Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2008/03/01 00:00

¿Qué significa la muerte de Raúl Reyes?

Un guerrero cruel, un diplomático frío. Así era el número 2 de las Farc que murió en combate en la madrugada de este sábado. Los expertos dan su opinión sobre la caída de este hombre.

Raúl Reyes, jefe guerrillero de las FARC, muerto en combate el 1 de marzo de 2008.

¿Qué significa la muerte de Luis Edgar Devia Silva, alias Raúl Reyes, para las FARC, para el país y para un posible acuerdo humanitario? Semana.com consultó a varios analistas sobre lo que significa el golpe más duro propinado en toda su historia a este grupo armado. Responden Maria Victoria Llorente, presidente de la Fundación Ideas para la Paz; Alfredo Rangel, de la Fundación Seguridad y Democracia; Camilo González Posso, director de Indepaz y Antanas Mockus, ex alcalde de Bogotá.

Para Mockus, Reyes será recordado por los colombianos como uno de los guerrilleros más crueles del Secretariado de las FARC, por combinar la dureza de la guerra con una diplomacia fría. Se convirtió en una figura que generaba repudio absoluto entre la gran mayoría de colombianos. “Lástima que no pueda rescribir el final de su vida”, afirma.

Para Alfredo Rangel, la muerte de Luis Edgar Devia Silva, simboliza un triunfo más de la política de Seguridad Democrática del presidente Álvaro Uribe Vélez y una confianza renovada en la Fuerza Pública. La idea de que las FARC son derrotables militarmente ganará más adeptos dentro de algunos sectores de la opinión pública, mientras que para otros su muerte significa un obstáculo menos para que se logre un posible acuerdo humanitario, según González Posso.

¿Que significa esta baja para las FARC?

Para Alfredo Rangel este es el golpe más importante que le ha dado el Ejército en toda su historia, por tal motivo puede ocasionar una desmoralización en la tropa, mayores desmovilizaciones o conflictos internos dentro del Secretariado, mientras se define su recomposición. Rangel, Llorente y González coinciden en que la balanza se inclinará en su recomposición por una línea más política y menos dura. Iván Márquez, por los acercamientos con Venezuela y Francia, o Alfonso Cano podrían remplazarlo.

Es posible que las FARC reaccionen violentamente y busquen una retaliación, atacando a las fuerzas militares o funcionarios del gobierno para demostrar que no han sido dominados militarmente todavía, y que este golpe no ha tenido un impacto tan profundo. Según González, desde hace meses se especula que las FARC vienen preparando una contraofensiva por todas las bajas recientes y por los ataques permanentes de los cuales han sido blanco y que les quedará muy difícil hacer una retaliación efectiva. Por eso mismo, en lo inmediato, las FARC se van a replegar.

Para Antanas Mockus la muerte de Reyes obliga a la organización a replantear los costos y riesgos de la utilidad del territorio de países vecinos. Si antes se rumoraba la presencia de las FARC en países vecinos, la confirmación de Luis Eladio Pérez de que estuvo en territorio ecuatoriano y ahora la baja de Raúl Reyes en este país no deja ninguna duda. Esto obligará a los países vecinos, inclusive Venezuela, a disminuir la tolerancia hacia los grupos armados dentro de sus fronteras.

¿Que significa para Uribe?

Para Llorente este golpe podría ser aprovechado por el gobierno de Álvaro Uribe para volver a recuperar el control sobre todo el proceso de las negociaciones, en el cual han sido protagonistas Hugo Chávez como mediador, y las FARC. Si el gobierno aprovecha la oportunidad para hacer una nueva propuesta de negociación que sea aceptable para las FARC, también en el ámbito internacional le ganaría el pulso a Chávez.

Según Rangel este triunfo militar le da más confianza a muchos gobiernos en el exterior que han apoyado esta política, sobre todo dentro de la Unión Europea, que le darían más validez y apoyarían al gobierno de Uribe en una posición más fortalecida para la negociación.

Mockus afirma, por su parte, que este es uno de los frutos que está recogiendo el gobierno que le ha apostado a la institucionalidad, al fortalecimiento y profesionalización del Ministerio de Defensa, los mandos militares, y la policía.

¿Que significa para los secuestrados?

Rangel afirma que cualquier acción de retaliación que haga las FARC no será contra los secuestrados que tiene en su poder. Para las FARC es indispensable mantener la integridad de los secuestrados, pues el mundo entero está pendiente de su salud, de sus condiciones y de su posible liberación, es más, las FARC posiblemente tendrán que redoblar la seguridad y esfuerzos para cuidar a las secuestrados. Para Gonzáles la presión internacional va a continuar para que los liberen lo más pronto posible. Ante la intensidad de los ataques y la estrategia de guerra con bombardeos, crece la preocupación por la situación de los secuestrados en los campamentos.

Si la balanza dentro de las FARC se inclina a favor de Cano, y si se busca más una negociación política, es indudable que los secuestrados y sus familias podrían ver por fin ver una luz de esperanza para que se logre el acuerdo humanitario.

Antanas Mockus afirma que tendría que ser un proceso de paz corto, simple, donde lo que estará en juego ya no serán las grandes reformas que plantearon las FARC en el Caguán hace unos años. Tendrán que conformarse con establecer unas reglas claras del juego para la desmovilización y reintegración a la sociedad civil de los excombatientes y establecer como podrán reconstruir una narrativa frente a su papel en la historia. “Con lo que ha pasado se ha demostrado que el tiempo no corre en beneficio de las FARC”, dice. Las tácticas dilatorias solo han sido contraproducentes para sus objetivos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.