Martes, 30 de septiembre de 2014

| 2008/08/05 00:00

¿Quién dice la verdad sobre la Operación Jaque?

Sin mencionar el video exclusivo de RCN explícitamente, en un comunicado la Casa de Nariño dijo que le preocupa que los miembros de las Fuerzas Armadas filtren noticias. ¿Está rectificando sus informaciones contradictorias sobre este operativo?

El video de la Operación Jaque mostró ´cómo fue el trato de los militares a los guerrilleros capturados.

El video de la Operación Jaque que fue publicado por RCN abre el debate sobre cuál es el manejo que se le da a la información oficial en los medios de comunicación y sobre su veracidad.
 
El noticiero del Canal RCN puso al aire la noche del lunes, en forma exclusiva, un extenso video de la Operación Jaque, que a diferencia del que divulgó oficialmente el Ministerio de Defensa hace un mes, éste muestra paso a paso, en video y en foto, cada detalle de la preparación de este exitoso operativo que terminó en la liberación de 15 secuestrados en poder de las Farc y la captura de dos de sus guardianes.

El problema para el gobierno es que con el video quedaron expuestas varias inconsistencias en la versión oficial. Días después de la Operación Jaque, cuando ya bajaba la euforia mundial por el suceso, la cadena de noticias internacional CNN publicó un fragmento del video en el que se ve claramente que uno de los soldados de la operación utilizó un peto con el emblema del Comité Internacional de la Cruz Roja (Cicr). La evidencia desató críticas a la infracción al derecho internacional humanitario.

Horas más tarde el Presidente admitió que sí se había utilizado tal emblema del Cicr, pero como fruto de una metida de pata de un oficial asustado: “Un oficial, equivocadamente y contrariando las órdenes dadas, reconoció que producto de su nerviosismo, al observar la cantidad de guerrilleros armados alrededor del helicóptero, se puso sobre su chaleco un peto de tela que llevaba el símbolo del Comité Internacional de la Cruz Roja”.

El video completo de RCN Noticias, deja al Presidente mal parado. El militar en cuestión tenía el peto del Cicr puesto durante todo el operativo, y todos lo vieron y nadie le ordenó quitárselo.
 
El Ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, reiteró este martes  desde  San José del Guaviare que “como lo dijo el señor Presidente, lamentamos muchísimo que este logo se haya utilizado, en contra de instrucciones precisas y nuevamente ofrecemos disculpas .  Con el video de ayer se demuestra que la realidad era diferente, que el logo se utilizó desde el comienzo de la operación, lamentamos que eso haya sucedido, pero en el gobierno dijimos la verdad que conocimos en su momento y vamos a averiguar eso, por qué se nos dijo lo que se nos dijo, vamos a investigar qué pasó”.

Así mismo, el video confirma otra crítica que se había hecho al operativo, y era haber usado logos del noticiero Telesur y además, revela que también se usó el de Ecuavisa, un noticiero televisivo ecuatoriano. Usurpar los nombres de los noticieros de los países vecinos es grave porque, al igual que sucede con los organismos humanitarios, pone en duda la neutralidad de los periodistas cuando cubren conflicto armado. En el futuro, ¿cómo harán para saber los actores armados si quien viene a nombre de un medio de comunicación, no es un militar camuflado de periodista?

Intentando cuestionar el trabajo periodístico de RCN, el gobierno sacó un parco comunicado de prensa esta mañana: “El Presidente reitera la necesidad de permitir que todos los medios de comunicación tengan igual y oportuno acceso a las noticias más importantes. Es grave que integrantes de las Fuerzas Armadas filtren noticias de manera clandestina y sin coordinación con sus superiores. Además, es grave que en las primeras investigaciones sobre la Operación no haya salido a relucir toda la verdad”.

Acerca del primer punto, es claro que es deber del gobierno darle igual acceso a las noticias más importantes que éste genere. Para eso existen las ruedas de prensa, las páginas web oficiales, y demás. Pero no es posible cuestionar a un medio simplemente porque es más hábil en conseguir un documento que otro, sea la fuente oficial o no. La competencia por la información hace parte de la naturaleza de los medios de comunicación en una sociedad democrática. Y es deseable que así sea, pues esta hace que los ciudadanos finalmente se enteren de información que el gobierno no deseaba hacer pública.

El gobierno asume en el comunicado que el video y las fotografías publicadas por RCN fueron filtradas por integrantes de las Fuerzas Armadas de manera clandestina. Esto no tendría nada de particular. Casi siempre los medios obtienen información que el gobierno quiere ocultar de manera clandestina, con alguna fuente con acceso a esa información, cuyo nombre se reserva para protegerla. ¿Entonces por qué cuestiona el gobierno que esto suceda?

¿Cuestiona en realidad el gobierno la posibilidad de que se haya obtenido esa información de manera ilegal o pagándola?

Aunque esta información es por supuesto reservada por el Canal en todo su derecho, si se tratara de información obtenida violando alguna ley el terreno ético es más espinoso. Por lo general, los manuales de conducta de los grandes medios del mundo prohíben a los periodistas conseguir información que implique violar una ley.

La segunda pregunta es si es poco ético pagar por información. La respuesta no es fácil. ¿Si se paga por información que da con la liberación de una persona, por qué no se puede pagar por información que da con una verdad? ¿Si el periodista cumple con todos los requisitos de valoración de las evidencias, múltiples fuentes, verificación, etc., pero alguna información requiere que le pague a un testigo un hotel, o un pasaje para protegerlo o incluso un dinero, hace menos legítima su información?

El tercer punto, y es que el Presidente cuestiona que en la información sobre la Operación Jaque no “haya salido a relucir toda la verdad” obviamente refleja problemas internos del gobierno, pues es una forma de confesar que cuando el Primer Mandatario y los demás comandantes militares informaron no conocían toda la verdad. O peor aún, la conocía y estaba tratando de ocultar los errores de un operativo.
 
El Ministro de Defensa dijo además que el gobierno no censuraba a RCN pero sí " la actuación de quienes hicieron esta filtración". Aseguró que están investigando para determinar quienes fueron los responsables y sancionarlos. "No hay derecho de que personas, para beneficio propio o por lucro, pongan en peligro la vida de sus compañeros”, dijo Santos

Tal vez, si desde un principio el gobierno hubiera emitido la verdad, el júbilo de la liberación hubiera restado importancia a los otros detalles. Nadie duda que la Operación Jaque fue necesaria y exitosa, pero estos errores, magnificados al tratar de ocultarlos, la han empañado. Es bueno que el gobierno defina quiénes son los responsables, pero no solo de la filtración sino de haber ocultado parte de la verdad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×