Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2004/11/08 00:00

Qué espera el mundo de Bush

¿Cuáles son las regiones del planeta más afectadas por la reelección del presidente de Estados Unidos y qué pasará en ellas?

Qué espera el mundo de Bush

dejó claro el primer ministro británico, Tony Blair, cuando en el mensaje de felicitación a Bush le hizo un llamado para volver a trabajar intensamente en la reactivación del proceso de paz y la implementación de la 'hoja de ruta', que está abandonada.

Uno de los factores que pueden ayudar al cambio de estrategia estaría relacionado con la salida de algunas figuras de su gobierno que después de cuatro años ya estaban desgastadas y que provocaban rechazo en algunas partes del mundo. A la cabeza de estos personajes dañinos está el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, que creó una gran división en Europa cuando antes de la guerra de Irak se refirió a la "nueva y vieja Europa".

Sin embargo, hay que aclarar que por más que el nuevo gobierno de Bush cambie su manera de actuar en algunos aspectos estratégicos, la continuidad en otros como la no ratificación del tratado de Kioto y la Corte Penal Internacional seguirán siendo una barrera entre Estados Unidos y gran parte del mundo.

Israel- Palestina

Todo parece indicar que el nuevo gobierno de George W. Bush se tendrá que centrar lo más pronto posible en este tema. Esto se debe a que no sólo se lo pide su gran aliado el Reino Unido. También, la muerte política del presidente de la dejó claro el primer ministro británico, Tony Blair, cuando en el mensaje de felicitación a Bush le hizo un llamado para volver a trabajar intensamente en la reactivación del proceso de paz y la implementación de la 'hoja de ruta', que está abandonada.

Uno de los factores que pueden ayudar al cambio de estrategia estaría relacionado con la salida de algunas figuras de su gobierno que después de cuatro años ya estaban desgastadas y que provocaban rechazo en algunas partes del mundo. A la cabeza de estos personajes dañinos está el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, que creó una gran división en Europa cuando antes de la guerra de Irak se refirió a la "nueva y vieja Europa".

Sin embargo, hay que aclarar que por más que el nuevo gobierno de Bush cambie su manera de actuar en algunos aspectos estratégicos, la continuidad en otros como la no ratificación del tratado de Kioto y la Corte Penal Internacional seguirán siendo una barrera entre Estados Unidos y gran parte del mundo.

Israel- Palestina

Todo parece indicar que el nuevo gobierno de George W. Bush se tendrá que centrar lo más pronto posible en este tema. Esto se debe a que no sólo se lo pide su gran aliado el Reino Unido. También, la muerte política del presidente de la
Autoridad Nacional Palestina, Yasser Arafat, hace que esta región del mundo sea prioridad para la comunidad internacional. Sobre todo para Estados Unidos, que por años ha sido el que ha liderado los procesos de paz en la región. Para sacar este proceso de paz adelante, Bush tendrá que sacar de la manga su capacidad de diálogo, volver a retomar el camino del multilateralismo e implicar a los países de la Liga Árabe, a los miembros de la Unión Europea, entre otros.

Después de cuatro años de darle la espalda a este conflicto, a Bush le llegó la hora de enfrentarlo. Y según explica la experta española Gema Martín Muñoz, "este tal vez sea el escenario en que Estados Unidos y Europa se vuelvan a encontrar".

Irak

George W. Bush intentará hasta el máximo que las elecciones programadas para enero próximo no sólo se lleven a cabo, sino que puedan realizarse en todo el país. Es decir, que para entonces no haya ninguna región en manos de los insurgentes. Y ya empezó con su misión. Esta semana se intensificaron los enfrentamientos en dejó claro el primer ministro británico, Tony Blair, cuando en el mensaje de felicitación a Bush le hizo un llamado para volver a trabajar intensamente en la reactivación del proceso de paz y la implementación de la 'hoja de ruta', que está abandonada.

Uno de los factores que pueden ayudar al cambio de estrategia estaría relacionado con la salida de algunas figuras de su gobierno que después de cuatro años ya estaban desgastadas y que provocaban rechazo en algunas partes del mundo. A la cabeza de estos personajes dañinos está el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, que creó una gran división en Europa cuando antes de la guerra de Irak se refirió a la "nueva y vieja Europa".

Sin embargo, hay que aclarar que por más que el nuevo gobierno de Bush cambie su manera de actuar en algunos aspectos estratégicos, la continuidad en otros como la no ratificación del tratado de Kioto y la Corte Penal Internacional seguirán siendo una barrera entre Estados Unidos y gran parte del mundo.

Israel- Palestina

Todo parece indicar que el nuevo gobierno de George W. Bush se tendrá que centrar lo más pronto posible en este tema. Esto se debe a que no sólo se lo pide su gran aliado el Reino Unido. También, la muerte política del presidente de la
Autoridad Nacional Palestina, Yasser Arafat, hace que esta región del mundo sea prioridad para la comunidad internacional. Sobre todo para Estados Unidos, que por años ha sido el que ha liderado los procesos de paz en la región. Para sacar este proceso de paz adelante, Bush tendrá que sacar de la manga su capacidad de diálogo, volver a retomar el camino del multilateralismo e implicar a los países de la Liga Árabe, a los miembros de la Unión Europea, entre otros.

Después de cuatro años de darle la espalda a este conflicto, a Bush le llegó la hora de enfrentarlo. Y según explica la experta española Gema Martín Muñoz, "este tal vez sea el escenario en que Estados Unidos y Europa se vuelvan a encontrar".

Irak

George W. Bush intentará hasta el máximo que las elecciones programadas para enero próximo no sólo se lleven a cabo, sino que puedan realizarse en todo el país. Es decir, que para entonces no haya ninguna región en manos de los insurgentes. Y ya empezó con su misión. Esta semana se intensificaron los enfrentamientos en Faluya con el fin de vencer a la insurgencia y tomar el control. "Para que Irak sea libre tienen que ser derrotados aquellos que tratan de impedir las elecciones y que emerja una sociedad libre", dijo Bush en la rueda de prensa que dio el día después de ser reelegido. Sin embargo, para salir del conflicto iraquí con algo de dignidad Bush tendrá que ingeniarse en este nuevo periodo una estrategia para involucrar a más países en la búsqueda de una salida a este conflicto.

"La tropas estadounidenses que están en Irak y en Afganistán -de hecho en todo el Medio Oriente- se quedarán por un largo periodo. Debería crearse en esta región una organización como la Organización del Tratado de Atlántico Norte -OTAN-, para conseguir lo que ésta consiguió en Europa después de 1945: una alianza militar a largo plazo para asegurar que no habría más guerras y derramamientos de sangre en el área", dice M.R. Izadi, profesor de historia de Oriente Medio en la Peace University.

Europa

Una cosa es segura: la mayor parte de

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.