Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/29/2008 12:00:00 AM

“Para conseguir solidaridad en su lucha contra la guerrilla, Uribe debe creernos que no estamos con las Farc”

En entrevista exclusiva para Semana, Javier Ponce, ministro de Defensa de Ecuador, asegura que las Farc en el Ecuador distorsionan las relaciones con Colombia y se constituye en pretexto para que el conflicto rebase las fronteras.

En una conversación franca el ministro de Defensa de Ecuador, Javier Ponce, reconocido en su país como ensayista y poeta, aseguró que Colombia no puede pedirle solidaridad a Ecuador en su lucha contra las Farc, y a la vez, no confiar en su vecino. Así mismo negó rotundamente cualquier complicidad de su gobierno con las Farc.

“Nosotros no podemos fundar nuestra seguridad nacional en un arreglo con una fuerza ilegal e irregular, dijo. Eso sería absolutamente inadmisible y una traición a toda la región”.

También ratificó su negativa a debatir los contenidos del famosos computador de Raúl Reyes encontrado por las fuerza de seguridad colombianas que atacaron el campamento donde estaba el guerrillero el pasado 1 de marzo porque no cree que haya pruebas reales de posible complicidad de funcionarios de su gobierno con las Farc, más allá de las gestiones a favor del intercambio humanitario, y sobre todo, porque, según él “es que es el único elemento que tiene el presidente Uribe para justificar un acto injustificado, que fue la invasión del primero de marzo.



María Teresa Ronderos: ¿Qué hace un escritor y un poeta sentado en la silla del Ministerio de Defensa de Ecuador?

Javier Ponce: esa es la pregunta que yo me hice también el día en que el Presidente me hizo la propuesta, pero finalmente me dije estoy dentro de un proyecto político, y cuando uno está en un proyecto político no escoge el sitio en el que le ponen. Poco a poco me he dado cuenta que aquí también hay una estética, hay un ceremonial muy bien organizado, entonces hay una estética militar que también es interesante una vivencia de ese estilo

MTR: ¿Cuál es exactamente la prioridad en defensa y seguridad en Ecuador hoy?
JP.: La primera y fundamental es el control en la frontera norte. Nosotros tenemos trece destacamentos militares a lo largo de la frontera, Colombia me parece que tiene dos o tres entonces toda la responsabilidad está cayendo sobre nosotros para el control de esa frontera y evitar que se recrudezca el conflicto.

MTR: ¿Temen que las Farc sirvan de razón para que Estados Unidos desestabilice al gobierno izquierdista de Correa?
JP: Sí, en la medida en que el gobierno de Correa es un punto importante en toda una tendencia latinoamericana de izquierda. Y una posición firme ecuatoriana puede impedir que la estrategia estadounidense de someter la soberanía territorial a los intereses internacionales con su llamado “terrorismo” pueda implantarse en nuestro continente, como se ha implantado en territorio palestino, en Irak, etc.

MTR: Es que pienso que Colombia se ha equivocado al convocar a la solidaridad del continente en su lucha contra la guerrilla, como una lucha contra el terrorismo en los términos estadounidenses. Eso aliena a los vecinos que no quieren concebir a las Farc –por diferentes razones –como una organización terrorista… ¿Me equivoco?
JP: No, creo que tiene razón. Como ha dicho el presidente Correa, la mayoría de países de América Latina no reconocen a las Farc como terroristas. Entonces sí creo que hay un afán un poco equivocado del gobierno de Uribe de tratar de imponer una concepción del tema a todos los países y eso resulta inaceptable. La presencia de las Farc en el Ecuador distorsiona nuestra relación con Colombia, distorsiona nuestra relación con el gobierno colombiano y constituye el pretexto para que el conflicto rebase las fronteras.

MTR: Sin embargo las Farc le han hecho mucho daño al pueblo colombiano. Han causado muerte y destrucción y paradójicamente, han retardado las políticas sociales. ¿Cómo puede Colombia convocar entonces la solidaridad de los vecinos para que le ayuden a resolver el problema de las Farc, o por lo menos que no contribuyan a empeorarlo, dándoles refugio o respaldo?

