Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/8/2007 12:00:00 AM

Presidente de la Cámara de Representantes admite que conoce hace 17 años al paramilitar Jorge 40

Alfredo Cuello Baute, político conservador, dijo que las autodefensas nada tuvieron que ver con su meteórica carrera política y que las conversaciones en las que aparece salpicado por la parapolítica no contaron con su aval.

Alfredo Cuello Baute es uno de los congresistas más jóvenes del país. Con una vertiginosa carrera política llegó al Congreso de la República en el periodo 2002-2006 y luego no solo fue reelegido como legislador sino que alcanzó el poder suficiente para hacerse elegir como presidente de la Cámara de Representantes. A pocos meses de entregar ese cargo y tras verse salpicado por el escándalo de corrupción que terminó costándole el puesto a su hermano Manuel Guillermo, ex Superintendente de Notariado y Registro, Cuello debe librar ahora una nueva batalla, esta vez por supuestos nexos con los paramilitares.

Tras ser convocado desde mediados de abril para que explicara su caso ante la sala penal de la Corte Suprema de Justicia, Cuello acudió este martes a diligencia de indagatoria ante sus jueces naturales. Al ser interrogado por la existencia de por lo menos cinco llamadas telefónicas que lo envuelven en el escándalo, Cuello se mostró sereno y argumentó que ninguna de ellas fue realizada bajo su autorización.

En las citadas conversaciones Yolanda Pupo Pupo, tía de Jorge 40 y madrina del congresista, solicita ayuda del entonces comandante del Bloque Norte de las Autodefensas para la aspiración política de Cuello, en marzo de 2002. Las llamadas fueron dirigidas a Ana Carolina Vélez, esposa de Jorge 40, Astrid Baute, tía del candidato, y Vicky Sánchez, una secretaria del paramilitar. La razón del afán en las llamadas era que el día de las elecciones se acercaba y cuello requería apoyo para superar a su rival más fuerte, Álvaro Morón. Morón también rindió indagatoria por el mismo caso.

En la última de las conversaciones Astrid Baute y Yolanda Pupo hablan sobre una reunión que sostuvo Cuello con hombres de Jorge 40 con el fin de definir el apoyo a su candidatura. El aparte más comprometedor de la charla, en el que se refieren a Jorge 40 como “el compadre”, señala:

Yolanda Pupo: ¿Ellos van para donde el Compadre?
Astrid Baute: No, a donde unos sulbalternos de él. Pero el Compadre ya habló con ellos y ordenó solucionar todo

Cuello le aseguró este martes a la Corte que esas conversaciones no pueden ser pruebas contra él porque ni se entiende lo que dicen las señoras, ni ellas eran parte de su equipo de campaña, ni contaban con autorización para hablar con los paramilitares.

No obstante, los investigadores le preguntaron si conoce al jefe paramilitar, a lo cual respondió que sí. Según Cuello, se conocen desde 1990, pero no se volvieron a ver hasta el 10 de marzo de 2006, fecha en la que el ex jefe de autodefensas se desmovilizó. El congresista asegura que nunca se ha reunido con jefes de autodefensa como los que decretaron la repartición electoral en Cesar -su departamento- para las elecciones de 2002.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.