Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/29/2003 12:00:00 AM

"Mi película está hecha con gente como uno, con gente que vemos en cualquier calle"

Se acaba de estrenar en Colombia la película de la colombiana Patricia Cardoso, Las mujeres de verdad tienen curvas, cinta que, aunque inicialmente era un proyecto para televisión, terminó en la pantalla grande por la buena acogida. Así lo demuestran dos premios del festival de cine independiente de Sundance y uno en San Sebastián. Vea un entrevista hecha a Cardoso para Ocho y medio.info.

Patricia Cardoso, es una de las pocas colombianas que se ha dado el lujo de haber ganado un Oscar. Obtuvo el Premio de la Academia al Mejor Alumno por El Aguador, su primer cortometraje. A pesar de su formación en arqueología y antropología siempre estuvo atraída por el cine. Obtuvo la beca Fulbright y estudió en la escuela de cine UCLA, de donde se graduó en 1994. Su mediometraje El reino de los cielos, fue un abrebocas a lo que ya es una realidad: Patricia Cardoso dirigiendo su primer largometraje, Las mujeres de verdad tienen curvas. Ella respondió, amablemente, una preguntas desde Los Angeles, ciudad en donde reside desde hace varios años.

Diego Garzón: ¿Cómo nació la historia de la película?

Patricia Cardoso: Era una obra de teatro de Josefina López que la compañía HBO había comprado para hacerla en cine y HBO había visto mi película El reino de los cielos y me llamaron para ver si me interesaba dirigirla y finalmente me contrataron a mí.



D.G.: O sea que la idea original no fue suya, ya estaba hecha.

P.C.: Sí, la idea no es mía, ya habían comprado el proyecto. Había una versión de un guión que me dieron pero yo tuve que reescribirlo, incluirle nuevas cosas.

D.G.: ¿Cómo fue la selección del reparto?

P.C.: Hice como cuatro meses de casting, fui muy meticulosa. Yo quería el mejor actor para cada papel. Yo tenía un director de casting aquí en Los Angeles y una directora de casting en Ciudad de México y también en Nueva York y en Texas. Vi cientos de personas, y finalmente vi personas que me gustaron mucho. Fue una decisión conjunta con los productores, afortunadamente en casi todo estuvimos de acuerdo.

D.G.:¿Fue difícil hacer una película con protagonistas que rompen con los estereotipos de Hollywood?

P.C.: Hacerlo fue difícil, pero una vez hecha la película la gente quedó feliz porque se dan cuenta de que es gente como uno. Cada vez que veo la escena en que todas las mujeres que están en el taller de costura se quitan la ropa, me conmuevo, pues durante los ensayos yo hablé con ellas de eso: hablamos de que toda la gente es bella pero no nos damos cuenta.

D.G.: La historia es muy sencilla y tal vez por eso gusta tanto.

P.C.: Sí, eso es cierto. Incluso la película originalmente tenía un montón de escenas que yo le fui quitando porque pensé que sobraban pues para mí las historias más simples son las que funcionan mejor. En la obra de teatro la historia sólo sucedía en la fábrica y eran sólo cinco personajes: la mamá, las dos hijas y las dos costureras que trabajaban.

A mí me tocó hacer la película más visual pues no me gusta tanto filmar interiores sino exteriores. Las escenas que estaban adentro, tratar de ponerlas en el jardín. También tocó inventar escenas nuevas. En la manera como trabajo, hablo mucho con las actores y oigo sugerencias. Por ejemplo, con la actriz que hizo de mamá nos inventamos algunas escenas como la que ella está con rulos, con el papá, al principio, diciéndole que ella puede educar a su hija. Muchos de los diálogos son inventados por ellos.

D.G.: ¿Qué otras escenas surgieron sobre la marcha?

P.C.: Cuando la mamá de Ana está viendo en la sala 'Los pobres lloran más', la telenovela, yo incluí una historia que mi mamá me contaba cuando yo era niña y era tal cual: una niña que sacaba la cabeza cuando iba en el bus y alguien le arrancaba la cabeza. Esa es la historia que ella cuenta en la película. Ahora, que ya está hecha, mi mamá me dice que no se acuerda muy bien de haberme contado esa historia y que a lo mejor la oyó alguna vez.

D.G.: ¿Cómo ha sido recibida la película en EEUU?

P.C.: Aquí todo ha estado muy bien. La película inicialmente estaba pensada para cable pero cuando estuvo en el Festival de Sundance, se ganó unos premios importantes, y el apoyo del público fue increíble. Tuvimos seis proyecciones, con una gran ovación. Luego estuvo en Nueva York y muchas ofertas de compañías de distribución para comprarla y distribuirla en cine y HBO dijo que sólo la quería para televisión y que el que quería ver la película que comprara la suscripción a cable. Pero luego en el mercado de Cannes, en mayo pasado, se vendió internacionalmente a otros países para salas de teatro, y se vendió a 12 países. Y ahí decidieron distribuirla en Estados Unidos, y estuvo seis meses en cartelera. Se va a estrenar en televisión por cable en octubre. En España se está mostrando y creo que ya llegamos al millón de espectadores.

D.G.: ¿Qué proyectos vienen ahora?

P.C.: Quiero filmar en Colombia una película sobre José Gregorio Hernández, el santo. Per por ahora estoy dedicada a mi hijo que nació hace nueve meses.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.