Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2006/08/08 00:00

Se destrabó el TLC

Por fin se pusieron de acuerdo los gobiernos de Colombia y Estados Unidos sobre el tema agrícola. Ahora falta la aprobación en el legislativo.

El Presidente Álvaro Uribe; el ministro de Agricultura, Andrés Arias; y Hernando José Gómez, jefe del equipo negociador, durante una de las negociaciones del TLC en Washington, en una foto de archivo. Foto: Presidencia de la República

Sólo seis meses después del anuncio oficial, se puede decir por fin que la negociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia y Estados Unidos concluyó.

Ambos gobiernos revelaron el texto acordado en el tema agrícola, que se había
convertido en el principal escollo para dar por cerradas las negociaciones.

Inicialmente, la publicación de los textos se había alargado por problemas de traducción. Por eso, el 8 de mayo pasado fueron publicados todos los demás anexos con excepción del tema del agro. Las complicaciones se referían a los cuartos traseros del pollo y a las condiciones para el comercio del azúcar. Con la publicación del documento, el viernes pasado, se da por superado cualquier desacuerdo.

Ahora falta la notificación al Congreso de Estados Unidos, por parte de la administración Bush. A partir de este momento se cuentan 90 días, para que el texto sea firmado y pueda empezar la discusión en el legislativo norteamericano. Allí se espera que una dura polémica, pues el ambiente político estadounidense para los tratados de libre comercio no es muy bueno.

Pero la demora en el cierre de los textos, puso al gobierno colombiano ante una dura realidad: el 31 de diciembre próximo vencen las preferencias del Atpdea, y, obviamente, no habrá TLC para ese momento. El Atpdea permite el ingreso de una buena cantidad de productos nacionales a Estados Unidos con cero arancel, como las flores y los textiles. Por eso, la esperanza estaba cifrada en que el tratado entrara en vigencia el primero de enero, para cubrir el vacío que dejarán estos beneficios.

En Colombia, los dos trámites pendientes para el TLC: la aprobación en el Congreso y el aval de la Corte Constitucional, cosa que no ocurrirá antes del primero de enero próximo.

Las cuentas más optimistas señalan que lo pactado sólo entrará en vigencia en junio del próximo año.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.