Martes, 17 de enero de 2017

| 2007/05/30 00:00

Rodrigo Granda, primer beneficiado con la excarcelación de guerrilleros promovida por el presidente Álvaro Uribe

Conocido como ‘el canciller de las Farc’, Granda es uno de los hombres de mayor rango de la guerrilla presos en una cárcel del país. Este miércoles el comisionado de paz, Luis Carlos Restrepo, le notificó que -quiéralo o no- quedará libre en las próximas horas.

Rodrigo Granda es miembro de la Comisión Internacional de las Farc y su labor consistía en viajar por el mundo buscando apoyo para la organización. Tras su captura, las Farc alegaron que fue secuestrado en Venezuela por caza recompensas.

Pese a las críticas que hasta la bancada uribista le ha hecho al plan gubernamental de excarcelación de guerrilleros, el presidente colombiano decidió jugársela a fondo con la iniciativa, que comenzará a regir en las próximas horas con la puesta en libertad de uno de los símbolos más importantes de los subversivos presos: Rodrigo Granda, el ‘canciller de las Farc’.

La noticia la conoció el propio guerrillero en la mañana de este miércoles, cuando el comisionado de paz, Luis Carlos Restrepo, llegó hasta la penitenciaría de La Dorada para notificarle que está incluido en el listado de excarcelables. La idea del gobierno es lograr un acuerdo con el guerrillero para que acepte irse Francia, Suiza, o Cuba, países que se ofrecieron a acoger a los miembros de las Farc, con miras a propiciar acercamientos para la liberación de los secuestrados y la suscripción de un acuerdo humanitario.

El gobierno está tan decidido a jugársela por esa vía que si Granda rechaza la idea de irse hacia algún país amigo igual quedará en libertad para que tome el camino que quiera.

Con esta estrategia Uribe parece retirar varios de sus reparos iniciales en torno a la excarcelación de guerrilleros. En primer lugar, ya no ve la idea como un imposible jurídico ni esgrime la independencia del poder judicial a la hora de dar vía libre a la liberación. En segundo término tampoco exige que los guerrilleros que se acojan a su propuesta salgan del país –al menos así lo demuestra el caso de Granda- ante el temor de que vuelvan a tomar las armas.

Granda fue capturado el 13 de diciembre de 2004 en Caracas, Venezuela, en medio de un confuso operativo que causó contradicciones entre miembros de inteligencia de los dos países.. Las autoridades colombianas aseguraron que el guerrillero -cuyo principal trabajo era viajar por el mundo difundiendo la ideología de las Farc y buscando apoyo para su causa- fue detenido por autoridades del vecino país y entregado a las colombianas en zonas de frontera. Sin embargo versiones de testigos señalaron que a Granda lo apresaron hombres con acento colombiano –al parecer caza recompensas- quienes habrían sido los que lo llevaron hasta Cúcuta.

Al momento de su detención Granda se encontraba concediendo una entrevista al periodista colombiano Ómar Roberto Rodríguez. Desde entonces, las Farc lo incluyeron en el listado de canjeables al que sumaron luego a Simón Trinidad y alias Sonia, extraditados luego hacia Estados Unidos.

A cambio de los guerrilleros las Farc ofrecen la liberación de 55 militares, policías y dirigentes políticos, algunos de los cuales llevan casi diez años secuestrados. De ese listado hacen parte los tres cooperantes militares de Estados Unidos que tripulaban una avioneta derribada en Caquetá y la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, quien según publicaciones francesas sería liberada en los próximos días por las Farc.

Uribe, quien durante sus cinco años de gobierno se ha negado a desmilitarizar parte alguna del territorio nacional para dialogar con las Farc sobre el intercambio, decidió imprimirle el acelerador al tema durante las últimas semanas, coincidencialmente signadas por el escándalo de la parapolítica que salpica a varios de sus más cercanos colaboradores en el gobierno y el Congreso.

De ahí que algunos analistas consideren que no es bueno hacerse ilusiones frente a un acuerdo humanitario, pues ni las Farc están comprometidas a liberar a alguno de sus rehenes como contraprestación, ni es bueno que el tema esté atado a la excarcelación de los congresistas presos por vínculos con las autodefensas, la mayoría de los cuales son uribistas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.