Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2008/06/18 00:00

Paramilitar involucra a ex subdirector del Das en crimen de Jaime Garzón

Jorge Iván Laverde, alias El Iguano, implicó al ex subdirector del DAS José Miguel Narváez en el secuestro de Piedad Córdoba y el asesinato del periodista Jaime Garzón. Aseguró también que un grupo paramilitar intentó asesinar a alias ‘Raúl Reyes' en Venezuela.

Jorge Iván Laverde, alias El Iguano Foto: Paola Castaño

Jorge Iván Laverde, alias El Iguano, ha confesado bajo la Ley de Justicia y Paz más de 2000 asesinatos. Declaró en contra del ex alcalde de Cúcuta, Ramiro Suárez Corzo, enjuiciado por homicidio y de Ricardo Elcure, detenido por parapolítica. El pasado martes señaló al ex subdirector del DAS, José Miguel Narváez, de instigar al desaparecido jefe paramilitar Carlos Castaño para que asesinara al periodista y humorista Jaime Garzón en agosto de 1999.

José Miguel Narváez fue subdirector del Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, hasta diciembre de 2005, durante parte de la gestión de Jorge Noguera.

Alias El Iguano dijo también que Narváez fue determinante en el secuestro, entre el 21 de mayo de 1999 y el 4 de junio del mismo año, de la senadora liberal Piedad Córdoba. Según El Iguano, Narváez fue quien llevó a Castaño las grabaciones donde, supuestamente, la senadora liberal denigraba del líder de las autodefensas en una conversación con Francisco Galán, miembro del Eln que en ese entonces se encontraba detenido.

Según Laverde Zapata, dichas grabaciones impulsaron a que Castaño Gil ordenara el secuestro de la parlamentaria.

Por otra parte, afirmó que un grupo paramilitar incursionó en territorio venezolano en el año 2003 con el objetivo de asesinar a Raúl Reyes, pero éste alcanzó a abandonar el sitio donde estaba escondido. 

Durante la diligencia judicial, "El Iguano" reconoció que en Cúcuta recibió apoyo de los entonces director seccional del DAS, Jorge Díaz, y de la directora seccional de Fiscalías, Ana María Flórez (hoy prófuga), para la ejecución de homicidios y otros ilícitos. El paramilitar  indicó que los comandos urbanos de las autodefensas se movilizaban en los vehículos de ambas instituciones.

En diligencias judiciales anteriores, El Iguano dijo que en algunos centros hospitalarios de Cúcuta como los Samanes, Urgencias La Merced, Clínica La Samaritana o el Hospital Universitario Erasmo Meoz, eran atendidos miembros del Bloque Catatumbo sin ser reportados a las autoridades.
 
¿Ayuda militar?

El versionado confesó además que recibió apoyo del entonces coronel Víctor Hugo Matamoros, en la capital nortesantandereana, y de varios uniformados del Batallón Héroes de Saraguro, con sede en esta ciudad.

Alias El Iguano aceptó que pagaba 20 millones de pesos al sargento del Ejército Nacional, José Celis Castro, para que le avisara con anticipación sobre las operaciones militares contra sus hombres en Tibú y La Gabarra (Norte de Santander).

De acuerdo con la versión entregada por el detenido, el suboficial trabajaba en un programa especial de la Presidencia de la República en el que se planeaban acciones aerotransportadas contra los grupos armados ilegales.

El testimonio de Laverde, conforme a la Ley de Justicia y Paz, debe ser verificado por un fiscal.

¿Quien es El Iguano?

Jorge Iván Laverde nació en el Urabá antioqueño. Alcanzó a terminar el bachillerato y a manejar un camión antes de ser reclutado, a mediados de los noventas, por los hermanos y fundadores de las Autodefensas Unidas de Colombia Fidel y Carlos Castaño.

El Iguano, también conocido como Pedro Fronteras, comenzó como paramilitar en el Urabá, fue trasladado a Chocó y posteriormente al Bloque Catatumbo, bajo el mando de Salvatore Mancuso. Allí comando el Frente Fronteras de ese bloque bajo el cual, según su propia confesión, asesinó a más de dos mil personas.

En condición de desmovilizado El Iguano declaró en contra de Ramiro Suárez Corzo, ex alcalde de Cúcuta, por el asesinato del abogado Alfredo Enrique Florez. En mayo del 2007 dijo ante un juez de Justicia y Paz en Barranquilla que cuando era candidato a la alcaldía, Suárez le pidió a esta organización “neutralizar” a dos personas cercanas a la guerrilla de las Farc.

Entre ellos estaban el  abogado Florez, esposo de Ana María Flórez, quien paradójicamente fue directora seccional de fiscalías en Cúcuta, y ahora huye de la justicia acusada de presuntos vínculos con grupos paramilitares.

El Iguano, además, le dijo a la Corte Suprema de Justicia que Ricardo Elcure, senador de Colombia Democrática por el Norte de Santander, recibió 80 millones de pesos como apoyo para la candidatura a la gobernación en 2003 por ese departamento. Elcure aunque lo niega, y aunque perdió esas elecciones, se encuentra tras las rejas acusado de concierto para delinquir agravado.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.