Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2008/04/23 00:00

Otro sindicalista silenciado en Colombia

Con el asesinato de Jesús Caballero, docente del Sena, van en 23 las víctimas del sindicalismo en lo que va de 2008. En la mayoría de los casos han sido asesinados por armas blancas y, la mayoría, sin amenazas previas.

Los sindicalistas temen por sus vidas. En los primeros cuatro meses del año han sido asesinados 23.

Tan sorprendente es el incremento de las muertes de sindicalistas en los primeros cuatro meses de 2008 en relación con el año pasado–sobre todo cuando éstas venían bajando en los años anteriores — , como la forma en que han muerto.

El último caso del que se tiene noticia es el de Jesús Caballero Ariza, docente del Sena en Sabanalarga (Atlántico) que hacía parte del sindicato de la institución. Caballero había desaparecido el 16 de abril y dos días después, sus familiares encontraron su cuerpo como NN en una fosa común. Tenía signos de tortura, rastros de heridas con machete y un tiro en la cabeza.

Según Carlos Rodríguez, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), existe preocupación por la manera como han sido muertos últimamente los sindicalistas. “Han sido atacados con arma blanca, muestran signos de tortura y eso evidencia una nueva modalidad que busca además generar terror porque cuando la otra gente ve que hubo tortura genera miedos” comenta.

Los cadáveres de los últimos sindicalistas asesinados en lo que va de 2008 dan cuenta de que han sido muertos de manera similar. Los victimarios están usando armas blancas y, muchos no habían recibido amenazas antes de morir.

Pero Caballero sí tenía su muerte anunciada. Él, como instructor de derechos humanos en su sindicato, había participado en la organización de la marcha del 6 de marzo, la misma que algunos habían tildado públicamente de haber sido promovida por las Farc. Eso acabó de poner a Caballero en la mira de sus verdugos.

Con su muerte, ya son 23 los asesinados en apenas cuatro meses que van de este año, cifra que supera en un 77 por ciento a los 10 homicidios de sindicalistas ocurridos en 2007.

El balance muestra un panorama oscuro para los docentes. Del total de sindicalistas muertos hasta la fecha, la mitad han sido maestros sindicalistas, como Caballero.

Hasta el año pasado, el descenso de muertes de sindicalistas era evidente y lo celebraban tanto el gobierno como las mismas centrales obreras. El blogger Alejandro Gaviria, incluso, reseña en su sitio un estudio académico que habla de una reducción de homicidios de sindicalistas en relación con otra población vulnerable a la violencia como periodistas y políticos.

Ese indiscutible logro para el mundo sindical está perdiéndose este año, según coinciden los líderes sindicales y como lo había anunciado recientemente Semana.com en el artículo 'Profesión peligro’. Rodríguez, el presidente CUT, teme que con el rearme de los paramilitares en las ‘Águilas Negras’ vuelva una amenaza para los sindicalistas similar a la que significaron las Auc hace apenas unos años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.