Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2006/03/14 00:00

Salto al vacío

Casi la mitad de los representantes a la Cámara que lanzaron candidaturas al Senado se quemaron. Paradójicamente, estaban en las listas que resultaron más votadas.

Salto al vacío

La norma general dice que en lo primero que piensa un líder político cuando es elegido Representante a la Cámara es en pasar al Senado. Pese a que ambos cargos tienen los mismos salarios, manejan los mismos recursos, tienen los mismos regímenes de pensiones e inhabilidades y votan de la misma manera en el Congreso, la tentación de cambiar de una Cámara a otra significa pasar de la política regional a las grandes ligas de la nacional. Los senadores son los jefes de los grupos políticos a los cuales pertenecen los representantes.

Para estas elecciones 48 representantes hicieron el intento de dar el salto al Senado. Veinte fracasaron, lo cual significa que tendrán que esperar otros cuatro años para intentarlo de nuevo, con la desventaja de que sus maquinarias no estarán tan aceitadas debido a la sequía derivada de la ausencia de poder.

El mejor escenario -a menos que alguno de ellos sea nombrado en el Ejecutivo por el próximo gobierno-, es preparase para las elecciones de alcaldes, concejales, gobernadores, diputados y ediles, que serán dentro de año y medio. En ese caso, su salto resultaría hacia atrás en términos de expansión del poder político.

La lista que más representantes logró pasar a Senado fue la del Partido de la U (7), mientras que la conservadora concentró a la mayoría de quemados (8). De los 28 que ahora serán senadores, 20 pertenecen a partidos que respaldan al gobierno. Y de los 20 quemados 16 son simpatizantes del uribismo.

No deja de llamar la atención que la totalidad de los que fracasaron en su intento por llegar al Senado estaban en las listas más votadas. Algunos casos que llaman la atención son los de Muriel Benitorrebollo y Juan Hurtado. La primera señalada de tener vínculos con los paramilitares y el segundo, uno de los más furibundos uribistas del Congreso. Ambos se quedaron sin curul pese a estar en la lista conservadora.

Rocío Arias, quien no oculta sus simpatías por los paramilitares, también se quedó por fuera de la torta en esta ocasión. La analista Claudia López cree que el caso de Arias tiene varias explicaciones que van desde una derrota electoral del jefe paramilitar conocido como Don Berna, hasta un posible desinterés de los jefes de las AUC por los asuntos electorales. Ellos, sostiene López, parecen estar más concentrados en limpiar sus negocios.

Otro caso interesante es el del general retirado Jaime Ernesto Canal, quien fue la más alta votación del país en las elecciones para Cámara de hace cuatro años. Su derrota coincide con el surgimiento de nuevos receptores de voto de opinión en el Valle, así como con desaciertos en su estrategia publicitaria. Pocas semanas antes de las elecciones Canal aún no tenía partido debido a una pelea con el ex policía y senador Luis Elmer Arenas, quien tiene su mismo núcleo de votantes.

En el partido de la U lograron dar el salto Gina Parody, José David Name, Adriana Gutiérrez, Armando Benedetti, Zulema Jattin, Carlos Ferro y Ricardo Arias. Pero se quemaron figuras representativas como Manuel Enríquez Rosero, Sergio Diazgranados y Jairo Mantilla.

Los conservadores ubicaron en el Senado a Eduardo Enríquez Maya, Iván Díaz Mateus, Wbeimar Delgado y Alirio Villamizar. Pero perdieron las curules de Jorge Hernando Pedraza, Milton Rodríguez, Miguel Ángel Durán, Muriel Benitorrebollo, Juan Hurtado, Hernando Torres y Luis Eduardo Vargas.

En el Partido Liberal pueden cantar victoria Luis Fernando Duque, Carlos Julio González, Germán Aguirre, Luis Fernando Velasco, Jesús Ignacio García y Álvaro Ashton. Los quemados son Griselda Yaneth Restrepo y Ernesto mesa.

Por Cambio Radical lo lograron Rubén Darío Quintero, Nancy Patricia Gutiérrez, Reginaldo Montes, Bernabé Celis, Plinio Olano y David Char. Se quemaron César Negret y Tony Jozame.

Del Polo Democrático pasaron Gustavo Petro y Alexander López. En Alas Equipo Colombia se quemó el general Canal pero Óscar Darío Pérez logró el salto. El último de los quemados es el transportista José Gonzalo Gutiérrez, de Colombia Democrática.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.