JP: Nosotros compartimos totalmente esa angustia del pueblo colombiano y más aún si tenemos alrededor de 200 mil refugiados que nos están contando todos los días los dramas que se viven en Colombia. El problema de Uribe es que pide solidaridad por una parte y rompe la confianza mutua inmediatamente. La mayor forma de conseguir solidaridad es dando confianza a los vecinos, creyéndonos a los vecinos que realmente nosotros tampoco estamos de acuerdo con las Farc. Eso es lo que el presidente Correa nunca va a olvidar, esa traición del presidente Uribe de haberlo llamado en la mañana del primero de marzo a contarle una versión mentirosa de lo que estaba ocurriendo.

MTR: Uno pensaría que el gobierno de Ecuador tiene algún tipo de acuerdo secreto con las Farc de “hagámonos pasito”, es decir, los ecuatorianos dejan a las Farc que monten acá sus campamentos y se aprovisionen, y a cambio, los guerrilleros no secuestran, ni extorsionan ecuatorianos; ni siembran coca… ¿Es posible que Ecuador llegue a esa “real polítik”?.. Al fin y al cabo les sale más barato...

JP: ¡Eso es un ejercicio de realismo mágico inconcebible! Nosotros no podemos fundar nuestra seguridad nacional en un arreglo con una fuerza ilegal e irregular. Eso sería absolutamente inadmisible y una traición a toda la región.

MTR: ¿Qué está haciendo usted con respecto a la corrupción de miembros de las Fuerzas Armadas ecuatorianas que venden armas a las Farc por debajo de la mesa?

JP: En el ministerio tengo prioridades fundamentales. Tengo un problema grande con inteligencia militar que tengo que enfrentar y creo que si consigo modificar sustancialmente el comportamiento de inteligencia militar puedo, a través de inteligencia militar, hacer también un control sobre ese contrabando de armamento, de uniformes o de lo que sea.

MTR: Hasta dónde se han conocido los documentos del computador de Reyes, solo una figura del gobierno ecuatoriano, Gustavo Larrea, aparecería involucrado, ¿por qué entonces desestiman toda la información del computador que les puede ser valiosa a ustedes también?

JP: Nosotros tenemos enormes preocupaciones y estamos claros en nuestra posición frente a las Farc, entonces no tenemos por qué ocuparnos en ese tipo de denuncias que no nos conducen a nada. Lo que se puede decir de Gustavo Larrea en ese computador es lo que nosotros conocíamos, o al menos conocía el presidente Correa, en términos de la negociación humanitaria. No hay una acusación de que se le ha entregado dinero a Gustavo Larrea.

MTR: Pero se dice que hubo un aporte a la campaña de Correa…
JP: Un aporte al gobierno de Correo a través del señor Jorge Brito que no es miembro del gobierno. Entonces no hay una acusación directa a Gustavo Larrea de haberlo hecho. La verdad no vemos motivos para preocuparnos. Pero más aún que eso, hay una razón fundamental para rechazar el computador y es que es el único elemento que tiene el presidente Uribe para justificar un acto injustificado, que fue la invasión del primero de marzo. Es el único argumento que tiene, no tiene otro, que hablar de la supuesta complicidad de Ecuador con las Farc.

MTR: Colombia y Ecuador tienen mucho qué perder con esta pelea, pero ninguno parece querer ceder en sus posiciones ¿Cómo zanjar esta crisis?
JP: Las tensiones no van a desaparecer en la frontera creo que por tres razones. Primero no van a desaparecer mientras el presidente Uribe no renuncie a la idea de que hay que regionalizar el conflicto y que hay que involucrar a los países vecinos en el conflicto.
Segundo, mientras el presidente Uribe no renuncie a que la única solución posible con las Farc es la solución militar. Y tercero, en la medida en que el presidente Uribe no tenga intención de fortalecer su frontera norte.

MTR: ¿Le entendí bien… ustedes quisieran que Colombia refuerce la frontera con Ecuador?
JP: Claro que sí. Porque si hay mejor vigilancia colombiana allí se evita que las Farc y otros problemas desborden la frontera con Ecuador. Si Colombia sume la carga que le corresponde en la seguridad de la frontera, a nosotros nos queda toda la responsabilidad como sucede hoy.

MTR: ¿Un paso práctico para reconstruir la relación sería olvidarse del computador, y empezar a trabajar juntos?
JP: Eso es lo que está pidiendo el presidente Correa, que el presidente Uribe se guarde el computador y comencemos a hablar en otros términos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.