Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/3/2008 12:00:00 AM

Reacciones internacionales

El continente se divide entre el apoyo y la condena a las acciones del gobierno colombiano en territorio ecuatoriano.

Los mandatarios y líderes políticos por todo el continente americano están divididos frente a las operaciones militares del gobierno colombiano, que ocurrieron en territorio ecuatoriano el sábado 1 de marzo, y dejaron como resultado la muerte del segundo cabecilla de las Farc, ‘Raúl Reyes’ y la crisis diplomática más grande de la historia entre Colombia, Ecuador y Venezuela. (Ver artículo relacionado)

A lo largo de todo el día, los líderes de América del Norte y América Latina y representantes de organismos internacionales manifestaron su voz de apoyo o rechazo frente a las acciones de Colombia, y con unanimidad se pronunciaron acerca de la necesidad que estos tres países resuelvan sus diferencias por vías diplomáticas.

Estados Unidos es el único país que ha apoyado y defendido las acciones de Colombia en territorio ecuatoriano. El departamento de los Estados Unidos emitió un comunicado en el que dio a entender que respaldaba la lucha del gobierno colombiano contra el terrorismo.

Los precandidatos a la presidencia de los Estados Unidos, Barack Obama y Hillary Clinton por el partido demócrata, y el candidato republicano John McCain apoyaron al gobierno del presidente Uribe. Barack Obama afirmó: 'La gente de Colombia ha sufrido por más de cuatro décadas a manos de una brutal insurgencia terrorista y el gobierno de Colombia tiene todo el derecho de defenderse en contra de las Farc”.

La senadora Hillary Clinton dijo: “Más que criticar las acciones de Colombia al combatir los grupos terroristas en zonas fronterizas, Venezuela y Ecuador deben trabajar junto con su vecino para asegurar que sus territorios no sirvan como refugios para grupos insurgentes”. Adicionalmente, los precandidatos demócratas instaron a los tres países a que busquen una salida diplomática a la crisis. Por su lado el candidato republicano McCain recordó que Colombia es un aliado vital de los Estados Unidos en Sur América.

Mientras esto sucedía en el país del norte, en Centroamérica el anuncio de mayor rechazo a las acciones militares de Colombia fue la declaración del presidente Daniel Ortega, quien lamentó el fallecimiento de Raúl Reyes y añadió que el gobierno colombiano había montado un operativo para asesinar "al hombre que estaba al frente de la política diplomática de paz de las Farc, dirigido lógicamente por tropas de diferentes tipos, de inteligencia etc., por el gobierno yanqui (Estados Unidos) en Colombia".

Otros mandatarios de Centroamérica fueron más prudentes, como el presidente salvadoreño Tony Saca quien dijo que “lo que menos necesita América Latina es que se esté atizando el fuego” de una guerra. Álvaro Colom, presidente de Guatemala manifestó que su país le apostaba a las vías diplomáticas y la diplomacia para solucionar esta crisis. El presidente Mexicano Felipe Calderón, quién conversó con sus homólogos de Ecuador y Colombia, incluso se ofreció como mediador de la crisis.

Los mandatarios de los países de Sur América rechazaron el ataque colombiano en territorio ecuatoriano. Inclusive, el presidente peruano Alan García, quien es uno de los aliados de Colombia en la región, manifestó que: “se han violentado las normas internacionales y Colombia le debe unas disculpas al Ecuador”. Michelle Bachelet, presidenta de Chile y Cristina Fernández de Kirchner, presidenta de Argentina, aunque condenaron las acciones colombianas ofrecieron su mediación para superar la crisis. Por su parte Luiz Inázio Lula da Silva, presidente de Brasil, no tuvo un pronunciamiento directo, pero a través de sus voceros hizo también una oferta de mediación.

Los organismos internacionales han manifestado también su deseo de colaborar para que esta crisis llegue a su fin de manera pacífica. El Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, expresó a través de un comunicado su preocupación por el aumento de las tensiones y el recrudecimiento de las acciones que han tomado los tres países. El secretario general hizo un llamamiento urgente a Colombia, Ecuador y Venezuela para que resuelvan sus diferencias a través del diálogo y la cooperación que ha caracterizado las relaciones de estos países vecinos.
A raíz de la crisis se convocó de urgencia una reunión extraordinaria de la OEA en Washington para el martes en la tarde, en la que los 34 países miembros del Consejo Permanente se reunirán para discutir orientaciones y alternativas que logren ponerle fin a esta crisis. El presidente Correa del Ecuador ha solicitado a la OEA que se conforme igualmente una comisión investigadora para que se le dé claridad a las acciones militares del sábado y a las revelaciones hechas por el gobierno colombiano sobre documentos y fotografías que puedan implicar a gobiernos en la región de apoyar a las Farc.
José Manuel Insulza, el secretario general de este organismo internacional, habló con los presidentes Uribe y Correa en los dos últimos días, recordándoles que el diálogo es la mejor arma en esta negociación. En sus declaraciones Insulsa recordó: "La crisis humanitaria generada por el secuestro prolongado de un grupo de personas a manos de las Farc, y que es preciso retomar pronto las gestiones que permitan su libertad".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.