Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2008/03/19 00:00

Sale una fiscal delegada ante la Corte

Tras la renuncia protocolaria de 14 miembros de la Fiscalía por posibles filtraciones, Iguarán admitió sólo una dimisión, la de Martha Luz Hurtado

Martha Luz Hurtado acaba de dimitir de su cargo como fiscal delegada ante la Corte Suprema de Justicia

El Fiscal General de la Nación, Mario Iguarán, aceptó la renuncia de la delegada ante la Corte Suprema, Martha Luz Hurtado. La delegada presentó su renuncia ayer junto a otros 13 miembros de la Fiscalía entre los cuales se encuentra la Directora del Centro Técnico de Investigaciones (CTI), Marilú Mendez, el vicefiscal, Guillermo Mendoza Diago, y otros 11 fiscales delegados ante la misma corte. 
 
Todos presentaron su renuncia tras los reclamos del Fiscal sobre la una información que salió del círculo de los delegados, sobre el tema de la parapolítica en Antioquia que se filtró a unos políticos, entre los cuales está el gobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos.
 
Los delegados son del más alto nivel y quienes llevan los delicados casos de la parapolítica, el holocausto del Palacio de Justicia e investigaciones de generales y funcionarios importantes vinculados a procesos de corrupción. Hurtado, quien hasta ahora ha gozado de buena reputación como funcionaria de la institución, tenía a su cargo las investigaciones del ex gobernador de Cundinamarca, Pablo Ardila, y de el ex congresista Luis Fernando Almario, el primero por delitos contra la administración pública y el segundo por el delito de homicidio con fines terroristas y posibles nexos con las Farc y el paramilitarismo.

Uno de los fiscales comentó sobre la conveniencia de revisar la validez del capítulo “La rutas de la expansión paramilitar y la transformación política de Antioquia” sobre paramilitarismo en Antioquia, que se incluyó en la edición del libro Para Política, de la Corporación Nuevo Arco Iris que salió a la venta en febrero pasado.

El capítulo trata sobre cómo la expansión del fenómeno paramilitar coincidió con la aparición de nuevos grupos y movimientos políticos en Antioquia. Según la investigación, Ramos y otros políticos de Antioquia acrecentaron su caudal electoral en zonas de dominio paramilitar. “Mientras unos mataban otros gobernaban”, dijo López en una columna de prensa sobre su propia investigación. Esta mención revirtió en una inusual rueda de prensa en la que el gobernador de Antioquia amenazó con denunciar penalmente a los autores del libro.

Al parecer, según dijo a Semana.com un funcionario de alto nivel de la Fiscalía, la fiscal delegada ante la Corte, Martha Luz Hurtado, filtró la información de la reunión (quiénes eran los implicados y las acciones que se tomarían) a miembros del Congreso lo cual molestó a Iguarán. Como la información llegó a oídos de Ramos, –aunque no tiene ninguna vinculación formal al proceso – se inquietó y llamó al Fiscal General para verificarla.

Quienes presentaron su renuncia lo hicieron de manera protocolaria, es decir, para permitir que Iguarán tomara una decisión, ya que todos habían tenido acceso a la mencionada información.

En un comunicado de Fiscalía, Iguarán agradeció “la muestra de unidad y apoyo recibida de los altos funcionarios de la entidad, al poner a su disposición los cargos en aras de fortalecer la gestión investigativa”, y ratificó su confianza en la labor que cumplen los directivos y fiscales delegados ante la Corte.

Hasta ahora no se ha mencionado la posibilidad de que otras dimisiones sean aceptadas, por el contrario se conoció de que la directora del CTI, Marilú Méndez y el vicefiscal Mendoza Diago fueron ratificados en sus cargos.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.