Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/5/2006 12:00:00 AM

"Me gusta el toreo de frente"

Diego Ventura y Jorge Enrique Piraquive, dos de los rejoneadores que estarán este domingo en la plaza de toros de Santamaría hablaron con SEMANA.COM.

El lusitano español Diego Ventura, de 23 años, comenzará con pie derecho la temporada española y francesa, pues tiene firmados contratos para las principales plazas de esos países. Este domingo se despedirá de la afición bogotana en la Plaza de Santamaría.

SEMANA: ¿Usted ya es conocido de la afición colombiana, sin embargo nos quiere recordar quién es Diego Ventura, cuándo recibió la alternativa y de manos de quién?
DIEGO VENTURA: La alternativa la recibí de manos de mi padre y en presencia de Sergio Galán, y Diego Ventura es un chaval que ha venido a Colombia a abrirse paso sea como sea y lo está consiguiendo poco a poco.

SEMANA: ¿Cómo lo ha recibido la afición colombiana?
D.V.: Pues muy bien. La verdad que muy contento porque he tenido éxitos muy importantes y la gente conmigo se ha entregado.

SEMANA: ¿Cómo es su estilo de rejoneo?
D.V.: Pues me gusta torear puro, hacer las cosas bien, de frente, sobre todo creo que es donde está la pureza del toreo.

SEMANA: ¿Qué suertes ejecuta con más asiduidad?
D.V.: Bueno creo que en banderillas es la suerte que a mí más me gusta y la que hago con más perfección.

SEMANA: ¿Ha tenido cornadas o percances de gravedad?
D.V.: Sí, muchísimos. He tenido varios percances. Cornadas y golpes a los caballos en las plazas, algunos de cierta gravedad.

SEMANA: ¿Cómo está compuesta su cuadra de caballos?
D.V.: Pues ahora mismo en España tengo 30 caballos toreando y aquí en Colombia he traído seis.

SEMANA: ¿Recuerda sus nombres?
D.V.: Se llaman Cairel, Nogal, Bambi, Chavela, Triunfador y Azahar.

SEMANA: ¿Con cuál de ellos se siente más a gusto?
D.V.: Con Bambi es con el que me siento más a gusto y es la estrella de la cuadra.

SEMANA: ¿Qué espera de la próxima temporada española?
D.V.: La verdad de momento pinta muy bien, pues pienso ir a todas las ferias importantes y triunfar en todas ellas.

SEMANA: ¿Deja firmados contratos para la temporada colombiana 2006-2007?
D.V.: No. No los dejo porque no es mi estilo. Lo primero que hago es hablar con mi apoderado y decirle que no haga nada porque conforme vaya la temporada española es donde voy a triunfar y así se llega con más nombre y así mismo se puede cobrar. Eso funciona así.

SEMANA: ¿Al comenzar su temporada española viaja con su cuadra de caballos o estos se quedan en Colombia?
D.V.: Estos caballos con los que estoy toreando ahora mismo se quedan en Colombia en la cuadra de Jorge Enrique Piraquive.

SEMANA:  ¿Qué sabe del encaste de la ganadería de Manuel Orbes?
D.V.: La conozco muy bien porque el año pasado la toreé y bueno hubo de todo: toros buenos y toros malos.

SEMANA: ¿Habrá toreo por colleras con alguno de sus alternantes?
D.V.: Pues sí, con Andy Cartagena hemos toreado mucho y con Jorge Enrique lo hemos hecho en los entrenamientos.

SEMANA: ¿Finalmente qué mensaje le envía a la afición bogotana para que lo acompañe el próximo domingo?
D.V.:  Pues que vayan a los toros, que van a ver una corrida muy interesante, tres rejoneadores muy importantes y que van a darlo todo y la gente la va a pasar muy bien.

Jorge Enrique Piraquive: "Viajo a España a 'romper' como sea".

Administrador de empresas y economista de Harvard, prefirió, por consejo de su padre, dedicarse al arte del rejoneo. Igualmente viajará a España e igual que Ventura hará el paseíllo en Bogotá.

SEMANA: ¿Qué expectativa tiene para el domingo?
JORGE ENRIQUE PIRAQUIVE: Muchas, la verdad. Es la segunda vez que voy a torear en Bogotá, confirmo mi alternativa, los caballos están en plena forma, solo espero que los toros embistan y que hagamos las cosas bien.

SEMANA: ¿Su cuadra de caballos no tiene nada que ver con las de los otros alternantes?
J.E.P.: Es completamente diferente. Yo tengo mis caballos aparte, entrenando mucho, me gusta torear cargando la suerte, y perfeccionándome en banderillas y  adaptarme al estilo de España que es diferente al estilo colombiano.

SEMANA: ¿Qué piensa hacer con la cuadra de caballos que le va a dejar el rejoneador Ventura?
J.E.P.: Entrenarlos mucho, torearlos y adaptarlos a mi cuadra. Yo tengo en este momento 30 caballos que están toreando y no es fácil estar con todos y ahora viene el proceso de acoplamiento.

SEMANA.: ¿Dónde pastan esos caballos?
J.E.P.: En Chía, en el departamento de Cundinamarca, en la hacienda La Andaluza, en donde dictamos cursos a diferentes alumnos del colegio Gimnasio Británico.

SEMANA: ¿Su campaña este año en Colombia?
J.E.P.: La campaña este año en Colombia fue muy buena, he cortado orejas en todas las tardes y voy a comenzar en marzo mi campaña por España, donde espero romper de verdad, donde voy a torear con los más grandes, tengo mucha ansiedad porque allá hay gente que sabe, aquí en Colombia apenas somos 10 y allá son 100 rejoneadores por lo que existe mucha competencia. Por el momento ya tengo apoderado, Julián Alonso, que trabaja con la casa Mantilla y ya tengo firmado la primera corrida el 18 de marzo.

SEMANA: ¿Viaja con su cuadra de caballos a España?
J.E.P.: Claro que sí. No puedo llegar a torear con caballos que no conozca. La idea es ir con mi caballos, con los que me he formado y continuar allá.

SEMANA: ¿Dispendioso y costoso el viaje?
J.E.P.: Como todo lo que tenga que ver con el rejoneo es dispendioso y costoso, entonces llevar los caballos no es fácil.

SEMANA: Su mensaje a la afición bogotana...
J.E.P.: Que vayan el domingo, espero que se diviertan, somos tres rejoneadores que vamos a dar el todo por el todo y allá iremos a pasar un buen rato.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.