Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2007/03/27 00:00

Peñate rechaza acusación de ‘conspirador’ que le endilga ex ministro Londoño

La situación judicial de Jorge Noguera impactó al actual director del DAS al ser acusado por éste de desleal. Hace unos días, el ex ministro del Interior ya le había dicho ‘conspirador’. Peñate se defiende y reta a Londoño a ir a los estrados judiciales.

Andrés Peñate, director del DAS.

La situación judicial del ex director del DAS, Jorge Noguera –acusado de nexos con grupos paramilitares– tuvo en las últimas horas un tremendo impacto cuyas consecuencias hasta ahora son impredecibles. En el escenario de la discusión ahora están tres personas bien distintas, aunque todas unidas por su orientación política: se autodenominan como uribistas a toda prueba.

Se trata de Jorge Noguera, director de la campaña Uribe Presidente en el Magdalena en el año 2002 y luego director del DAS y cónsul en Milán. La otra persona es Andrés Peñate, actual director del DAS y hoy considerado una de las personas que le habla al oído al jefe del Estado. Y finalmente, Fernando Londoño, primer ministro del Interior de Uribe, impulsor del referendo que el entonces candidato prometió en campaña y calificado como uno de los duros de la guardia pretoriana de Uribe.

Hoy el liberado Noguera –quien momentáneamente se encuentra en libertad tras una decisión ordenada por el Consejo Superior de la Judicatura–  junto con Londoño se han ido lanza en ristre en contra de Peñate.

Noguera habló en la mañana de este martes en La FM de RCN Radio. En la entrevista acusó a Peñate de “desleal”. Según él, no es cierto que tenga vínculos con los paramilitares y menos de que exista un informe en el DAS que dé cuenta de estas actividades. Dijo que si en efecto el documento existía y Peñate lo conocía, debía ponerlo en conocimiento de las autoridades correspondientes y no del Presidente de la República como ha trascendido.

Luego también la misma emisora se comunicó con Peñate, quien dijo que él no tenía pruebas contra Noguera sino “indicios”. Entonces, puso como ejemplo el hecho de que una camioneta blindada asignada al Presidente se haya puesto al servicio del paramilitar ‘Jorge 40’ "por orden de Noguera". Peñate también relató en la entrevista que todas sus actividades han sido hechas con absoluta transparencia y que él no es desleal porque se debe exclusivamente al jefe del Estado, quien le pidió que lo mantuviera al tanto de cualquier irregularidad en la agencia de seguridad que él dirige.

Peñate también se defendió de las acusaciones que en los últimos días le ha hecho Londoño. El ex ministro del Interior lo acusó en su columna de los diarios El Colombiano y El País (también acusó al fiscal Mario Iguarán de ser su "compañero de viaje") de “conspirador o mentiroso”.

El actual director del DAS le recordó al ex ministro que la acusación de “conspirador” es un delito de extrema gravedad desde los tiempos de Roma hasta nuestros días. Por lo que le exigió que si tenía pruebas, debería llevarlas a los estrados judiciales. De paso, Peñate no descartó tomar acciones legales en contra del ex ministro.

Pero, ¿qué es lo que ha dicho Londoño? El ex ministro escribió una columna en la que hace la acusación de “conspirador”. Peñate envió entonces una carta a El Colombiano en la que reitera que nunca ha hablado de “pruebas” sino de “indicios”.

“Con una carta lamentable para la directora de El Colombiano -escribió Londoño- en la que me tacha de mentiroso porque él nunca habló de pruebas sino de indicios. No sobraría que al director del DAS le dieran una clase elemental de derecho probatorio, cátedra que a mucha honra regenté en la Universidad Javeriana, para que entendiera que el indicio es una prueba de las llamadas indirectas y que sólo puede entrar a un proceso a través de otra prueba cualquiera, testimonial, documental o pericial, por ejemplo. Diga, pues, Peñate dónde tiene sus indicios, qué le dio al Presidente y por qué acusa a su antecesor de paramilitar, sin tener la decencia de revelar el soporte de su dicho y de darle a la víctima alguna posibilidad de defenderse o de explicar”.

A continuación del artículo, Londoño agregó: “Si con su carta, escrita sin el menor miramiento por las reglas de concordancia y régimen de la castellana lengua, el director del DAS esperaba mi retractación, declaro que no la hago. Y que me ratifico en que es un desleal funcionario que por alguna extraña razón, que no muy tarde se descubrirá, está conspirando, en materia muy grave, contra su jefe, el Presidente de la República”.

Ante esto, Peñate pasó al contraataque. Después de explicar que Londoño le hacía recordar a los oradores conservadores llamados ‘Los Leopardos’, ahora en realidad era un “sofista” que ambientaba las oraciones para hacer acusaciones falsas y malintencionadas. Peñate señaló que iba a estudiar qué acciones tomaría en contra de Londoño.

Entre este toma y dame de varias de las personas que han formado parte del círculo de confianza del presidente Uribe, también es notoria la afirmación hecha este martes por Noguera, quien aceptó que su abogado, Orlando Perdomo, va a Palacio con frecuencia porque allá están muy pendientes de su suerte, ya que él era de toda la “confianza” del jefe del Estado. Por su tono dio a entender que su suerte judicial afectará al Presidente. (Ver "El defensor de Noguera")

Todo esto ocurre en momentos en que la magistrada Leonor Perdomo, del Consejo Superior de la Judicatura, quien la semana pasada ordenó la libertad de Jorge Noguera, revelara que ha recibido en los últimos días constantes amenazas de muerte. Perdomo dispuso el pasado viernes la libertad inmediata del ex director del DAS, decisión que la obligó a reforzar sus medidas de seguridad. Algunas agencias de seguridad del Estado investigan el origen de esas intimidaciones. Es decir, el caso Noguera tiene consecuencias impredecibles que cada día, probablemente, serán más graves.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.