Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2006/04/27 00:00

Pregunta 4

¿Qué propone para reducir los casos de abuso sexual infantil que llegan a Kennedy?

Horacio Serpa:

A. Elevar la cultura de la no-tolerancia del abuso sexual a menores en el ámbito familiar y de vecindad.

B. Educación en salud integral de los niños y las niñas y los adolescentes que incluya el cuidado se sí mismos y la autoestima frente a su cuerpo.

C. Mejorar la capacidad institucional para reducir la impunidad en este tipo de casos.

D. Hacer seguimiento del desarrollo personal a todos los niños y niñas víctimas de abuso sexual hasta su plena recuperación.

E. Apoyo institucional para el desarrollo de una responsabilidad social y comunitaria hacía la protección de menores en situación vulnerable, con una veeduría comunitaria a los casos detectados y denunciados.

Carlos Gaviria:

Para el caso de Kennedy, cuyas estadísticas de abuso de niños es altamente preocupante, pero también para todo el país, insisto en que se trata de una intervención principalmente pedagógica, de carácter preventivo, y de una política punitiva ejemplar.

Antanas Mockus:

Hay que reconocer (con estadísticas en mano) la gravedad del problema y fortalecer el modelo de atención integral. También, para combatir el abuso tanto de mujeres como de niños, hay que convertirlo en un “intolerable” social. También ayudaría mucho modificar el lenguaje que utilizamos para hablar de la sexualidad. Las palabras perpetúan las relaciones asimétricas entre hombre y mujer, muchas son reducciones machistas. La sexualidad humana es el territorio del mutuo reconocimiento y de la ternura. Y esto debe reflejarse en el lenguaje. Si los hombres contaran lo que realmente sienten, lo hicieran público, habría más espacios para modificar su lenguaje y su experiencia por regulación social. Sería una sexualidad más sana, sin las oscuridades y los miedos del machismo.

Frente al tema específico de la prostitución infantil, me impresiona que el execrable usuario sea visto con benignidad por la legislación. Esto debe corregirse. El descaro del perverso y la timidez misma en rechazarlo son actitudes que deben ser sancionadas socialmente. Debe fortalecerse el tabú frente a las relaciones sexuales con niños y niñas.

Álvaro Leyva:
Son necesarios castigos severos y respuestas inmediatas de la autoridad competente para que la ley sancione al agresor y que sirvan de espejo ejemplarizante para que estos casos que horrorizan a la sociedad dejen de ser el pan nuestro de cada día, no sólo en la localidad de Kennedy sino en todo el resto de la geografía nacional.

Carlos Rincón:
Una campaña de divulgación y orientación puerta a puerta y televisiva. A estas campañas les falta pedagogía, es necesario motivar la denuncia. Una de las causas principales del fenómeno es la pobreza, por eso es necesario un plan de reactivación económica.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.