Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2008/06/12 00:00

Se escala el contrapunteo Yidis-Uribe

El Presidente Uribe acusa a la ex congresista Yidis Medina de ‘chantaje’, y ella reafirma que el mandatario sabía de las prebendas que funcionarios del gobierno le ofrecieron para votar la reelección. La pelea está de alquilar balcón.

"El Presidente me dijo: 'Hija, apóyeme, necesito que la reelección pase. Haga Patria. Lo pactado y lo que yo le prometa será cumplido", contó la ex congresista Yidis Medina a la Revista Cambio.

Cada día que pasa se torna más candente la yidispolítica. El punto más álgido de la discusión, esta vez, corre por cuenta del Presidente y las declaraciones en las que asegura que la ex congresista Yidis Medina llamó a su hijo, Tomás Uribe, para chantajearlo. "Llamó por lo menos tres veces a mi hijo Tomás... Le dije que no le pasara más al teléfono, que no admitiera chantajes”, dijo el mandatario en un comunicado.

En la mañana del jueves el mandatario presentó a los medios las cuentas de teléfono en las que supuestamente aparece el número de la ex congresista. Según él, el 3125079823 fue el número que Medina dejó a las secretarias de su despacho, cuando intentó hablarle.

“En las sábanas de las llamadas, hojas de reporte, de la empresa Comcel, aparecen dos llamadas al teléfono de Tomás Uribe Moreno, realizadas el 24 de julio de 2007, la una a las 15.00.33 y la otra a las 15.07.04", leyó Uribe en el comunicado preparado para los periodistas.

Este es el cuarto comunicado, en menos de tres días, con el que el mandatario pretende probar que Medina fue quien intentó chantajear a miembros de su familia y a funcionarios del gobierno. Dentro de su campaña mediática para argumentar su defensa, también dio una entrevista televisiva a Vicky Dávila en horario triple A. Se nota que el Presidente esta preocupado.

La agitación de la Casa de Nariño, no deja de prestarse para suspicacias. Pues no está claro cómo el Presidente siendo víctima de “chantajes”, guardó silencio, cuando él no desaprovecha cualquier oportunidad que se le presenta para arremeter contra sus enemigos políticos.

Pero la ex congresista tampoco ha dejado de responder. Esta semana en un comunicado desde la cárcel El Buen Pastor de Bogotá, escribió: "Jamás he hablado con algún miembro de su familia. Jamás he hecho un chantaje al Presidente y su familia".

Medina está determinada a contarle a la justicia, cuáles fueron las presuntas prebendas que funcionarios del gobierno le ofrecieron para votar a favor del proyecto de reelección.
En entrevista publicada en la edición de esta semana por la revista Cambio, Yidis asegura que no conoce la voz de Tomás y se defiende de las acusaciones del mandatario, quien en una entrevista radial dijo que ella estaba involucrada en intentos de secuestro y de estafa en Santa Marta. La ex congresista también cuenta cuáles fueron algunos de los supuestos nombramientos de amigos suyos, que logró 'negociar' a cambio de su voto.

Antes que amilanarse, Medina vuelve a la carga, y ante la pregunta si reafirma que el Presidente estuvo enterado de los ofrecimientos que le hicieron para votar la reelección dijo: “Total y definitivamente. El Presidente conoce todo y por eso lo invito, ya que es un hombre ‘frentero’ como yo a que no se deje llevar por los impulsos y que no diga cosas de una persona que honestamente le sirvió y gracias a la cual tiene cuatro años más de gobierno”.

El rifirrafe continúa ascendiendo en la escala de embates, desde cuando el pasado 20 de abril, Noticias Uno publicó una entrevista hecha a la ex congresista en 2004. Medina aseguró haber votado el proyecto que facultaba al Presidente a aspirar a un nuevo período de gobierno, a cambio de dádivas burocráticas.

El martes de la semana pasada, la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes anunció la apertura de investigación preliminar al presidente Uribe por el supuesto delito de cohecho. El mandatario fue denunciado por el senador Luis Carlos Avellaneda y varios congresistas del Polo, el pasado 29 de abril. Con las prebendas, el mandatario se habría beneficiado para la modificación del Acto legislativo que permitió su reelección.

Como van las cosas, la Justicia tendrá trabajo para rato, porque una de las partes está mintiendo.




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.