Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2007/04/09 00:00

Minhacienda: “Siempre he hecho política de manera abierta y pública”

El ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, se defiende de la polémica surgida por la divulgación de una fotografía en la que aparece en un acto público de la mano con una ex líder paramilitar del Magdalena Medio, actualmente prófuga.

En esta foto, tomada en el año 2003, se ve al actual ministro de Hacienda, Óscar Iván Zuluaga, junto con Maribel Galvis (camiseta verde, a la derecha del funcionario) durante un acto político en La Dorada, Caldas. (Foto: Cortesía revista CROMOS)

El fantasma de la parapolítica que ronda a influyentes dirigentes que apoyan a la Administración Uribe tocó en las últimas horas a otro de sus ministros. Mes y medio después de que la canciller María Consuelo Araujo Castro renunciara a su cargo por los supuestos vínculos de los que se sindica a su padre, a su hermano y a otros miembros de su familia con las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), se divulgó una fotografía en la que una ex líder paramilitar, hoy prófuga de la justicia, aparece en un acto político de la mano con el recién nombrado ministro de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga.

El documento es del año 2003. En ésta, aparece Maribel Galvis como candidata al Concejo del municipio de La Dorada, en Caldas, en una manifestación pública con Óscar Iván Zuluaga, quien para ese entonces era senador de la República por el movimiento Nuevo Partido. Ambos están con los brazos levantados y las manos tomadas.

Maribel Galvis es la misma persona que tres años después, en una carta firmada por su puño y letra, renuncia a su cargo en el cabildo y al Nuevo Partido luego de una orden de captura emitida por la Fiscalía que la señalaba de extorsionar a la sede de Coca-Cola, en la misma localidad, por 10 millones de pesos, a nombre de los paramilitares.

El hecho obligó al ministro de las Finanzas a dejar a un lado su agenda habitual para explicar el contenido de la fotografía que fue divulgada en su última edición por la revista Cromos. Según Zuluaga, fue un hecho lamentable cuando después vio que el 2 de febrero del año pasado, esta mujer de 30 años apareció en las filas de los desmovilizados de ‘Ramón Isaza’ y su bloque de autodefensas del Magdalena Medio. Insistió, sin embargo, que para el momento de la instantánea, él no tenía ni idea de la militancia de ella en ese grupo armado ilegal.

Isaza es uno de los más caracterizados paramilitares del Magdalena Medio y hoy se encuentra recluido en la cárcel de máxima seguridad de Itagüí. El ministro de Hacienda reiteró en las últimas horas que solamente se enteró de los vínculos de Maribel Galvis, con ese grupo armado de extrema derecha, en enero de 2006, cuando ella renunció a su cargo como concejal de La Dorada, para someterse a la Ley de Justicia y Paz, con el grupo paramilitar de uno de los más antiguos paramilitares de Colombia.

Galvis ha confesado abiertamente que es simpatizante de las autodefensas desde hace dos décadas y que colaboraba con Ovidio, hijo de ‘Isaza’, conocido en la zona con el alias de ‘Roque’. Según esta mujer, a pesar de las masacres que se le endilgan a ese grupo (como las de Falán y Palocabildo, en el departamento del Tolima), ella jamás oyó hablar sobre los crímenes cometidos por este grupo que más sangre ha derramado en las cuatro décadas continuas de violencia en Colombia. Al contrario, para ella, los miembros de las AUC “le parecían gente normal”.

Zuluaga dice haber conocido a Maribel Galvis como una destacada líder popular del barrio Las Ferias en La Dorada, en donde salió victoriosa como concejal por el mismo movimiento que él representaba, y asegura que su carisma y su trabajo con la población siempre fue aplaudidos por los electores que la llevaron al Concejo.

“Nos presentamos como nuevo partido con 350 candidatos al Concejo e hicimos un trabajo especial (...) queríamos estar seguros de que no tenían implicación alguna en materia judicial, de que eran personas buenas, líderes reconocidos. Elegimos entonces a 69 concejales en 2003, y uno de ellos fue Maribel, quien en ese momento fue referenciada y no presentaban antecedentes, igual que los otros aspirantes”, dijo Zuluaga a la emisora La W.

Esta es la segunda ocasión en la que Zuluaga debe salir a defenderse por el tema de los paramilitares. A principios de este años se divulgó un estudio de la Fundación Nuevo Arco Iris sobre las alianzas político-paramilitares para las elecciones legislativas.

Aunque el ministro Óscar Iván Zuluga siempre ha sido reconocido por su transparencia y honestidad en los cargos públicos que ha desempeñado, el estudio (dirigido por el analista León Valencia) demostró que el actual Ministro había sido elegido senador en 2002 por el Movimiento Convergencia Popular Cívica, junto con Carlos Clavijo y Rocío Arias; y que Zuluaga había obtenido votaciones en zonas de Caldas donde se había presentado una importante expansión del paramilitarismo (Ver “Informe Fundación Arco Iris”)

Pero el ministro Zuluaga, tras revelarse la fotografía, ha insistido en que jamás ha participado en actos clandestinos ni ilegales, y que tampoco renunciará a su cargo a pesar de que su ex colega Consuelo Araujo lo haya hecho el pasado febrero en medio de un escándalo por el que ni siquiera le tocaba responder penalmente, aunque sí políticamente. Por eso no renunciará: “Mi única explicación es que la política siempre la he hecho de manera abierta y pública”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.