Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2008/07/24 00:00

“Presidente Ortega ayúdenos a sepultar el cadáver de las Farc, no se sepulte con ellos": Ospina

En la intervención del Representante Permanente ante la OEA, Camilo Ospina rechazó cualquier intervención del presidente Ortega en los asuntos internos de Colombia y le pidió a la justicia nicaragüense que investigue a su Presidente por sus presuntos nexos con las Farc.

Camilo Ospina, Representate de Colombia ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos OEA.

Durante su intervención, el Representante Permanente de Colombia ante el Consejo Permanente de la OEA, Camilo Ospina, pidió a la justicia nicaragüense que investigue si el presidente Daniel Ortega incumplió con los acuerdos internacionales, al reunirse con miembros de las Farc en su país.

"Si efectivamente se comprobara que el señor Ortega se reunió con terroristas buscados internacionalmente y no cumplió con sus obligaciones legales, pedimos a la justicia nicaragüense que investigue y sancione dicha conducta”, dijo Ospina en Washington.

El diplomático colombiano también pidió al organismo multilateral que estuviera atento a lo ocurrido y recordó que Nicaragua no aprobó la resolución que rechazaba el uso de minas antipersona.

"Pedimos a esta organización que esté atenta sobre el cumplimiento de éstas obligaciones por parte del mandatario nicaragüense, de lo contrario se podrán activar los mecanismos previstos por la justicia subsidiaria".

“Queremos recordar, para que quede en la memoria de todos los ciudadanos de este hemisferio, que Nicaragua impidió que en el pasado semestre, este Consejo Permanente aprobara una resolución rechazando el uso de minas antipersonales por parte de los grupos terroristas en Colombia”, dijo.

Ospina también mencionó que el gobierno colombiano había enviado una alerta través de la Interpol para que este organismo en Nicaragua estuviera atento al posible arribo de guerrilleros de las Farc.

“Tal como lo demuestran los documentos que ponemos a disposición de las delegaciones presentes, las autoridades competentes colombianas el día 17 de julio, habían notificado oportunamente a través de las subregionales de la Interpol en Argentina y en San Salvador, mediante un mensaje urgente, sobre el posible desplazamiento de terroristas de las Farc con circular roja de Interpol a territorio nicaragüense y la solicitud de captura inmediata", señala la protesta del diplomático.

Asimismo, el embajador reiteró que la participación de Ortega en los asuntos de Colombia no era bienvenida por su gobierno.

"Rechazamos la injerencia del señor Ortega en los asuntos internos de Colombia. El Gobierno colombiano no ha autorizado ni autorizará gestión alguna con la organización terrorista de las Farc", dijo.

Ospina dijo que el apoyo de Ortega a las Farc significaba “atentar contra la democracia, atentar contra los derechos humanos y libertades fundamentales y es atentar contra la seguridad de todo el continente".

El embajador ante la OEA aclaró que las declaraciones contra Ortega no eran un ataque al pueblo nicaragüense:

"Colombia distingue muy bien entre un pueblo honesto y trabajador y un gobernante que protege terroristas, que quita de la boca a sus ciudadanos miles de dólares para transportar a su territorio mediante engaños y atender como princesas a terroristas reconocidas por las Farc como miembros de esa organización", dijo Ospina.

“La democracia colombiana, sus instituciones y su gente, están hoy más firmes, y más decididas que nunca en su propósito colectivo de derrotar el terrorismo. Colombia se encargará de denunciar y repeler la mentira, el engaño y la complicidad de quienes como el señor Ortega quieren aprovechar la confusión del terror para tratar de sacar provecho político a costa de las víctimas”, añadió el diplomático.

Y terminó diciendo: “Presidente Ortega ayúdenos a sepultar el cadáver de las Farc, no se sepulte con ellos"

El Representante de Nicaragua ante el organismo, Denis Ronaldo Moncada, no se referió a la acusación a su gobierno sobre la presunta reunión de su gobierno con miembros de las Farc. La respuesta de Moncada a Ospina  fue denunciar "el constante desprecio y violación del derecho internacional'' de Colombia, al mantener fragatas de guerra en el mar Caribe, territorio en el que los dos países sostienen una disputa por la soberanía. El diplomático nicaragüense pidió al gobierno colombiano “que se respete la soberanía en el mar Caribe” como se comprometió Uribe en la reunión del Grupo de Río y calificó de "narcoestado" el gobierno de Uribe.

Moncada reiteró las denuncias ya hechas en la organización, sobre la agresión de tropas colombianas a Ecuador violando la soberanía de ese país, el pasado 1 de marzo. Moncada calificó el hecho como "un acto de terrorismo de estado'', frase que empleó seis veces durante su intervención. 
 
El representante nicaragüense, a la salida de la reunión, dijo que no comentaría si existió o no una reunión entre Ortega y miembros de las Farc en Nicaragua como lo indicó la versión del Diario La Prensa de Nicaragua, y ratificó que su gobiernoconsidera a esa guerrilla como un "movimiento de liberación nacional





¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.