasil como había asegurado, y faltó a cuatro controles antidoping, la ausencia en tres está considerado equivalente a un positivo, y no a dos como el corredor había admitido hace unos días
“Michael Rasmussen ha sido enviado de regreso a casa por violar las normas internas (del equipo)”, dijo el vocero del Rabobank, Jacob Bergsma, confirmó a la agencia AP.
 
La expulsión, que según Bergsma fue ordenada por el patrocinador holandés del equipo, se debió a que Rasmussen dio información “incorrecta” al director deportivo del Rabobank acerca de su paradero el mes pasado, cuando no se presentó a un examen antidopaje.
 
Rasmussen faltó a los exámenes del 8 de mayo y 28 de junio.
El ciclista de 33 años, quien se había afianzado en la punta al ganar la etapa del miércoles, parecía el probable ganador de la carrera, que finaliza el domingo en París.

A medida que Rasmussen avanzaba hacia su primera victoria en el tour, los directores de la carrera dijeron en reiteradas ocasiones que no se le debía haber permitido participar de la partida el 7 de julio en Londres.

“No podemos decir que Rasmussen hizo trampas, pero su irresponsabilidad y sus mentiras en cuanto a su paradero se habían vuelto intolerables”, dijo el director del tour, Christian Prudhomme a la AP, al pedírsele declaraciones sobre el retiro del danés. El titular del organismo rector del ciclismo mundial aplaudió la decisión.

Con su retiro, Soler se confirmó en el liderato de los Premios de Montaña con 206 puntos. Su inmediato seguidor era Rasmussen con 196. Ahora es el español Alberto Contador con 128 puntos. Es decir que Soler logró un triunfo meritorio y marca un futuro promisorio para volver a poner a los colombianos a soñar. Lástima que haya sido en este tour, en donde ahora muchos se preguntan: ¿En qué momento se jodió el tour? Y mientras otros afirman: “Deberían suspenderlo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.