Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/21/2007 12:00:00 AM

Presidente Chávez se ofreció para hablar con las Farc sobre secuestrados

Terminada la reunión con algunos familiares de secuestrados por las Farc, el Presidente de Venezuela dijo que, de ser necesario, viajaría hasta Colombia para reunirse personalmente con el jefe guerrillero Manuel Marulanda Vélez.

El presidente Hugo Chávez se reunió este lunes en Caracas con familiares de secuestrados de las Farc y ofreció “toda la ayuda” posible como intermediario para lograr un acuerdo humanitario entre el gobierno de ese país y los guerrilleros.

El encuentro hace parte de los esfuerzos para buscar un acuerdo humanitario en el gobierno del presidente colombiano Álvaro Uribe y las Farc, con miras a la liberación de políticos, policías y militares en cautiverio.

“Yo venía con un compromiso, pero después de estrechar las manos de ustedes, después de haber (oído) la intervención de cada uno... el compromiso lo que ha hecho es crecer, yo le pido a Dios, creyente como soy, que nos ayude”, dijo Chávez durante el encuentro que se concretó bajo la mediación de la senadora Piedad Córdoba.

Así mismo, ofreció el territorio de su país para provocar un encuentro con las Farc. Si “hiciera falta que en alguna parte de Venezuela se reunieran delegados del gobierno, de la guerrilla, de las Farc, el comisionado de paz. Si eso es necesario, Venezuela abre las puertas para que esa reuniones puedan darse con el objetivo inicial del acuerdo humanitario”, manifestó.
 
Es evidente que la propuesta le ha devuelto el optimismo a las familias de los 47 secuestrados políticos que mantienen las Farc en su poder. Desde que la senadora Piedad Córdoba fue autorizada por el gobierno de Uribe para adelantar los contactos oportunos por un intercambio humanitario, se planeó la visita de algunas víctimas al Palacio Miraflores, en Venezuela, para hablar con el presidente Chávez sobre el tema.

La sorpresa vino cuando Chávez se involucró más de lo esperado y se ofreció, incluso, a viajar hasta Colombia para hablar con el jefe guerrillero Manuel Marulanda Vélez. “Digan lo que digan y cuésteme lo que me cueste, hablaré con las Farc... si me toca hablar con las Farc, lo voy a hacer”, fueron las palabras del Mandatario.

Además, pidió “con el corazón, a Uribe, así como a (Manuel) Marulanda, con el corazón, que nos faciliten la tarea, que no se nos tranque el juego, hoy está trancado, esto podría ayudar a destrancarlo gracias a la decisión del Presidente (Uribe)”.

Enseguida, Chávez confesó su intención de indultar a 27 colombianos que fueron condenados a seis años de prisión a finales de octubre del 2005, acusados en Venezuela de planear un complot que incluía el asesinato de Chávez.

“Desde hoy comenzaremos a trabajar para tratar de hacer contacto con el alto mando, el secretariado de la Farc, de forma tal que podamos ir oyendo posiciones”, indicó Chávez. “Vamos a ayudar a la senadora Córdoba a hacer contactos con las Farc”, confirmó el mandatario.

Podría pensarse que este ofrecimiento es un capítulo renovado en el camino hacia el Acuerdo Humanitario. Para los familiares de los secuestrados, cualquier intento es una esperanza y el compromiso de un Presidente como Hugo Chávez marcará la diferencia.
 
Pero los que conocen la dinámica de las Farc saben que dicho capítulo puede empantanarse con la inamovible decisión de la guerrilla de pedir un territorio despejado en el Valle, y el “no” rotundo del Presidente Uribe a dejar un centímetro del territorio colombiano desmilitarizado.

En el pasado Uribe ha echado mano de cualquiera que le diga que puede ayudar. Ya encargó del tema a Lucy de Gechem, esposa del senador secuestrado Jorge Gechem Turbay, para que buscara algún contacto con las Farc, también a Álvaro Leyva le paró bolas en más de una ocasión y a la Iglesia, al ex presidente Samper y al ex presidente López les había dado margen de maniobra. Y ni mencionar el compromiso adquirido con los países europeos en cabeza del presidente Sarkozy de Francia. (Ver “Piedad por el intercambio”)

Camilo Gómez, ex comisionado de Paz durante los fallidos diálogos entre las Farc y el presidente Andrés Pastrana, es uno de los entusiastas moderados con este propuesta de Venezuela. Para él, Manuel Marulanda ni siquiera aceptó el ofrecimiento del presidente Fidel Castro para hablar en Cuba. “La desconfianza y las exigencias de las Farc son el mayor obstáculo (…) y sinceramente, no veo a Chávez en la selva reuniéndose con Tirofijo, ni a éste viajando a Venezuela", dijo en Caracol Radio.

Entre los 16 asistentes a la reunión se encontraba Yolanda Pulecio, madre de la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt; y el profesor Gustavo Moncayo. Deyanira Ortiz, esposa del ex legislador del Departamento de Huila Orlando Beltrán, secuestrado en 2001, agradeció el “gesto humanitario” de Chávez. “Estamos seguros y tenemos mucha fe que vamos a lograr el regreso de nuestros familiares”, añadió en medio de la conversación.

Angela de Pérez, esposa del ex senador colombiano Luis Eladio Pérez, dijo poco antes de reunirse con Chávez que la visita “va a rendir frutos positivos por la vida y la libertad de nuestros familiares”.

Al encuentro con el gobernante venezolano acudieron esposas y otros familiares de nueve políticos colombianos que aún permanecen secuestrados por el mayor grupo rebelde colombiano, y “tres representantes por el lado militar”.

Entre tanto, la congresista Piedad Córdoba admitió que posiblemente las Farc se tomarán su tiempo para responder al llamado de Chávez, pero confía en que su respuesta se dé antes del próximo 31 de agosto, cuando el Presidente venezolano viaje a Bogotá para reunirse con su homólogo colombiano.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.