Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2006/07/31 00:00

¿Mensaje de las Farc?

El atentado a un convoy militar en Bogotá, que en vísperas a la posesión del presidente Álvaro Uribe deja un muerto y 22 heridos, podría indicar que a cambio de un gran atentado, las Farc planean ataques consecutivos de menor envergadura.

Esta Mazda 626 explotó en la mañana de este lunes cuando pasaba un convoy militar. El atentado dejó un muerto y 22 personas heridas. (Fotos: Juan Carlos Sierra)

Al Mazda 626 blanco le adaptaron en el depósito del gas un compartimiento para los explosivos. Ahí lo llenaron con 30 kilos de anfo y lo abandonaron sobre la calle 75 con carrera 45, en el barrio Galán, al noroccidente de Bogotá. A las 9 y 5 de la mañana, al paso de un convoy militar, la bomba fue activada a control remoto por medio de un celular. La detonación dejó una persona muerta, y heridos a 21 militares y un civil.

Los autores del crimen hicieron estallar el vehículo cuando vieron que se acercaban dos camiones con 40 soldados de la Policía Militar 15 que se disponían a hacer operativos de seguridad en la zona. Los camiones venían desde la carrera 30, tomaron el canal de agua de la 45 y poco después la bomba estalló.

El atentado acabó con la vida de una persona que, al parecer, era un reciclador del lugar, y cuyo cuerpo quedó a 20 metros del Mazda que tenía placas BBE 865 de Bogotá. Los soldados y el civil que resultaron con heridas leves fueron trasladados al Hospital Militar y el Policlínico de la Policía. Hasta el momento sólo uno de los uniformados se encuentra en estado crítico.

Las autoridades están en máxima alerta desde la última jornada electoral debido a las amenazas de las Farc de hacer atentados, y a una semana de la posesión del presidente Álvaro Uribe para comenzar su segundo mandato, los operativos se intensificarán aún más.

“No es difícil suponer que esta es una organización independiente de la red urbana Antonio Nariño (nombre de las milicias de las Farc en Bogotá). Es posible, por ejemplo, que las Farc hayan mandado gente del Tolima o del Huila, tal como lo hicieron cuando atentaron contra El Nogal", dice el General Gustavo Matamoros, comandante de la Brigada 13 del Ejército.

Esa posibilidad también la ve probable Sergio Jaramillo, director de la Fundación Ideas para la Paz, quien se pregunta si las Farc se estarán preparando para hacer atentados pequeños pero consecutivos, y no ataques espectaculares como el del 7 de agosto hace cuatro años, cuando la guerrilla atacó la Casa de Nariño con rockets que asesinaron a Tk personas en el barrio vecino del Cartucho.

“Si las Farc hicieron lo de hoy, mi intuición es que para ellos es más fácil hacer cosas pequeñas y no una grande. Igual todos están esperando que estas envíen su ‘mensaje’ al presidente Uribe, ya que en elecciones no hicieron nada y el pasado 20 de julio tampoco. Ellas no se van a quedar calladas durante ocho años seguidos”, asegura Jaramillo.
 
De acuerdo con el Ejército, la intensidad de sus operativos logró frustrar el pasado 14 de julio un carro-bomba abandonado frente a un centro comercial en la Avenida Caracas con calle 50 Sur. Por esos días, se incautaron también 100 kilos de explosivos en Gachetá, Cundinamarca. Cerca al municipio de Sibaté, se neutralizó un vehículo con 100 kilos de explosivos y la semana pasada se encontraron artefactos similares muy cerca de la Escuela de Artillería, también en Bogotá.

Las investigaciones están en manos de dos fiscales de la unidad Antiterrorismo de la Fiscalía, miembros de la Sijín y del DAS. Entre tanto, el Ministerio de Defensa ofreció esta mañana 1.000 millones de pesos para quien suministre información sobre los autores materiales e intelectuales del hecho.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.