Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/12/2006 12:00:00 AM

Por fin temas sustanciales en la mesa de negociación entre gobierno y ELN

A paso lento, se consolidan los acercamientos entre el grupo guerrillero y el Gobierno. Una luz de esperanza para acordar un cese al fuego y de hostilidades bilateral

Dos hechos han vuelto a colocar el tema de las posibilidades de avanzar en un proceso de paz con el ELN; el primero, un comunicado firmado por el Comando Central del ELN y fechado el 10 de Diciembre y hecho público el lunes y el segundo la propuesta de cronograma y agenda de puntos que dieron a conocer el grupo de garantes de la “Casa de Paz”, el mismo lunes.

Sobre el comunicado, lo sustancial es que afirman: “mantenemos la disposición de acordar un cese al fuego y a las hostilidades bilaterales con el gobierno”, por supuesto que esto no es nada novedoso, lo mismo han afirmado desde hace ya varios años, pero como este punto es considerado crucial si se quiere avanzar en el proceso de negociación en curso con la administración del Presidente Uribe, desde hace ya un año, entonces cobra relevancia que lo digan de manera explicita.

Gran parte del comunicado lo dedican a hacerse participes del debate en curso sobre la influencia paramilitar en la política y en diversas instancias del estado y por supuesto formulan su propuesta; “Que se conforme una Comisión Especial de la Verdad a quien los paramilitares informen los hechos y secretos que el país debe conocer”, coincidiendo con otras voces que han planteado algo similar desde orillas ciudadanas y plantean sobre este tema paramilitar “Se debe desmontar la estructura terrorista del Estado y dar garantías de participación para que la gente testimonie y protagonice este proceso de esclarecimiento y reconciliación”, en este punto tienen una coincidencia con la exigencia ciudadana de ir al fondo del desmonte de las redes sociales, políticas y económicas del paramilitarismo.

Y un tercer punto a resaltar del comunicado del Coce es el énfasis que ponen a la solución del álgido asunto del narcotráfico, donde proponen legalización, apoyo a las economías campesinas y concluyen con algo en lo que tienen mucha razón; “Sin una solución al problema del narcotráfico, sería vana cualquier salida a la crisis del país”, lo dicen quienes han trajinado por zonas cocaleras y saben de lo determinante que es el narcotráfico en la guerra Colombiana.

Y sobre la propuesta de los garantes, ciudadanos que han tomado a pecho su labor de facilitadores, en este proceso entre el Gobierno Uribe y el ELN, hay puntos de fondo; trabajar entre enero y mayo del 2007 en suscribir acuerdos sobre temas humanitarios; desminado en Cauca, Cesar y Nariño, condiciones para el retorno de comunidades desplazadas en Arauca, Bolívar, Cauca y Nariño, liberación de secuestrados por parte del ELN y de presos del ELN y el tema de los niños, niñas y jóvenes en el conflicto, todo este conjunto de temas humanitarios para llegar a concretar un acuerdo bilateral de cese del fuego y de las hostilidades, verificable y con la participación internacional, es decir, cuatro meses para lograr un conjunto de acuerdos políticos de contenidos humanitarios, que tiene como corolario la suscripción de un cese de los tiros y otras hostilidades.

Para el 1 de Mayo, se propone iniciar una discusión sobre los contenidos gruesos de lo que deben ser acuerdos entre gobierno, ELN y una multiplicidad de actores sociales e institucionales, donde resalta la formulación de “zonas especiales de gobiernos de reconciliación”, que traducidos a cristiano, quiere decir como pensar y actuar, desde toda la pluralidad de los territorios donde tiene presencia importante el ELN – Arauca, Sur de Bolívar, Oriente Antioqueño y sur del Cauca y Norte y Pacifico Nariñense- para desarrollar acciones de envergadura para superar déficit sociales y económicos evidentes, en el contexto de los nuevos gobiernos municipales y departamentales que se elegirán en octubre próximo, algo así como participación política local del ELN sin ir directamente a elecciones, como fue la propuesta del Gobierno Uribe, algo más bien temerario y poco procedente, una fuerza en armas, haciendo proselitismo electoral, grave mezcla, que además de altamente polémica ya tiene nefastos resultados en la historia Colombiana, tanto desde la derecha armada, como desde la izquierda armada.

La carta del Coce y la propuesta de los garantes llega en un momento en que el Gobierno Nacional, en las voces del Vicepresidente Francisco Santos y el Alto Comisionado Luis Carlos Restrepo, presentaban criticas publicas a lo lento y sin resultados de este proceso con el ELN, por que es evidente que están enfrentados dos ritmos, el que quiere el Presidente Uribe y su equipo que es el de a marchar, con ritmo y buena velocidad y el del ELN, de lento, lento y ya veremos, lo cual no deja de ser una situación critica, sobre todo con un Presidente tal temperamental y una opinión publica que quiere ver resultados.

Finaliza el año y queda sobre la mesa, un conjunto de propuestas que Gobierno y ELN analizaran, ojalá encuentren un ritmo, entre lento y veloz.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.