Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/16/2007 12:00:00 AM

Nada frena atentados en Buenaventura

Cinco muertos y once heridos deja hasta el momento la explosión de una bomba en el barrio Granada, sector residencial del puerto. Cincuenta millones de recompensa se ofrecieron por los autores del atentado

El terrorismo en Buenaventura vuelve y juega. Esta vez una bomba escondida en una bolsa plástica fue pateada por un transeúnte en el barrio Granada., cerca de la Casa de Justicia Local en la comuna 12. El artefacto estalló en mil pedazos y le causó la muerte a cinco personas y heridas a otras once que pasaban por el lugar a las ocho de la mañana.

“Sea quien sea hay que rechazar estos actos”, dijo el gobernador del Valle Angelino Garzón, quien ofreció una recompensa de 50 millones de pesos a quien informe sobre el paradero de los autores que, al parecer, podrían ser miembros de las Farc o desmovilizados de las AUC que mantienen en el puerto una disputa territorial a muerte.

Dicen las autoridades que tres personas murieron en el acto y dos más que fueron trasladadas a un centro hospitalario del sectormurieron minutos después. Los heridos son tres policías y ocho civiles que son atendidos a esta hora en el Hospital Departamental de Buenaventura y en el Hospital de Cali, donde hay alerta roja por la emergencia. Uno de los lesionados es un menor de edad que está en delicado estado de salud.

Con el ataque de este viernes, ya son dos los que han prendido en pánico a Buenaventura en menos de una semana: el día que el presidente George W. Bush llegó a Bogotá, un policía quedó herido cuando intentaba desactivar una bomba y otras dos personas que se encontraban en el sitio también quedaron lesionadas; todo esto sin contar que otros dos artefactos alcanzaron a ser desactivados. Mientras tanto en Cali las autoridades tuvieron que atender la emergencia de otras dos explosiones en cajeros automáticos que, por fortuna, no dejaron heridos.

Rosario de atentados

Ni siquiera la orden del Presidente de la República para que la Policía, la Armada y el DAS concentraran todos sus esfuerzos en encontrar a los culpables de estos atentados ha servido para acabar con la ola de violencia en el lugar. El 14 de enero y desde una camioneta, tres sicarios dispararon sin compasión contra varias personas que se encontraban en una peluquería, causándoles la muerte de cuatro personas y dos resultaron heridas.

Siete días después, murieron cuatro civiles y dos policías en el ataque contra un camión policial en el barrio La Independencia. Hubo 14 heridos. Allí los patrulleros Libio Cortés Hernández y Alberto Castillo murieron mientras que otros cinco uniformados quedaron heridos. También perdieron la vida David Rendón, un menor de 14 años que transitaba en bicicleta por el lugar; Henry Benítez; Aracelly Calle, de 37años; y el pensionado Amador Moreno, de 74 años, por múltiples impactos de bala.

El 3 de febrero, un petardo de mediano poder fue lanzado contra una tienda contigua al colegio San Francisco de Asís, del barrio Juan XXIII en la comuna siete, cobijada con medida del toque de queda para controlar la seguridad en el lugar. Ese día, desconocidos arrojaron el artefacto explosivo que ocasionó destrozos, cobró la vida de una mujer y daños en por lo menos 20 casas del sector. “Buenaventura atraviesa una grave situación de orden público desde mediados del año anterior por la disputa entre pandillas, asociada con el tráfico de drogas, y la rivalidad entre milicias urbanas afines a las guerrillas izquierdistas o paramilitares de derecha”, dijo en su momento el gobernador Garzón, “hay esfuerzos de las autoridades, pero siguen sucediendo hechos dolorosos”.

El jueves 8 de febrero la detonación de una papa explosiva dejó un policía muerto y cinco heridos. Y el sábado 10 de febrero, en la calle Piedras Cantan, una explosión causó la muerte de un bebé que crecía en el vientre de María Perlaza, quien murió cuatro días después. El explosivo también les causó heridas a otra mujer de 19 años y a cuatro menores, lo mismo que a los infantes de Marina Alexander Cardona, Juan Pablo Bolaños y Henry Carmona.

Esto demuestra que la estrategia puramente militar no sirve para acabar con el terrorismo. La sorpresa de los violentos siempre será una trampa para que las autoridades no neutralicen sus atentados, y mientras no se encuentren los cerebros que ordenan detonar los artefactos, no valdrán las numerosas desmovilizaciones de milicianos que por televisión hacen respirar, por muy poco tiempo, a los porteños del Valle.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.