Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2007/12/27 00:00

Partida de “caravana aérea humanitaria será con una pistolita de esas que usan en la competencia ‘pum’”

El presidente Hugo Chávez reitera que esta dispuesto a reunirse con Manuel Marulanda Vélez ‘Tirofijo’ para buscar una salida negociada al conflicto y “hacer la paz en Colombia”.

En Villavicencio se realizan numerosos operativos de registro y control para custodiar a las aeronaves y a las delegaciones que se harán presentes en la llamada ‘operación aérea humanitaria’. FOTOS: AFP

La liberación de los tres rehenes que están en manos de las FARC sería a más tardar en 72 horas, afirmó este jueves un alto funcionario venezolano. El vicecanciller para Latinoamérica y el Caribe, Rodolfo Sanz, dijo a la prensa que la entrega de Clara Rojas, fórmula a la presidencia de la ex candidata presidencial Íngrid Betancourt; su hijo procreado en cautiverio Emmanuel; y la ex congresista Consuelo González, “tiene que ser cuando muy tarde en las próximas 48 o 72 horas... entre viernes y domingo”.

Acotó que el presidente Hugo Chávez, “con una pistolita de esas que usan en la competencia ‘pum’, dará la partida de la caravana aérea humanitaria” venezolana que participará en el operativo.

Venezuela confía en que la liberación de los rehenes marque el inicio de un proceso de paz en Colombia. “El presidente Chávez está empeñado en conversar con el secretariado de las FARC, específicamente con Raúl Reyes y con Manuel Marulanda Vélez, (alias) ‘Tirofijo’, para discutir en profundidad una salida política al conflicto de Colombia”, dijo Sanz, quien descartó que el gobernante tenga un interés político en la liberación.

Sanz, quien entregó en Colombia la solicitud para realizar la operación, expresó que “se están haciendo las conexiones rutinarias para el aterrizaje de las aeronaves en Villavicencio y luego para sobrevolar el espacio aéreo colombiano con todas las garantías”.

El presidente colombiano Álvaro Uribe aceptó la propuesta venezolana para recoger a los rehenes que las FARC ofrecieron entregarle a Chávez, con lo que se desató el júbilo entre los parientes de los cautivos.

“Muchas gracias, gracias de todo corazón. Eso... resume todo lo que siento” por el presidente venezolano, expresó la hija de González, María Perdomo.

“Esperamos que nos llamen en cualquier momento” para encontrarse con sus seres queridos, agregó en una entrevista telefónica con AP. En la misma situación se encontraba Iván Rojas, hermano de Clara Rojas.

“Vamos para adelante, con esto (la liberación unilateral) se abre una puerta para todos. Vamos a seguir en el empeño de que no haya un secuestrado en Colombia”, dijo Rojas a la prensa.

Chávez anunció que desde Villavicencio partirían un par de helicópteros venezolanos para recoger a los secuestrados en un lugar desconocido, luego volverían a esta ciudad y de allí a algún aeropuerto venezolano.

El Comité Internacional de la Cruz Roja emitió un comunicado en su sede de Colombia que recibió solicitudes del gobierno local y de Venezuela, así como el visto bueno de las FARC para que delegados suyos acompañen la misión y se porten los emblemas del organismo humanitario.

El CICR está “dispuesto a ofrecer sus buenos oficios en el acompañamiento aéreo de los participantes en la liberación”, indicó.
El general Orlando Páez, jefe operativo de la policía colombiana, dijo que 300 efectivos reforzaron la vigilancia del aeropuerto Vanguardia de Villavicencio.

“En este momento todo está transcurriendo como estaba planeado, los vuelos están normales en el aeropuerto Vanguardia. No hay ningún tipo de restricción”, dijo Páez en dialogo telefónico con la AP.

Chávez llamó al operativo “Operación Transparencia”, porque “tenemos distintas opciones para una entrega clandestina pero no la queremos, sería muy riesgosa... por eso, la transparencia”. Venezuela solicitó el apoyo de los gobiernos de Francia, Brasil, Argentina, Cuba, Ecuador y Bolivia, quienes acordaron enviar comisionados para la operación.

El ex presidente argentino Néstor Kirchner partió como delegado de su gobierno rumbo a Venezuela. La presidenta Cristina Fernández señaló que su esposo viaja para participar en Colombia de un “ejercicio de cooperación y solidaridad con un país fracturado, al que vamos a tender nuestra mano solidaria para que haya menos dolor”.

Gustavo Larrea, el delegado del gobierno ecuatoriano para la liberación, dijo que los comisionados se reunirían en Caracas “y apenas tengamos información de la entrega de los rehenes viajaremos inmediatamente”.
 
Con información de AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.