Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/26/2015 10:20:00 PM

Los lideres luchan contra la corriente

Álvaro Forero Tascón, director de la Corporación Liderazgo y Democracia, hace una semblanza de un premio que cumple cinco años de destacar a los mejores líderes del país.

Amayores niveles de liderazgo, mayor es la capacidad de una sociedad para entender sus retos, para diagnosticar su problemática, para crear una visión hacia una meta clave y establecer la manera de alcanzarla, para encontrar personas que con su ejemplo encarnen los valores de esa visión y sepan comunicarla, y para recorrer el camino de las soluciones, que generalmente implica cambios de los ciudadanos.

Porque los líderes no los hacen, solo motivan y conducen a hacer los cambios de fondo que solucionan los problemas de fondo. A menor liderazgo público, menor es la capacidad de una sociedad para entenderse y hacer los cambios claves en el momento adecuado.

Este año estuvieron en la ceremonia los ganadores y finalistas de las ediciones anteriores. Un grupo de más de 100 hombres y mujeres que ayudan a tomarle el pulso a esta época de transición: en lo social, a una sociedad conformada por una proporción mayor de clase media, en lo económico a una sociedad de casi 50 millones de habitantes que se está convirtiendo en la tercera economía de América Latina, en lo político hacia una sociedad multipartidista, sin unanimismos, marcada por la inmediatez del internet, y libre del conflicto armado.

Los líderes de las cinco ediciones del premio representan algunos de esos procesos cambio de la época actual. Algunas iniciativas de cambio premiadas son:

La de la búsqueda de la paz, con líderes como Humberto de la Calle, premiado en 2013, Sergio Jaramillo finalista en 2012, Antanas Mockus en 2014 por su iniciativa ‘La paz va en serio’, y este año el general Jorge Enrique Mora.

La de una mayor preocupación por el medioambiente, con Manuel Rodríguez, Brigitte Baptiste, Martin von Hildebrand, Julia Miranda.

La de la defensa de los derechos humanos, los de las víctimas y los grupos vulnerables, quizás los más numerosos porque el premio ha hecho énfasis en este tema, con líderes como Mónica Roa, Carmen Palencia, Marcela Sánchez, Virgilio Barco, Angélica Lozano, Angélica Bello, Ignacio Gómez, Catalina Botero, Guillermo Rivera, Álvaro Jiménez y este año Mauricio Albarracín.

La de combate a la corrupción en la política, con líderes como Claudia López y Alejandra Barrios. El del mejoramiento de ciudades y departamentos como Quibdó con Zulia Mena, Barranquilla con Elsa Noguera, Cali con Rodrigo Velasco, y Antioquia con Sergio Fajardo.

El del emprendimiento social con líderes como Paula Moreno, Catalina Escobar, Juan David Aristizabal. El del periodismo crítico con líderes como Daniel Coronell, Juanita León, María Teresa Ronderos, Néstor Morales. El de la preocupación por mejorar las condiciones del campo y de la minería, como Ana María Ibáñez, Alejandro Reyes, Luis Jorge Garay.

El de la promoción de la ciencia como Nohora Elizabeth Hoyos, Raúl Cuero, Rodolfo Llinás, Alberto Ospina, y este año, Eduardo Posada.

El del mejoramiento de la educación con líderes como Aníbal Bubú, Moisés Wasserman, Verónica Puech.

El de reflexiones nuevas sobre el comportamiento social, con líderes como Gonzalo Sánchez, Enrique Chaux. El del arte como instrumento de cambio social, con líderes como Chocquibtown, Álvaro Restrepo, Gloria Castro, Andrea Buenaventura, Piedad Bonett, Ramiro Osorio, el rapero Jeihco.

Cambios hacia un derecho moderno, con Rodrigo Uprimny y Humberto Sierra.

Cambios de un país protagonista del deporte, con líderes como Nairo Quintana y Néstor Pékerman.

El de empresarios comprometidos con las causas públicas, como José Alejandro Cortés, Antonio Celia, Carlos Raúl Yepes, el fallecido Nicanor Restrepo y Maurice Armitage, cuyo liderazgo puede llevarlo a ser alcalde de Cali.

El de la solidaridad y la conciencia social, con líderes como Francisco de Roux. El de enfoques novedosos sobre temas críticos como las drogas, en el caso de Daniel Mejía.

El de religiosos que intervienen profundamente en sus comunidades, con líderes como Alba Estella Barreto, Cyrillus Swinne, Ray Schambach.El de luchas sociales, con líderes como María Roa, presidenta del sindicato de trabajadoras domésticas. Y otros muchos que no alcanzo a mencionar.

Algunos líderes ganadores o finalistas han pasado a ser miembros del jurado: Humberto de la Calle, el general Naranjo, Francisco de Roux, Carlos Raúl Yepes, Judith Pinedo, Piedad Bonett, la madre Alba Estella Barreto.

Algunos de estos líderes son controversiales, pero de ninguno se puede decir que carece de liderazgo: ya sea por su visión, por su ejemplo o por su resultado, los aspectos que califica el jurado. Pero su característica común es que luchan contra la corriente. Casi todos han tenido que sufrir la incomprensión, la oposición y el rechazo. Y han tenido que nadar contra la corriente porque buscan soluciones de fondo, porque atacan problemas complejos, porque implican llevar a sus grupos o sus comunidades a hacer cambios. Los líderes reales no se limitan a ejercer la autoridad, ni liberan a sus seguidores de responsabilidad. Su tarea más difícil es convencer a otros de hacer cambios adaptativos, muchas veces sin autoridad, mediante una visión que los convenza, un ejemplo que les inspire confianza y unos resultados.






¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.