Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2007/06/26 00:00

Revuelo mundial por comunidad virtual que permite tener una segunda vida

Desde ingenuos adolescentes hasta magnates de países desarrollados se están volviendo fanáticos de "Second Life": Compran propiedades, construyen viviendas, se reúnen con sus compatriotas y hasta pueden reinventarse a sí mismos a través de Internet.

Second Life se ha convertido en el mundo virtual con más habitantes, al que se incorpora un millón de personas al mes

Second Life “Segunda Vida”, es un simulacro de la realidad inspirado en la novela del movimiento literario cyberpunk “Snow Crash” de Neal Stephenson, publicada en 1992, que describe un mundo paralelo en Internet. Se diferencia de otros espacios virtuales en que sigue casi completamente la lógica de la novela, además que introduce una economía monetarizada real. Los usuarios crean y controlan a los habitantes virtuales así como sus objetos: edificios, calles, parques, vehículos. Según un reporte publicado por la BBC de Londres, Second Life vive una explosión demográfica anual de 995%; convirtiéndose en la comunidad con mayor crecimiento del planeta. “A Second Life llega un millón de residentes cada mes”.

Sus miembros se diseñan a sí mismos física y psicológicamente bajo el nombre de “avatar” y pueden modificarse cuantas veces quieran, mientras interactúan en tiempo real con otros ciudadanos. Se comunican a través de mensajes de textos instantáneos y sonidos. Tienen la potestad de hacer lo que deseen. Pueden ser desde dependientes de una tienda de ropa, compradores y vendedores de bienes raíces, hasta dueños de grandes consorcios. La ventaja a diferencia de otros espacios virtuales, es que el ingreso económico que se obtiene en Second Life puede convertirse en dólares reales, lo que en algunos casos se ha traducido en grandes fortunas. Una usuaria llamada Anshe Chung ha constituido un patrimonio de 250.000 dólares comprando y vendiendo finca raíz dentro de esta comunidad.

La sociedad virtual está dividida por clases sociales muy diferenciadas, existen los usuarios modestos que usan ropa regalada y son empleados de empresas, hasta los millonarios que viven en lujosas mansiones y conducen los últimos modelos de carros.

En Second Life se mantiene como principio el respeto a la propiedad privada, si un usuario compra un lote y construye una casa, ésta siempre le pertenecerá al menos que la venda.

A manera de regiones, la empresa matriz vende espacios y servicios básicos a los usuarios. Según información suministrada por la misma, una pequeña isla de unos 65.000m2 cuesta 1.250 dólares y su mantenimiento mensual 195 dólares adicionales. Los precios están sometidos a la oferta y la demanda, la alta popularidad generada entre los usuarios hace que los costos se incrementen día a día.

En cada zona, los miembros pueden hacer construcciones de casas, centros comerciales, edificios de oficina, teatros, museos y cualquier otra infraestructura. Ante esto, los creadores de Second Life garantizan el libre acceso a la información necesaria para realizarlos y la propiedad intelectual de lo que se produzca. Esta política, insta a los usuarios a que tengan que registrar sus creaciones en la empresa para que puedan ser usadas y permite que la mayor parte del contenido del espacio virtual sea desarrollado por los propios residentes.

En enero de 2007 Linden Labs abrió el código del programa cliente, el que usan los miembros para poder participar en el proyecto. Se estima que durante este año, el código habilite el programa servidor e incluso lo libere, para acabar con el monopolio parcial o total en la asignación de terrenos dentro del mundo virtual.

Para poseer terreno y poder construir en él hay que afiliarse a una cuenta paga, cuyo coste oscila entre los seis y nueve dólares mensuales. El ser dueño de un terreno aunque concede el beneficio de crear más elementos, también genera un incremento en el pago mensual que se debe hacer a Linden Lab.

Second Life tiene su propia moneda oficial llamada “Linden Dollars”, la cual se puede comprar y vender. En 2006 el cambio para la compra era de 275 Linden por un dólar, valor que fluctúa como con cualquier moneda.

Los alcances generados por Second Life han despertado el interés de instituciones y personalidades en hacerse parte de esta macro comunidad.

El político japonés Kan Suzuki se ha convertido en el primer legislador de un país real en abrir un despacho dentro de Second Life, para debatir sus nuevas propuestas con los ciudadanos de este mundo virtual, ofrecer charlas e incluso dar discursos.

La escuela de Leyes de la Universidad de Harvard ha instalado un campus virtual dentro de Second Life donde se puede asistir a foros sobre el Internet y la Sociedad.

A partir del próximo mes de julio, la Universidad de Barcelona impartirá cursos a través de esta comunidad. Esta casa de estudios pretende utilizar el espacio virtual en tres dimensiones como "herramienta de formación”. Los alumnos podrán de esta manera asistir a clases virtuales, simulaciones de situaciones con riesgo para el ser humano o visualizar conceptos complejos mediante simulaciones en 3D, además de conocer y explorar las posibilidades y funcionamiento del nuevo entorno.

En una entrevista realizada en la W Radio de Colombia , Eliza García, diseñadora del proyecto “Second Life de la Universidad de Navarra” en España, comentó que habían recreado una réplica exacta del campus de esa Universidad en Second Life para poder realizar estudios a distancia, tales como maestrías en tiempo real. “La idea que estuvimos gestionando y que vamos a proponer en breve es que otras universidades hispanoamericanas cooperen con nosotros para que den clases dentro de la infraestructura que ya creamos (...) la intención de nuestro proyecto es ver que pueden hacer las plataformas de educación dentro de la realidad virtual. Nosotros creemos que a través de este método, se puede mejorar la educación a distancia, ya que es mucho más interactivo que el e-learning tradicional”.

