Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/18/2008 12:00:00 AM

Piden a los pobladores mantener la alerta a pesar de que la actividad en el Galeras sigue disminuyendo

Los habitantes de las poblaciones cercanas al volcán, en el departamento de Nariño, son renuentes a abandonar sus casas para ir a refugios más cercanos.

La gente que habita en las poblaciones cercanas al volcán Galeras cree que este es un amigo que en ocasiones se despierta, lanza una fumarola, vuelve a descansar y jamás se va a atrever a hacerles daño. Aferrados a esta creencia se niegan a abandonar sus viviendas. Esa fe que le tienen al Galeras se ha convertido en el mayor dolor de cabeza para las autoridades, a quienes no les hacen caso en la necesaria evacuación.

El Galeras, de 4.276 metros de altura, comenzó a hacer erupción a las 8:06 minutos de la noche del jueves, de acuerdo con la Red Sismológica Nacional de Colombia (Ingeominas).
La actividad del volcán, ubicado en las cercanías de la ciudad de Pasto, capital, se encuentra en “nivel 1” o la máxima de alarma por una “erupción en curso”.

Los niveles de alarma van del 1 al 3, o normalidad. “El Galeras no ha mostrado su condición de equilibrio y continúa en proceso de observación por su actividad sísmica”, informó Roberto Torres, sismólogo de vigilancia volcánica de Ingeominas.

La alarma se mantiene debido a la emisión de gases del volcán, cuya última erupción fue hace año y medio sin dejar víctimas, dijo Torres.
“Este tipo de alerta no se daba desde el 12 de julio de 2006, cuando por última vez el Galeras estuvo en nivel 1 de alerta, pero no ocasionó mayores amenazas”, explicó.

Aunque las autoridades han ordenado la evacuación en los municipios de Mapachico y Genoy, los más cercanos al volcán, pocos han acatado la disposición. Además de la fe que tienen en que el volcán no les va a hacer daño, tradicionalmente se niegan a dejar sus casas y propiedades por temor a perderlas ante ladrones, también porque ya en el pasado el volcán ha entrado en actividad sin provocar daños materiales y los habitantes de la región esperan que esta vez suceda lo mismo, indicó telefónicamente el alcalde de Pasto, Eduardo Alvarado.

“Ordenamos la evacuación a los albergues de toda la población campesina que vive próxima al volcán. Son pocos los que han acatado la orden. Aproximadamente unas 100 personas llegaron a los sitios previstos para esta emergencia”, dijo Alvarado, destacando que Pasto está por ahora fuera de la zona de alerta.

Una erupción del volcán en 1993, ubicado cerca de la frontera con Ecuador, mató a nueve personas, incluyendo a cinco científicos que habían descendido al cráter para tomar muestras de gases.

En noviembre de 2005, el volcán arrojó ceniza que cayó a unos 50 kilómetros (30 millas) de distancia.

Finalmente, la subdirectora de Amenazas Geológicas en Ingeominas, Martha Lucia Calvache, informó en la FM de RCN que la actividad del volcán Galeras disminuyó durante las últimas horas y explicó que esta erupción es la más grande desde el punto de vista de la onda de choque.

“Como muchas de las erupciones en el pasado del Galeras se han caracterizado por esa onda explosiva, la erupción fue relativamente larga... seguida por una sismicidad que no puede ser sentida por la gente, pero que puede estar emitiendo gases”, apunto Calvache.
La señora Calvache indicó que la tarea de las autoridades en este momento es evaluar y monitorear la actividad del cráter para tomar las medidas necesarias y así manejar la emergencia alrededor del volcán. “Debemos ser concientes que vivimos al lado de un volcán y afrontarlo con entereza, necesita conservar la calma”, concluyó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.