Las actividades culturales también tienen cabida dentro de Second Life, es habitual encontrar exposiciones y asistir a conciertos. En mayo de 2006 la emisora Radio1 de la BBC decidió ofrecer en Second Life su festival musical del fin de semana, que se celebra en el mundo real en Dundee, Escocia. La cadena creó un área de conciertos virtual con grandes pantallas de vídeo, donde los avatares se podían teletransportar y ver en directo a Pink, Snow Patrol o The Streets, entre otros grupos. Para los que preferían quedarse en su casa (virtual) la BBC creó aparatos de radio virtuales por los que sonaba la música del concierto, que además se podían duplicar gratuitamente y regalar a otros usuarios.

En noviembre de 2006 la banda U2 ofreció un concierto en Second Life. El lugar elegido fue un sitio llamado "Dragon Moon", donde habitualmente se programan actuaciones de grupos en directo. Esta banda de rock cuenta con un club de fans dentro de este mundo virtual, aunque no poseen un sitio permanente en él.

En cuanto a la compra y venta de enseres, la Marca Toyota vende vehículos en Second Life. Adidas y American Apparel venden ropa y accesorios para vestir a los personajes virtuales. Starwood Hotels ha construido una versión de “aloft” un nuevo hotel que el consorcio piensa abrir en 2008.

La agencia de noticias Reuters abrió una oficina virtual dentro de esta comunidad a finales de 2006. Esta planta publica textos, fotos y noticias en video del mundo real para los miembros de Second Life, así como noticias de la comunidad para los lectores que visiten la página de Reuters.

Second Life también reproduce zonas reales, recreándolas sin perder detalle. “Reforma” es una colonia que se asemeja a la Plaza de la Reforma de Ciudad de México, de allí su nombre. En el centro de ese lugar se erige un monumento con la forma del Ángel de la Independencia que está en la Plaza real. Existe una taquería en la que se puede ordenar tacos virtuales. La diferencia con el mundo real es que en lugar de pagarlos, uno recibe "Linden Dollars" por sentarse. En una visita que hizo un periodista de la BBC de Londres a esa taquería, conoció a un residente llamado Héctor Carmel, quien comentó: "Aquí se juntan todos los mexicanos. Veo a todos mis amigos así que está toda la diversión, al menos para mí”.

Liverpool la ciudad británica que vio nacer a Los Beatles también tiene su espacio en Second Life. Están representados sus sitios más emblemáticos como el pub “Flanagans Apple”, al que lo han hecho muy similar al original situado en la Mathew Street de esa ciudad y en el que normalmente tocan música irlandesa en vivo en el sótano. De hecho, en la versión de Second Life hay una puerta lateral que conduce al sótano donde hay montado un escenario. Además, en esta zona podemos encontrar una réplica de la tumba de John Rigby (difunto esposo de la famoso Eleanor Rigby) y una escultura del Submarino Amarillo de Los Beatles. También se encuentra representada la tienda de recuerdos de esta banda de rock, donde es posible comprar además de camisetas con diferentes motivos, pósteres originales del grupo para colgar en las paredes de las casas virtuales y hasta los discos de oro que recibieron por la venta de algunos de sus álbumes.

Colombianos dentro de Second Life

Un segmento de la pequeña Isla Pirineos del Sur de Francia, es el lugar donde reside temporalmente la comunidad colombiana “Colombia Conexión” dentro de Second Life. El creador y financista de este pequeño espacio responde al seudónimo de “Dallas492 Eilde”. Aunque no quiere revelar su verdadero nombre, se sabe que es un bogotano de 40 años que vive desde hace seis en Paris y trabaja en el sector financiero. En Second Life se dedica a negociar con finca raíz.

Dallas es el miembro colombiano más antiguo de esta comunidad, lleva 6 meses inscrito. Para el resto del grupo, Dallas es la guía que permite que permanezcan unidos. Éste paga el equivalente a unos 570 mil pesos mensuales para que sus compatriotas construyan un espacio virtual autóctono. Tiene el proyecto de comprar una Isla solo para la representación colombiana, donde se recreen los lugares más emblemáticos del país.

Aunque los compatriotas virtuales dedican tiempo a la diversión, también invierten parte de la jornada diaria en acciones de solidaridad con Colombia. Todas las tardes ofrecen charlas donde se tratan temas como el desplazamiento forzado, la violencia y la pobreza.

El pasado 12 de mayo este grupo realizó una marcha virtual, congestionando las principales calles de la Isla a fin de protestar por el secuestro en el país. Los manifestantes llevaron la Bandera Nacional, camisetas y pancartas alusivas a Colombia. Algunos residentes de otras naciones se unieron a la causa.

Esta comunidad constituida por 44 miembros, la mayoría profesionales, construyó un café para escuchar música colombiana y tocar el piano, una cicloruta con eventos programados, además de un museo y una playa para divertirse.
 
“Kamian Ur” es otro de los colombianos más destacados en este mundo virtual. Él es arquitecto y profesor de la Universidad Javeriana de Bogotá y dedica sus ratos libres a hacer construcciones en la localidad virtual donde reside junto con los otros 43 miembros de “Colombia Conexión” en Second Life. Fue el constructor del edificio sede de la comunidad y se encuentra trabajando en la creación de una universidad virtual. Su labor y la experiencia de otras universidades del mundo, han motivado a la Universidad Javeriana a preparar cursos que se dictarán en esta sede en construcción. También otras instituciones educativas colombianas, están interesadas en dar clases por este medio.







¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.